TERRORISMO

Un recuerdo desde Navarra para los que ETA arrebató: cientos de personas se congregan en un emotivo homenaje

El acto, organizado por Vecinos de Paz de Berriozar, ha dado comienzo pasadas las 19 horas en el cruce de la calle Fuente del Hierro con la Vuelta del Castillo.

Acto en homenaje al Guardia Civil Juan Atarés, asesinado por ETA en Pamplona en 1985, y recuerdo al resto de víctimas con la llegada de la Navidad. IÑIGO ALZUGARAY
Acto en homenaje al Guardia Civil Juan Atarés, asesinado por ETA en Pamplona en 1985, y recuerdo al resto de víctimas con la llegada de la Navidad. IÑIGO ALZUGARAY  

Más de 300 personas se han concentrado este lunes en la Vuelta del Castillo de Pamplona, en el lugar donde fue asesinado por ETA en el año 1985 el general Juan Atarés, para homenajear a todas las víctimas del terrorismo con motivo del inicio de las fiestas de Navidad y reclamar "verdad, memoria, dignidad y justicia".

El acto, organizado por Vecinos de Paz de Berriozar, ha dado comienzo pasadas las 19 horas en el cruce de la calle Fuente del Hierro con la Vuelta del Castillo, donde se han reunido víctimas del terrorismo, ciudadanos y representantes políticos.

Entre otros, han asistido al acto el vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez; la consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo; y el director general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos del Ejecutivo, Martín Zabalza. También ha estado presente el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, además de parlamentarios de Navarra Suma, la coalición de UPN, Ciudadanos y PP, y representantes del PSN.

El homenaje a las víctimas de ETA ha dado comienzo con un responso en memoria de "todos los que han sido víctimas de la sinrazón terrorista" y ha contado con la música de un coro rociero y las canciones interpretadas por un violinista.

Además, los asistentes al acto han colocado en el lugar donde fue asesinado el general Atarés 44 velas en recuerdo de las 42 personas asesinadas por ETA en Navarra y de los dos navarros que fueron asesinados fuera de la Comunidad foral.

En representación de los convocantes, Juan Frommknecht ha sido el encargado de dar lectura a un comunicado en el que ha lamentado que "año tras año, aún nos seguimos preguntando el por qué de aquellas atrocidades, de aquellos asesinatos cobardes, crueles e inútiles, de aquellos odios que nos los arrebataron y que nos hicieron vivir con miedo".

"Qué triste ha tenido que ser y tiene que seguir siendo la mesa de Navidad cuando falta alguien a quien queremos porque lo han matado, qué injusto, y qué dolor contemplar durante tantos años, inmersos en esa pena y ese vacío, como otros sí se solidarizaban con aquellos que los habían matado", ha afirmado Frommknecht.

Por eso, según ha dicho, "un día, tarde, muy tarde, decidimos juntarnos éste día, el día anterior a Nochebuena, el mismo día en el que alguien, que va a celebrar estas fechas con su familia, decidió acabar con la vida del genera Atarés, para recordarle a él y a todas las víctimas en Navarra".

"Queremos deciros que entonces y ahora sentimos vuestro frío y soledad, vuestra pérdida, la tristeza de vuestra familia en estas fechas y durante todo el año, aunque muchos no tuviéramos valor para expresároslo entonces", ha señalado.

En este sentido, ha manifestado que la "soledad" de las víctimas "nunca fue ética ni moral". Y ha asegurado que "nos duele vuestro dolor ante lo que pasasteis y seguís pasando". "Pedimos justicia para aquellos crímenes no juzgados, no hay verdadera paz sin justicia, no hay Navidad sin paz", ha aseverado.

Además, ha dado las gracias a "quienes siguieron los pasos de muchos a quienes hoy rendimos homenaje y desde las distintas policías, la Guardia Civil o el Ejército siguen aquel camino admirable de defender a su patria y a sus compatriotas, aquellos a quienes tanto odiaban y odian los asesinos y sus cómplices".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un recuerdo desde Navarra para los que ETA arrebató: cientos de personas se congregan en un emotivo homenaje