TIEMPO

Un tiempo variable: Navarra vive su cuarta primavera más calurosa y el junio más 'fresquito' de los últimos años

La lluvia cae en la capital navarra durante la crisis del coronavirus. MIGUEL OSÉS
La lluvia cae en la capital navarra durante la crisis del coronavirus. MIGUEL OSÉS  

La primavera en Navarra ha tenido un carácter "muy cálido", con un valor promedio de +1,7 ºC, y "húmedo", con una acumulación promedio de precipitaciones del 142%, según el balance climátológico realizado por el delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología en Navarra, Pedro Oria, con motivo del cambio de estación de primavera a verano.

El año 2020 está resultando "anormalmente cálido" en la mayor parte del hemisferio norte, incluido el continente europeo. En zonas del interior y norte del continente asiático "se están dando valores extremos nunca antes observados entre los meses de enero y mayo", ha resaltado en una nota.

A nivel nacional, la primavera 2020 (periodo comprendido entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2020) ha tenido un carácter "muy cálido", con una temperatura media de 15,2 ºC, valor que queda 1,5 ºC por encima de la media de esta estación (período de referencia 1981-2010). Se ha tratado de la cuarta primavera más cálida desde 1965, por detrás de las primaveras de 2017, 2011 y 1997, y de la tercera más cálida desde el comienzo del siglo XXI.

Las anomalías han resultado ser mayores en el norte de la Península, especialmente las temperaturas mínimas. En cuanto a las precipitaciones, la primavera ha sido en su conjunto "muy húmeda", con una precipitación media sobre España de 237 mm, valor que queda un 37% por encima del valor medio del trimestre según la referencia 1981-2010. La mitad este peninsular es donde se han dado mayores acumulaciones respecto a la climatología.

En el caso de Navarra las anomalías térmicas del pasado trimestre tuvieron un valor promedio para toda la comunidad de +1,7 ºC. Marzo fue normal, abril fue "muy cálido" y mayo fue "extremadamente cálido", otorgando un carácter "muy cálido" al conjunto estacional.

La distribución espacial de estas anomalías muestra valores entre +1,0 ºC -en Los Arcos- y +2,3 ºC -en Irurita, Isaba y Oroz-Betelu- con respecto a las normales climatológicas de referencia. De especial relevancia es el comportamiento de las temperaturas mínimas con valores muy altos, especialmente en abril y mayo.

En cuanto a las precipitaciones, los porcentajes de acumulación en el pasado trimestre presentaron para el conjunto de Navarra un valor promedio del 142%. Marzo fue "muy húmedo", abril fue "húmedo" y mayo fue "normal", otorgando un carácter pluviométrico húmedo al conjunto estacional. La variación en su distribución territorial osciló entre precipitaciones próximas a la media en zonas como Burunda o Cinco Villas y cercanas al 300% en la Ribera de Tudela, con un superávit promedio de +59 mm para el conjunto de la Comunidad foral.

Han sido muy destacables las precipitaciones en forma de tormenta siendo dominantes en el trimestre de primavera. En buena parte de Navarra se han registrado en torno a 15 días de tormenta, más del doble de lo que es habitual. Así mismo destaca el episodio de nieve en cotas bajas del 31 de marzo.

En el caso de la estación principal en Navarra, la del aeropuerto, la primavera de 2020 ha sido "extremadamente cálida", la segunda más cálida desde 1975, tras la de 2011. La anomalía ha sido de 1,6 ºC sobre la normal de referencia de 11,8 ºC, destacando especialmente las temperaturas de abril y mayo, en torno a 2,5 ºC por encima de los valores mensuales climatológicos. De hecho, es el mes de mayo más caluroso desde al menos 1975 en la Cuenca de Pamplona con una temperatura promedio superior a los 17 ºC.

Respecto a la precipitación se han recogido 250 mm, un 33% por encima de lo normal y por tanto resulta un trimestre "muy húmedo". La cantidad de precipitación asociada a chubascos o tormentas se encuentra por encima del 50% del total. También se ha detectado un número de rayos "muy por encima de lo normal" y menor número de horas de sol que otros años.

Es destacable que el mes de junio está presentando temperaturas "claramente por debajo de lo normal". Sin embargo, las precipitaciones están "muy por encima" del promedio debido a las intensas tormentas.

La previsión estacional apunta a que en el trimestre comprendido por los meses de julio, agosto y septiembre de 2020 hay una mayor probabilidad de que la temperatura media se encuentre en el tercil superior en el sur peninsular, Baleares y Canarias.

En el norte peninsular la probabilidad de los terciles es la climatológica (periodo de referencia 1981-2010). Hay una probabilidad ligeramente superior a lo normal de que la precipitación se encuentre en el tercil inferior en toda España.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un tiempo variable: Navarra vive su cuarta primavera más calurosa y el junio más 'fresquito' de los últimos años