SOCIEDAD

Tres localidades navarras, beneficiadas por la depuración de sus aguas residuales por el saneamiento del río Robo

Las obras han permitido anular las cuatro fosas sépticas que daban servicio a Legarda, Muruzábal y Uterga.

Acto de presentación de las obras de saneamiento del río Robo. Cedida
Acto de presentación de las obras de saneamiento del río Robo. Cedida  

La finalización de las obras de la II fase del saneamiento del río Robo ha permitido anular las cuatro fosas sépticas que daban servicio a las localidades de Legarda, Muruzábal y Uterga.

Así se ha puesto de manifiesto este jueves en un acto celebrado en la Estación de Bombeo de Aguas Residuales de Legarda, donde la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona ha presentado la finalización de las obras de la II fase del saneamiento del río Robo, después de que en 2002 se ejecutara la primera fase, que supuso la ejecución de un colector paralelo al río Robo para conducir las aguas residuales de las localidades de Adiós, Añorbe, Enériz, Tirapu y Úcar hasta la estación depuradora de aguas residuales de Puente la Reina.

Desde noviembre de 2019 hasta mayo de este año se han desarrollado las obras de la II fase que recoge las aguas residuales de Legarda, Muruzábal y Uterga, lo que ha permitido anular las cuatro fosas sépticas que daban servicio a estas localidades, ha informado la MCP en una nota.

Para ello, se ha ejecutado un colector de 4.969 metros para conducir las aguas residuales; además, en el caso de Legarda, se ha habilitado una estación de bombeo dotada con dos bombas que suman 5 kilovatios de potencia para salvar el desnivel de 15 metros existente entre el punto de recogida de las aguas y el colector general.

El presupuesto liquidado para ejecución de la obra ha ascendido a 1.078.650 euros (IVA excluido) que ha sido financiado íntegramente por el Gobierno de Navarra a través de NILSA, Navarra de Infraestructuras Locales, S.A.

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona se ha encargado de la redacción del proyecto y de la dirección de obra, así como de la ejecución de las obras.

En su intervención, el alcalde de Legarda, Silvestre Belzunegui, ha destacado que “en Legarda, Muruzábal y Uterga están muy contentos de que por fin puedan ver discurrir aguas limpias por sus regatas”.

MANCOMUNIDAD

Por su parte, el presidente de la MCP, David Campión, ha recordado que la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona tiene como misión la mejora de la calidad de vida en la Comarca, poniendo siempre el acento en las cuestiones medioambientales.

“Por ello, es una satisfacción para nuestra entidad saber que con este proyecto mejoramos la infraestructura de saneamiento de estas localidades”, ha destacado para valorar además la colaboración entre diferentes entidades para llevar a cabo este proyecto, con Gobierno de Navarra, NILSA, Mancomunidad de Valdizarbe, MCP y ayuntamientos vinculados al proyecto.

También, el director general de Administración Local y Despoblación del Gobierno de Navarra, Jesús María Rodríguez, ha señalado que este sistema de saneamiento supone un avance positivo y esperado.

“Con la nueva infraestructura presentada hoy se da una solución definitiva a la depuración de las aguas residuales de tres localidades y permitirá mejorar la calidad y el ecosistema ambiental del río Robo”, ha indicado.

Rodríguez ha añadido que la depuración de aguas residuales es clave en el futuro: “El agua será el recurso que más sufre con el cambio climático por lo que se hace imprescindible su máximo aprovechamiento. Todas las infraestructuras hidráulicas deben por tanto ser lo más eficientes posibles”.

DEPURACIÓN DE AGUAS RESIDUALES

La depuración de las aguas residuales es el proceso que permite liberar al agua la carga contaminante de los vertidos, eliminando aquellas sustancias que transporta como consecuencia de su uso. Gracias a este proceso, se preserva la calidad ambiental de los ríos.

Las infraestructuras de depuración de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona cuentan con cinco estaciones depuradoras: Arazuri (Comarcal), Etxauri, Ibero, Monreal y Zubiri, así como 120 filtros percoladores y fosas sépticas para las entidades de menor población y alejadas de la red de colectores comarcales. Además, dispone de siete estaciones de bombeo y 1.678 kilómetros de colectores.

Con el sistema de saneamiento del Río Robo concluido, todas las aguas residuales de las localidades de la falda sur de la sierra del Perdón son conducidas hasta la estación depuradora de Puente La Reina (Mancomunidad de Valdizarbe).


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Tres localidades navarras, beneficiadas por la depuración de sus aguas residuales por el saneamiento del río Robo