• jueves, 23 de septiembre de 2021
  • Actualizado 17:57

 

 
 

SOCIEDAD

Reserva de cita en las terrazas en Pamplona ante la demanda por el cierre de interiores: "El que se adelanta, canta"

Tan solo queda una semana para que las restricciones por la pandemia se relajen en Navarra y el interior de la hostelería pueda abrir de nuevo.

Una pareja sentada en una terraza al sol durante la tercera ola del coronavirus en Pamplona. MIGUEL OSÉS
Una pareja sentada en una terraza al sol durante la tercera ola del coronavirus en Pamplona. MIGUEL OSÉS

A una semana de que el interior de la hostelería vuelva a levantar sus persianas en Navarra, las terrazas siguen siendo el gran aliado de los bares y restaurantes que están sufriendo las restricciones derivadas de la pandemia.

En Pamplona, el buen tiempo acompaña y las mesas exteriores de los locales están todos los días a rebosar. Por ello, la mayoría de los establecimientos han puesto en marcha el servicio de reserva en terraza. Y no solamente para comer o cenar, si no también para tomarse simplemente algo a media tarde.

Muy probablemente, aquellas personas que no hayan sido previsoras este fin de semana, se habrán quedado sin hueco para poder disfrutar al aire libre de un aperitivo en cualquier bar de la ciudad. Y es que, quien no corre, vuela. "Nos va bien, la terraza funciona muy bien y, aunque nos da pena no poder coger todas las reservar del mundo, nos interesa más seguir manteniendo la seguridad", asegura Carlos Rodríguez, propietario de La Terraza de Baluarte.

Antes de la pandemia, la plaza en la que se encuentra este local, era un lugar "triste" al que acudían las personas que asistían por algún motivo al Palacio de Congresos; sin embargo, las restricciones le han dado un fuerte impulso y "ahora la plaza tiene vida. Existe la plaza del Castillo, la de Yamaguchi y ahora también la del Baluarte".

"Aproximadamente un 10% de la gente que llama no entiende que tenga que hacer una reserva, pero realmente es igual que llamar a un hotel y que no haya habitación. Llevamos haciendo reservas desde mayo, desviamos las llamadas que llegan a los teléfonos del establecimiento a nuestros propios móviles para no perdernos ninguna. El que se adelanta, canta", afirma el hostelero.

En La Terraza del Baluarte las reservas no tienen un tiempo determinado, hacen reservas de aperitivos hasta la hora de la comida, también comidas, 'tardeo' y cenas. "A la gente que quiere quedarse por la tarde después de comer les movemos de mesa, les trasladamos de las mesas de comidas, a otras que están destinadas a tomarse algo".

"Lo que queremos es que el público entienda que no es que no queramos coger sus reservas, sino que existe una limitación. Queremos seguridad y para eso vamos abriendo paulatinamente. La parte trasera de la terraza, por ejemplo, seguimos teniéndola cerrada. Funcionamos según la pandemia, si la pandemia evoluciona bien, nosotros también. Nuestra idea es ir poco a poco", dice Rodríguez.

"HAY CANTIDAD DE CASOS"

En el bar Baviera, situado en la plaza del Castillo, llevan haciendo reservas en la terraza desde que abrieron en 1970. "Creo que aquí nos cuesta avanzar. Las mejores terrazas están en los países nórdicos, porque allí tienen una climatología mala y se han adaptado. Aquí no nos dejan cerrar las terrazas, tenemos limitadas las alturas de los cerramientos... No sé por qué lo hacen, porque la gente demanda estar al aire libre", opina Santos, encargado del establecimiento.

Este hombre lleva trabajando en el bar Baviera desde 1988, cuando las terrazas eran lugares donde se tomaba un vino, un café o un vermú con un frito porque la gente no quería comer en la calle. "Cada vez ha ido a más, ahora nos gusta la calle. Y la pandemia lo que ha hecho ha sido agrandarlo todo", manifiesta.

"Cuando viene gente a comer, no sabemos cuándo se van a levantar, normalmente se quedan también a tomar algo después porque todo lo demás está lleno. De todas formas, creo que todo depende del clima, de cada persona y de sus preferencias. No es lo mismo un sábado con sol que uno con nieve. No hay una regla fija", concluye.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Reserva de cita en las terrazas en Pamplona ante la demanda por el cierre de interiores: "El que se adelanta, canta"