PREMIUM  SOCIEDAD

Los trabajadores de la Casa de Misericordia ruegan al Gobierno que medie en su conflicto laboral

Los sindicatos reclaman una subida salarial y que se garantice dos fines de semana libres al mes.

Caravana de coches de los sindicatos de los trabajadores de la Casa de la Misericordia para reclamar un convenio justo. IÑIGO ALZUGARAY
Caravana de coches de los sindicatos de los trabajadores de la Casa de la Misericordia para reclamar un convenio justo. IÑIGO ALZUGARAY  

Todos los sindicatos de la Casa Misericordia de Pamplona han registrado iniciativas en el Ayuntamiento de Pamplona y en el Parlamento de Navarra solicitando apoyo a sus reivindicaciones y pidiendo al vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, que actúe para desbloquear el conflicto laboral en la Casa Misericordia de Pamplona

En la citada residencia trabajan 270 personas, y hay 550 personas residentes de las cuales 77 están concertadas por el Departamento de Política Social.  A juicio de los sindicatos “el Comité de la residencia Casa Misericordia junto con la dirección de la misma, hace un año que iniciaron la negociación del nuevo convenio. Durante este tiempo, la empresa no ha ofrecido prácticamente nada que garantice unas condiciones mínimamente dignas para las trabajadoras de esta residencia”.

En opinión de los sindicatos ELA, LAB, CCOO, USO, Satse y UGT “es evidente que existe una responsabilidad pública en el desbloqueo de esta situación". Destacan las 77 plazas concertadas y que "por lo tanto el Gobierno de Navarra debe velar porque en aquellas residencias en las que haya conciertos se ofrezca una atención de acuerdo a estándares de calidad óptimos".

En este sentido, los representantes de los trabajadores destacan como relevante que todas las instituciones públicas "actúen y medien" en un conflicto laboral paralizado desde hace un año. 

Las demandas que han trasladado a la dirección pasan por una subida salarial "siempre por encima del IPC de Navarra que garantice que ninguna de estas trabajadoras tenga que asumir perdida de poder adquisitivo" y una reducción de jornada a la que se pueda acoger toda la plantilla.

Asimismo reclaman que la redacción del texto del convenio con un "blindaje" a la última reforma laboral impuesta por Rajoy y que las incapacidades temporales por accidente no laboral o enfermedad común se complementen hasta el 100%, además de que se reorganice el calendario de tal manera que se puedan garantizar dos fines de semana libres al mes.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los trabajadores de la Casa de Misericordia ruegan al Gobierno que medie en su conflicto laboral