SOCIEDAD

Los 'siete magníficos del tablón' del encierro de Falces: "No nos damos ni sustos, pasa todo muy rápido"

Los siete vecinos de Falces se colocan cada año tras un tablón que sujetan con las manos para recibir a las reses que bajan a toda velocidad. 

Los 'Siete del tablón' en su sitio habitual en el último encierro del pilón de Falces del domingo 20 de agosto de 2017. EFE
Los 'Siete del tablón' en su sitio habitual en el último encierro del pilón de Falces del domingo 20 de agosto de 2017. EFE  

El tablón es sagrado y nadie se lo quita. Los falcesinos Jose Mari Mendibil, Gerardo Sanz, Angel Mari Aguirre, Pedro Armendáriz, Juan Diego, Jose Antonio Sanz, primo de Gerardo, y Alfonzo Pueyo son los valientes que reciben a las vacas que bajan derrapando del encierro del pilón de Falces protegidos únicamente por una tabla de 3 metros escasos de largo y uno de alto que sujetan con las manos. Al preguntarles por el origen del tablón, afirman que "está de siempre" aunque este domingo 20 de agosto les toca despedirse de él hasta agosto de 2018.

Desde hace años los siete se colocan siempre en el mismo orden detrás del tablón que agarran con las manos en la esquina de la vaquería de la calle Arrabal, justo después de la bajada del Pilón.

"A veces la gente se quiere llevar la tabla hacia un lado pero tenemos marcado en el suelo donde se pone" señala Pedro Armendáriz, el más jóven de los 'Siete magníficos del tablón' de Falces. El mayor de los siete suma ya 82 años.

Tal y como explican, aunque todos son de Falces, no son de la misma cuadrilla ya que "hay mucha diferencia de edad" pero no impide que durante las mañanas de fiestas pasen un rato juntos disfrutando de las vacas.

Armendáriz recibe a las reses en medio del tablón y fue el último en unirse a este selecto grupo de vecinos de Falces que va cambiando "porque cuando alguno se retira, entra otro". Sin embargo, desde que este último se unió al grupo ya ha pasado una década.

Alfonso Pueyo es el que dirige el tablón aunque entre todos se encargan de sacarlo del garaje colindante minutos antes de las 9 de la mañana los días en los que Falces celebra sus famosos encierros.

Al preguntarles si pasan miedo, lo tienen claro: "No tenemos sustos, porque pasa tan rápido que no da tiempo". También señalan que su sitio se respeta mucho entre los vecinos y que en los últimos años han visto como cada vez más gente se coloca en las siguientes filas detrás del tablón "sobre todo durante el fin de semana".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los 'siete magníficos del tablón' del encierro de Falces: "No nos damos ni sustos, pasa todo muy rápido"