• martes, 11 de mayo de 2021
  • Actualizado 16:40

 

 
 

INUNDACIONES

Las previsiones se cumplen y la situación de los ríos navarros se complica en varios puntos de la geografía foral

La alerta por inundaciones se mantiene en la Comunidad foral hasta este próximo viernes, según anunció el Gobierno de Navarra.

El río Arakil crece con las precipitaciones continuas en Navarra ALEJANDRO VIEDMA
El río Arakil crece con las precipitaciones continuas en Navarra ALEJANDRO VIEDMA

La situación de los ríos navarros es crítica debido a las intensas lluvias que afectan a gran parte de la Comunidad foral.

De hecho, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha alertado de que el Ebro y sus afluentes continúan con la tendencia ascendente y no descarta avenidas de carácter extraordinario que pueden afectar de manera importante "incluso en los núcleos de población".

Cuatro de los cauces que discurren por Navarra se encuentran en estos momentos (8 horas) en situación de alerta.

El Gobierno de Navarra activó este pasado miércoles la fase de preemergencia ante la previsión de que las aguas de los distintos ríos anegaran carreteras, campos e incluso municipios forales.

Así, en estos momentos, la Cuenca del Arga a su paso por la comarca de Pamplona se encuentra en alerta después de registrarse un nivel de 2,72 metros a su paso por la capital navarra y su caudal supera los 302,69 metros cúbicos por segundo con una tendencia a la baja.

La situación no es mucho mejor en Arazuri, en donde el Arga se mantiene en los 3,52 metros y alcanza los 463,11 metros cúbicos por segundo.

En la parte baja de las aguas del Arga, más abajo de la confluencia con el Arakil, el caudal del río a su paso por Echauri sigue su tendencia creciente y sus aguas rozan los 6 metros y ascienden a los 939 metros cúbicos por segundo.

En la localidad navarra de Funes, el Arga supera los 5,26 metros de altura y su caudal, los 571,79 metros cúbicos.

En la Cuenca del Ega, esta mañana de jueves ha amanecido complicada con el río Ega en alerta a su paso por Estella con una altura de 4,07 metros y un caudal que roza los 220 metros cúbicos por segundos.

Además, sus aguas se encuentran en situación de prealerta en otros municipios cercanos como Baríndano, Arquijas, Murieta y Andosilla.

Asismimo, la tendencia muestra que en las próximas horas se incrementarán aún más las aguas de este río navarro.

Por su parte, el río Aragón también discurre con mucha fuerza a la altura de Caparroso, en donde sus aguas superan los 4,13 metros y su caudal asciende a los 712,94 metros cúbicos por segundo, mientras que el Urederra ya se ha desbordado y ha provocado el corte de la carretera NA-718 a la altura de Amescoa Baja.

El Ebro, a su paso por Castejón, muestra su furia con un fuerte caudal que alcanza los 1.861 metros cúbicos por segundo (se prevé que llegue a los 2.000) y una altura que se queda por debajo de los 7 metros (6,80).

La Policía Foral ha destacado que ya se ha producido "algún debordamiento menor" en varias zonas.

No obstante, la CHE advierte de que en las próximas horas se seguirán superando con claridad los caudales registrados aguas arriba de Castejón (Navarra) y la punta del Ebro en ese punto podría alcanzarse durante la madrugada de mañana, viernes.

Además, el Cidacos en Olite también ha incrementado notablemente su caudal y la situación asciende a prealerta con tendencia a la baja.

Las previsiones de las últimas horas apuntaban a que las mayores crecidas se producirían esta madrugada de jueves, según el Comité de seguimiento de la fase de preemergencia del Plan Especial de Emergencias.

El comité se encuentran siguiendo la situación junto a la consejera de Función Pública, Interior y Justicia, Mª José Beaumont Aristu y está previsto que la alerta por inundaciones en la Comunidad foral de Navarra se mantenga hasta el próximo viernes por la continuas lluvias.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las previsiones se cumplen y la situación de los ríos navarros se complica en varios puntos de la geografía foral