• sábado, 15 de mayo de 2021
  • Actualizado 22:51

 

 
 

SOCIEDAD

Solo con sonarse la nariz: las infecciones que pueden prevenir los niños este invierno siguiendo unos sencillos pasos

Los logopedas afirman que muchos pequeños no se suenan correctamente la nariz y favorecen la entrada de agentes infecciosos como la otitis, la sinusitis o la rinitis.

Una clase del colegio Teresianas de Pamplona
Una clase del colegio Teresianas de Pamplona. SAN JUAN DE DIOS

Las logopedas del Hospital San Juan de Dios, Nerea Rosado y Amaia Salbarredi, han compartido la jornada con los 60 niños de cuarto de primaria del Colegio Teresianas Pamplona.

En su visita al centro han realizado con los alumnos “una sencilla maniobra” para mantener limpia la nariz y proteger así su voz y sus oídos en el comienzo del curso escolar. En la sesión han estado acompañados por la directora general del centro educativo, Marta Borja, la directora pedagógica de E. Infantil y Primaria, Mª José Díaz y los tutores Óscar Rebolé y Sonia Goya que han trabajado este tema con los niños.

Amaia Salbarredi ha explicado que “la mucosidad es un mecanismo de defensa para evitar virus y entrada de bacterias al organismo, pero una mucosidad excesiva es perjudicial para la salud”.

La acumulación de secreciones puede darse en cualquier época del año debido a los cambios de temperatura o a situaciones ambientales de sequedad: “prevenir los catarros es algo complicado según van bajando las temperaturas y es común que los niños no sepan destaponar la nariz o lo hagan incorrectamente, por eso es interesante ofrecerles pautas”. Nerea Rosado, puntualizaba que “tener obstruida la nariz, significa que nos acostumbremos a realizar una respiración oral, es decir, que el aire entre frío, seco y sin filtrar agentes externos a las vías respiratorias y favorecer así infecciones como otitis, sinusitis y rinitis o complicaciones mayores como las bronquitis, que son algunas de las repercusiones que puede tener el sonarse mal la nariz”.

TRUCOS PARA PREVENIR ENFRIAMIENTOS, CATARROS O EL CONTAGIO

Las logopedas han explicado a los escolares “algunos trucos” para intentar prevenir situaciones de enfriamiento y catarro, o el contagio como son, llevar un buff o “braga” en la garganta cuando comience a hacer frío, no salir al patio sin la chaqueta o abrigo o no compartir objetos de uso personal.

También han aconsejado no tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sucias y lavárselas con frecuencia además de beber mucha agua durante todo el día.

LA IMPORTANCIA DE UNA BUENA LIMPIEZA NASAL

La limpieza nasal resulta imprescindible como medida preventiva: “en nuestro trabajo como logopedas la limpieza nasal es fundamental. Que los niños y niñas sepan sonarse adecuadamente la nariz, dejando la entrada de las vías respiratorias despejada, facilita mucho las terapias”.

Nerea Rosado ha explicado que los oídos y la nariz son conductos conectados y muchas veces, cuando estamos resfriados, el oído acumula mucosidad provocando otitis: “si estas otitis se dan de manera recurrente desde edades tempranas, puede influir negativamente en el desarrollo del lenguaje puesto que la discriminación auditiva se ve comprometida."

"Además, si el niño o la niña no oyen bien debido a este taponamiento es muy probable que pierdan fácilmente la atención en clase perjudicando el rendimiento escolar”, ha continuado.

Otro factor que puede verse alterado es el sueño y, como consecuencia, el descanso: “las conexiones neuronales y la consolidación de la memoria para el aprendizaje también se pueden ver afectados si los procesos se encadenan”, ha puntualizado.

Por su parte, Amaia Salbarredi matizaba que “si la nariz es la que está congestionada, rápidamente optaremos por la respiración oral, y si llegamos a generalizar este patrón respiratorio, incluso después de haber curado el catarro, es probable que la musculatura orofacial pierda tonicidad interfiriendo en su desarrollo cráneo-facial y favoreciendo la aparición de trastornos en la articulación (dislalias) o de la masticación-deglución”.

Por todo ello es importante recordar, también a padres y profesores, que pueden ayudar a los niños a aprender a sonarse la nariz “para impedir el almacenamiento de secreciones en la cavidad nasal y así, poder prevenir infecciones respiratorias y futuras complicaciones”.

UNA MANIOBRA SENCILLA: CÓMO SONARSE LA NARIZ

Los niños, guiados por las logopedas, han realizado la sencilla maniobra siguiendo 6 pasos: coger un pañuelo de textura suave o de tela para no irritar la nariz y presionar una fosa nasal con el dedo índice y sacar el aire por la otra narina cubierta por el pañuelo. A continuación cambiar de fosa nasal y sonar nuevamente para limpiar posibles restos con otra parte limpia del pañuelo. Por último desechar o guardar el pañuelo y lavarse las manos con jabón secando bien las manos.

Las logopedas han recordado, además, que es importante desarrollar un hábito de higiene nasal y que este debe realizarse con especial frecuencia en periodos en los que la nariz permanece obstruida y han recomendado a padres y madres la práctica de lavados nasales con agua de mar isotónica para despejar las fosas nasales y mantener hidratada la mucosa nasal.

Dirigiéndose a los niños les han explicado que es necesario acostumbrarse a esta práctica porque es buena para su salud: “así que toca colaborar…”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Solo con sonarse la nariz: las infecciones que pueden prevenir los niños este invierno siguiendo unos sencillos pasos