• martes, 26 de octubre de 2021
  • Actualizado 05:39

 

 
 

SOCIEDAD

Un terremoto de casi 4 grados de magnitud sobresalta a los vecinos de Pamplona y comarca

El temblor se ha sentido con gran nitidez sobre las 22.45 horas de la noche y han sido muchos los vecinos que se han percatado del movimiento. 

Un medidor sísimico señala la onda de un terremoto.
Un medidor sísimico señala la onda de un terremoto.

Un terremoto de casi 4 grados de magnitud se ha sentido este lunes por la noche en Pamplona y la comarca. 

El movimiento sísmico ha tenido lugar sobre las 22.45 horas y ha durado entre 5 y 10 segundos, tiempo en el que la mayoría de habitantes de la capital y de los pueblos de alrededor han podido sentir de manera clara el temblor. 

Se trata, según las primeras estimaciones del Instituto Geográfico Nacional, de un terremoto con epicentro en Lizoáin, el mismo punto donde hace unos cuentos meses también se sucedieron los temblores. La primera medición señalaba que había sido de 3,9 grados de magnitud, aunque posteriormente se ha rebajado a 3.6. 

Unos minutos después se ha sucedido una pequeña réplica de 3,1 grados de intensidad. 

Este movimiento sísmico ha tenido especial notoriedad en zonas como Egüés (Sarriguren, Gorraiz), Huarte, Noáin, etc

"Yo vivo en Villava, y lo primero que he sentido, ha sido el ruido, casi da más miedo que lo que es el temblor.....", explicaba esta noche una lectora de NAVARRA.COM sobre lo sucedido. 

"Yo vivo en Mendillorri. Y se ha sentido muy fuerte. Temblaban los cristales y los muebles", ha señalado en los cometarios de Facebook a esta noticia otro de nuestros lectores, que han colaborado de esta manera a conocer en qué puntos se ha sentido con más nitidez el temblor. 

En septiembre de 2020, hace poco más de un año, la Comunidad foral de Navarra acumuló más de 80 movimientos sísmicos en una sola semana centrados en el valle de Egüés, algunos de los cuales superaron la intensidad suficiente cómo para ser sentidos por los vecinos.

En aquel momento, después de varios temblores constantes que mantenían con el susto en el cuerpo a muchos navarros, el geólogo e investigador Antonio Aretxabala descartó que Navarra, pese a la oleada de más de 250 terremotos que sufrió en unas semanas, pueda sufrir un temblor catastrófico, ya que la comunidad se asienta sobre un terreno muy fragmentado, con muchas fallas, pero de pequeño tamaño.

Al igual que ha ocurrido esta misma noche, aquellos terremotos tuvieron epicentro en la localidad de Lizoain, y llegaron a los 4,4 y 4,6 grados de intensidad en los mayores que fueron sentidos por la población. 

"No tenemos que asustarnos, porque no va a haber terremotos catastróficos, puesto que las fallas no dan para cosas como las de Japón o las de California", zonas sobre placas en subducción que provocan terremotos de gran intensidad, señaló el geólogo, exprofesor de la Universidad de Navarra.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un terremoto de casi 4 grados de magnitud sobresalta a los vecinos de Pamplona y comarca