• martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 07:57

 

 
 

SOCIEDAD

Una jornada sobre teletrabajo defiende que es una oportunidad de contratar más mujeres

La Universidad de Navarra organizó la jornada "El teletrabajo del futuro" con académicos y directivos de importantes empresas españolas.

De izquierda a derecha, Javier Arellano, director académico del Máster Ejecutivo en Recursos Humanos y Digitalización de la Universidad de Navarra; Antonia Casado, directora de Recursos Humanos y Organización de Fundae; Mireia Las Heras, profesora del IESE Business School, y Pilar Rojas, senior leader de Repsol; además intervino de manera online,  Eusebi Llensa, CEO de Outvise. UNIVERSIDAD DE NAVARRA
De izquierda a derecha, Javier Arellano, director académico del Máster Ejecutivo en Recursos Humanos y Digitalización de la Universidad de Navarra; Antonia Casado, directora de Recursos Humanos y Organización de Fundae; Mireia Las Heras, profesora del IESE Business School, y Pilar Rojas, senior leader de Repsol; además intervino de manera online, Eusebi Llensa, CEO de Outvise. UNIVERSIDAD DE NAVARRA

La profesora del IESE Business School, Mireia Las Heras explicó en la jornada "El teletrabajo del futuro" que flexibilidad, igualdad de oportunidades y sostenibilidad son las tres oportunidades que ha abierto la pandemia en el futuro laboral.

En el encuentro, organizado por el Instituto Empresa y Humanismo de la Universidad de Navarra, intervinieron también directivos de Repsol, Fundae, Outvise y del Master Ejecutivo de Recursos Humanos y Digitalización del centro académico.

“El teletrabajo es una ocasión de contratar a las personas, no por cómo son, sino por cómo rinden. Es una oportunidad para contratar a más mujeres”, declaró Las Heras. Asimismo, los espacios de trabajo deberán adaptarse a las nuevas necesidades: “Los días que vamos a la oficina son para generar relaciones, embebernos en la cultura y co-crear”, expuso la académica que ha desarrollado un estudio sobre el teletrabajo durante los meses de pandemia en el Centro Internacional de Trabajo y Familia del IESE.   

Por su parte, Antonia Casado, directora de Recursos Humanos y Organización de Fundae, destacó la importancia de la formación de los empleados en herramientas tecnológicas: “La formación transversal es clave. En las empresas del sector público no se tiene experiencia en teletrabajo, pues hay una gran dependencia jerárquica”, señaló.

Este cambio debe ser gradual y exige un cambio de mentalidad, según recordó Pilar Rojas, senior leader de Repsol: “El teletrabajo no es un derecho, sino que responde a la naturaleza del trabajo”. De este modo, según Rojas, la empresa debe tener una propuesta de valor para cada tipo de empleado; y la solución se basa en la autogestión.

FLEXIBILIDAD PARA RETENER TALENTO

Sin embargo, el teletrabajo no es una realidad nueva y en el encuentro participaron empresas que ya lo practicaban, como es el caso de Eusebi Llensa, CEO de la tecnológica Outvise.

Llensa resaltó el trabajo en remoto como una ventaja competitiva para la captación de talento: “Si no ofrecemos a los candidatos flexibilidad perderemos mucho talento. Además, con el teletrabajo se me amplía el abanico de posibilidades como empleador. Si necesito a alguien que hable alemán, puedo contratar a alguien que esté en Alemania directamente”.

En la mesa redonda, moderada por Javier Arellano, director académico del Master de Recursos Humanos y Digitalización de la Universidad de Navarra, los ponentes consensuaron que además de una transformación de mentalidad, se debe adoptar un nuevo estilo de gestión. “Medir los objetivos es fácil en trabajos transaccionales, pero en trabajos creativos, medir la productividad es más difícil” destacó Llensa, quien aclaró que la productividad debe incluir la creatividad, la propuesta de valor y la aportación de cada empleado.

“Si no vamos a llegar al presencialismo digital”, destacó Rojas, que además aportó como ingredientes clave para este nuevo modelo de gestión: la autonomía, la confianza y la responsabilidad.  “Habrá que pensar en formas diferentes de medir el rendimiento de los empleados”, recordó Las Heras, proponiendo una transición ordenada que fomente la autonomía personal.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una jornada sobre teletrabajo defiende que es una oportunidad de contratar más mujeres