• lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 22:22

 

 
 

SOCIEDAD

Solera Asistencial, la residencia de Pamplona que pasea a sus mayores en bicicleta

Borja Macaya es el director general de Solera Asistencial, que da cuidados en Navarra a cerca de 2.500 mayores a través de sus diferentes servicios. 

Entrevista y reportaje Solera Asistencia con el gerente Borja Macaya en la residencia de La Vaguada de San Juan. MIGUEL OSÉS
Borja Macaya, director general de Solera Asistencial, posa con una de las bicicletas-triciclo que han incorporado para pasear a los residentes en la residencia de La Vaguada de Pamplona. MIGUEL OSÉS

Borja Macaya Rípodas dirige desde hace 10 años Solera Asistencial en Navarra, una empresa de atención a mayores que comenzó con la residencia La Vaguada de Pamplona y que, ahora, ofrece una amplio abanico de servicios en un sector en crecimiento y expansión. 

Propiedad del grupo Caja Rural, actualmente cuentan con 3 residencias (La Vaguada, Urban y Torren de Monreal en Tudela), 8 centros de día en Pamplona, Tudela, Larraga y Ribaforada, así como la atención domiciliaria dentro del concepto Solera en casa, con cerca de 500 familias atendidas en Pamplona y Tudela. 

De forma global, Solera Asistencia ofrece servicio a más de 2.500 personas con 450 trabajadores en plantilla, así como cerca de 700 personas en su cartera de atención para Solera en casa.

"Nos adaptamos a la capacidades físicas, cognitivas, económicas y a la organización de las familias. Damos a cada uno los servicios que necesita, asesoramos en los recursos y servicios o combinamos entre ellos.  Por ejemplo, una persona puede estar en el centro de día y por la tarde tener una persona en casa", explica Borja Macaya, directo general de Solera Asistencial. 

Tras el paso de la pandemia, todos los residentes han podido recibir ya la tercera dosis de la vacuna contra el Covid y se afronta el futuro con mayor optimismo, después del largo periodo de restricciones que trastocaron el tipo de vida, especialmente para los mayores. "Con las precauciones lógicas, han vuelto las visitas y las salidas de los mayores. La pandemia fue un tiempo en el que había que dedicarse a 'estar a lo que había que estar' y a eso se destinaron todos los esfuerzos. El centro de día estuvo cerrado y se aplicaron muchas restricciones, pero poco a poco y con limitación de aforos hemos retomado casi la normalidad", explica Macaya. 

"Ahora mismo, el desarrollo en domicilio es clave, porque cerca del 80% quieren seguir viviendo en su casa para poder seguir haciendo una vida familiar", indica el responsable de Solera, que añade que a los cuidados básicos y las tareas del hogar ya se han sumado otros servicios más especializados, como fisios, terapeutas y programas de promoción de la autonomía.

Borja Macaya, director general de Solera Asistencial, posa en el jardín de la residencia La Vaguada de Pamplona.
Borja Macaya, director general de Solera Asistencial, posa en el jardín de la residencia La Vaguada de Pamplona. MIGUEL OSES

Macaya explica que las necesidades de las personas mayores van a crecer, pero no sólo por la pirámide de población y porque vayan a ser más las personas que llegan a estas edades, sino porque culturalmente las familias han cambiado en las últimas décadas. "Las familias requieren cuidadores profesionales porque muchas veces es difícil compaginarlo con el tipo de vida actual y conciliar", mantiene Macaya. 

En opinión del responsable de Solera Asistencial, los centros de día y la atención domiciliaria van a retrasar la llegada de personas a las residencias de mayores, que podrán ser un complemente en las necesidades sociales de atención a los mayores. 

Dos personas conversan en uno de los salones de la residencia La Vaguada de Solera Asistencial en Pamplona.
Dos personas conversan en uno de los salones de la residencia La Vaguada de Solera Asistencial en Pamplona. MIGUEL OSES

"La residencia es un medio que funciona muy bien y cubre muchas necesidades. El medio residencial va a seguir siendo necesario, pero se van a abrir otras posibilidades que van a crecer, como los centros de día o la atención domiciliaria. Esto hará que quizá no sea tan necesaria la creación de plazas en residencias", reflexiona Macaya, que apunta que la media de edad en la residencia es de 88 años, con un 70% de mujeres por la diferencia en la esperanza de vida. Actualmente, Solera Asistencial dispone de 159 plazas en La Vaguada, 120 en Torre de Monreal y 47 en Urban. 

ACTIVIDADES Y ALICIENTE

El día a día en una residencia está lleno de momentos y ocupaciones, pero además existe un departamento destinado a generar nuevas actividades. "Queremos que sean significativas y que generen aliciente y motivación para los usuarios", señala Macaya

Una de esas nuevas actividades es la ruta en unas bicicletas muy especiales que permiten a los residentes pasear por Pamplona sentados en el triciclo mientras un voluntarios les lleve por lugares emblemáticos de la ciudad

"Los residentes pueden redescubrir espacios y momentos de la ciudad. Vuelven a pasar por el centro, lugares que quizá hace mucho tiempo que no visitan. Algo parecido ocurre con las luces de Navidad, los Sanfermines, etc", señala Macaya, que relata que las primeras experiencias están siendo sensacionales para los usuarios. 

"Hay gente que pasea por dónde vivía antes y se encuentra con vecinos, es algo que podría ser difícil sin esta oportunidad. Tenemos una alta demanda para probarlo", asegura el responsable de Solera. 

Esta iniciativa existía en algún otro lugar y desde la residencia de Pamplona se pusieron en contacto con una empresa de Dinamarca. Se adquirieron dos bicicletas eléctricas, estables y homologadas. Los voluntarios de Caja Rural que llevan a los mayores han hecho sesiones de entrenamiento para familiarizarse con ellas y les hacen de guías cuando recorren las calles, con explicaciones útiles durante el paseo. 

Un residente y un cuidador trabajan en el gallinero ubicado en el jardín de la residencia La Vaguada de Solera Asistencia en Pamplona.
Un residente y un cuidador trabajan en el gallinero ubicado en el jardín de la residencia La Vaguada de Solera Asistencia en Pamplona. MIGUEL OSES

Junto a esta novedosa actividad, Solera Asistencial también programa paseos a pie que se culminan con un pincho, tienen una huerta urbana en la residencia con gallinas, se fomentan terapias de realidad virtual, sesiones con canciones de la época, filmoteca, coro en colaboración con el Orfeón Pamplonés, concursos con los niños, etc. 

Para el futuro ya preparan la presentación de un equipo de fútbol andando para mayores en alianza con Osasuna, algo que presentarán en breve y que promete ser otra iniciativa llamativa dentro de todas las organizadas por Solera Asistencial. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Solera Asistencial, la residencia de Pamplona que pasea a sus mayores en bicicleta