• sábado, 03 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

El taller de coches de Pamplona que triunfó en Halloween: "Lo demandan las nuevas generaciones"

El dueño de Autorrama, Fermín Cano, prepara durante un año la proyección que ha hecho las delicias de los chavales en Iturrama.

Taller 'Autorrama', en la calle Serafín Olave 29 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Fermín Cano en su taller 'Autorrama', en la calle Serafín Olave 29 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

El dueño del taller de coches Autorrama, Fermín Cano Goñi, ha celebrado Halloween de una manera muy especial sorprendiendo a los vecinos del barrio de Iturrama en Pamplona. Su proyección, el escenario y los disfraces que utilizó en el local donde repara automóviles han resultado todo un espectáculo para pequeños y mayores.

El taller de reparación de coches está muy cerca de otros establecimientos que hemos conocido en el apartado de comercio local, como es el caso de la tienda de té y café Spicytea o la nueva peluquería de Fernando Rodrigo HAIR Salon.

El propio Fermín Cano, ha explicado a Navarra.com cómo se le ocurrió la idea de montar un espectáculo sobre Halloween en su taller de coches: "Me licencié en audiovisuales en Bellas Artes y es mi segunda pasión. La primera son los coches. Esa faceta creativa la tengo de siempre y a veces la desarrollo".

"Hace tres o cuatro años hicimos alguna cosilla de Halloween en el taller y los chavales pasaban y nos preguntaban si repetíamos. Se creó una cierta expectativa y este año la cosa ha ido a más. El montaje ha sido más preparado, más espectacular, más laborioso y trabajado", asegura el dueño de Autorrama.

Taller 'Autorrama', en la calle Serafín Olave 29 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Fermín Cano en el Taller 'Autorrama' de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

En concreto lleva "un año de desarrollo técnico, de ver cómo lo quieres hacer técnicamente. Luego, construirlo en los ratos de comer, por las noches al acabar en el taller, el fin de semana quitándole tiempo a la familia que sufre esta afición".

"No ha sido fácil de encajar con el trabajo y estoy muy agradecido a mi mujer por su paciencia. Ha sido un año de desarrollo y otro de construcción", indica Fermín Cano.

El montaje hubo que hacerlo "muy rápido porque estamos trabajando a la vez en el taller. Han sido noches sin dormir, sin comer y sin desayunar. Acabamos un poco agotados".

El tema de Halloween "no se ha celebrado normalmente en Pamplona y tiene sus detractores. Lo entiendo, pero las nuevas generaciones de chavales lo están pidiendo. No te puedes negar a esta realidad y porqué no vamos a incorporarlo".

Taller 'Autorrama', en la calle Serafín Olave 29 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Taller 'Autorrama', en la calle Serafín Olave 29 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

"Es totalmente viable la noche de Halloween y al día siguiente Todos los Santos. No estás quitando, estas añadiendo y lo veo muy bien el celebrarlo", argumenta Fermín Cano.

En cuanto al montaje: "Lo he diseñado de tal manera que fuera viable. Los sistemas de proyección son muy caros y he buscado las opciones de segunda mano, económicos, para todos los sistemas informáticos".

"Son dieciseis proyectores sintonizados entre sí en una red controlada por un ordenador principal que está controlando las proyecciones y los sistemas de efectos, con lonas motorizadas que se aproxima a una ingeniería audiovisual", asegura el dueño de Autorrama.

Lo de Halloween ha sido su otra pasión: "Me ha dado la opción de hacer mi tema personal y unirlo a la realidad de un taller con sus posibilidades a pie de calle. Tenía la posibilidad, la ilusión y el conocimiento técnico para hacerlo. Lo que ha habido es mucho trabajo para con poco dinero hacer algo muy realista que diese al ojo", comenta Fermín Cano.

Taller 'Autorrama', en la calle Serafín Olave 29 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Taller 'Autorrama', en la calle Serafín Olave 29 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Autorrama, 40 años de vida en el barrio

Llevan 40 años con el taller Autorrama desde 1982: "Empezó mi padre Antonio y yo venía los veranos a ayudar. Cuando se jubiló hace trece años me decidí a seguir. Llevo el taller lo mejor posible. Es un negocio familiar", indica Fermín Cano.

El negocio del taller de reparación de automóviles actualmente "está muy revolucionado en estos momentos con los cambios técnicos, con los híbridos y los eléctricos. Hay mucha reparación ya que los coches nuevos no se pueden entregar a tiempo y el mercado de coches de segunda mano ha subido mucho".

Fermín Cano señala: "Todos los talleres estamos a tope. Cuando abrimos tras la pandemia teníamos cierto miedo, pero se trabajó con cierta normalidad. En principio tenemos un taller pequeño y podemos aguantar la crisis. Es un taller de barrio con una bolsa de clientes estable de vecinos", asegura.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El taller de coches de Pamplona que triunfó en Halloween: "Lo demandan las nuevas generaciones"