• domingo, 29 de enero de 2023
  • Actualizado 16:31
 
 

SOCIEDAD

El Gran Hotel de Pamplona que se convirtió en la biblioteca del Casco Antiguo

Este año cumple 110 años de historia. Fue construido por el arquitecto donostiarra Francisco Urcola con una gran riqueza ornamental.

Fachada de la biblioteca del casco viejo en la plaza de San Francisco de Pamplona. Navarra.com
Fachada de la biblioteca del casco viejo en la plaza de San Francisco de Pamplona. Navarra.com

El actual edificio destinado a viviendas y a biblioteca pública del Casco Antiguo de Pamplona está situado en la Plaza de San Francisco. Es uno de los más espectaculares y bellos que se conservan en la capital navarra por sus dimensiones.

El edificio fue construido en 1912 como 'Gran Hotel' por el arquitecto donostiarra Francisco Urcola. Es uno de los edificios más significativos de finales del siglo XIX y principios del XX. También se le conoce con el nombre de edificio de 'la Agrícola', ya que fue sede de una sociedad de banca y seguros que se instaló a comienzos del siglo XX.

"Sus grandes dimensiones logran un buen efecto frente a la plaza de San Francisco. En altura despliega cinco plantas, cuatro de balcones, más una reducida buhardilla incluida en el abovedamiento del remate", según está catalogado y protegido en el plan municipal de Pamplona.

"Muy original resulta la forma redondeada con que se resuelven las esquinas, rematadas en unos 'cupulines' cubiertos con pizarra. Presenta gran cromatismo de materiales: ladrillo rojo, ocre, piedra de Tafalla, mosaico, pizarra y teja árabe".

"Su buena factura y su riqueza ornamental lo convierten en uno de los mejores ejemplos de la arquitectura civil de la ciudad. Fachadas y cubierta restauradas en 1996".

Las obras de construcción del edificio comenzaron en el mes de junio de 1910 y el coste total fue de 800.000 pesetas. Fue inaugurado el 9 de noviembre de 1912. Para muchos pamploneses es el edificio más señorial y hermoso de todo el casco viejo pamplonés.

El primer uso que tuvo fue como 'Gran Hotel' que se abrió al público el 26 de mayo de 1913. De hecho, aún se puede ver en la fachada del edificio que da a la Plaza de San Francisco el número 1913 dibujado en la zona más alta.

Este hotel de lujo fue promocionado por la razón social Mendizabal, Górriz y compañía. Los clientes disfrutaban de los adelantos más modernos de la época con un servicio, trato y cocina exquisito y novedoso en aquellos años. Se hablaba en francés e inglés para atender a los clientes extranjeros. Pese a todo, no fue suficiente para prosperar.

En 1918 el negocio hotelero fue traspasado al dueño del hotel La Perla, que pese a sus esfuerzos no pudo cambiar la situación. Su hotel de la Plaza del Castillo se llenaba, pero el de la plaza de San Francisco no levantaba cabeza y hubo que cerrarlo en 1934.

El edifico también acogió a la sociedad de banca y seguros 'La Agrícola', fundado en 1896 como aseguradora con sede en la calle nueva, y posteriormente se estableció en el inmueble de la plaza de San Francisco.

En 1921 tuvo unos beneficios de 373.000 pesetas, pero quebró el 14 de junio de 1925, desapareció como banco, y llevó a la ruina a muchas familias navarras. Eran unos años en los que Pamplona contaba con otras tres entidades bancarias: Banco de España, Crédito Navarro y La Vasconia.

En la parte del edificio que accede a la calle Nueva fue sede del Gobierno Civil de Navarra desde 1914 a 1924. Durante la guerra civil, de 1936 a 1939, sus bajos acogieron a la junta general de transportes y más tarde a la central nacional sindicalista.

De 1942 a 1964 fue sede de la comisaría de abastecimientos y transportes. Desde 1966 acogió la dirección de agricultura y ganadería de la Diputación Foral.

Desde el 11 de octubre de 1972 fue sede de la biblioteca general de Navarra, y desde 2010 es la biblioteca pública del casco viejo, ya que la biblioteca general se trasladó al nuevo y flamante edificio del Paseo Antonio Pérez Goyena en el barrio de Mendebaldea.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gran Hotel de Pamplona que se convirtió en la biblioteca del Casco Antiguo