• sábado, 28 de mayo de 2022
  • Actualizado 13:28

 

 
 

SOCIEDAD

Los sindicatos se enfrentan en Navarra por la nueva reforma laboral

CCOO y UGT han defendido los "avances sustanciales", mientras que ELA, LAB, Steilas, ESK, Etxalde e Hiru han dado un "no rotundo" a reforma laboral.

El sindicato LAB celebra su manifestación central de Navarra con motivo del 1 de mayo en Pamplona, bajo el lema "Aldaketa da aukera! Por un cambio de rumbo". MIGUEL OSÉS
Imagen de archivo de una manifestación del sindicato LAB. MIGUEL OSÉS

CCOO y UGT han defendido este miércoles los "avances sustanciales" que incluye la reforma laboral y han llamado a los partidos políticos a que "estén a la altura de las circunstancias" y la convaliden en la votación que tendrá lugar este jueves en el Congreso de los Diputados.

Han criticado las posturas políticas y sindicales que "sobreactuan y hacen que se desfiguren las conquistas" de este acuerdo y han advertido de que, de no aprobarse, se regresaría a la "nociva" reforma laboral del PP a 2012.

Así se han pronunciado en rueda de prensa los secretarios generales de CCOO y UGT, Chechu Rodríguez y Jesús Santos, quienes han censurado, además, las pintadas aparecidas en su sede en Pamplona y en otras localidades en contra de esta reforma laboral.

El representante de CCOO ha afirmado que la modificación de la reforma laboral es un "nuevo contrato social" que "supone un avance evidente en derechos y cambia la dirección antisocial de anteriores reformas". Ha destacado que "da seguridad" a los trabajadores "al reconocer la ultractividad de los convenios" y "da margen" a los sindicatos a negociar uno nuevo "sin la presión de que el convenio que se aplica decaiga".

Por ello, ha rechazado la postura de los "partidos nacionalistas". "Esto no va de hablar sólo de nuestra parcela, de nuestra comunidad autónoma, esto va de construir una base de derechos sólida y común para todos los trabajadores de España", ha subrayado.

Asimismo, ha confiado en que UPN, "que ha defendido siempre en esta Comunidad el diálogo social y la concertación entre los agentes sociales y económicos y sus propios Gobiernos, mañana ponga un poco de raciocinio en esa posición frentista con el Gobierno de España y vote a favor del decreto".

Chechu Rodríguez ha afirmado que la "precariedad" actual proviene de la anterior reforma laboral que "abrió la puerta a que los convenios de empresa pudieran rebajar las condiciones que se habían pactado en los convenios sectoriales". Así, ha considerado que reivindicar los convenios de empresa "no beneficia a la clase trabajadora" sino que "dispersa su fuerza sindical".

El dirigente de CCOO ha defendido que la reforma laboral "piensa en grande" y supone "un avance en derechos evidente". Por ello, ha criticado las "posiciones políticas y sindicales que sobreactuan y hacen que se desfiguren las conquistas". "El riesgo ahora no es conseguir poco, sino no conseguir nada", ha remarcado.

El dirigente de UGT Navarra, por su parte, ha asegurado que la reforma labora es "un hito histórico para este país" y un "buen acuerdo" porque "por primera vez en muchos años logramos que los trabajadores y las trabajadoras ganen derechos". Ha resaltado, además, que "permite revertir los aspectos más lesivos de la nefasta reforma laboral impuesta unilateralmente por el PP en el año 2012 y que ha llevado a la desregulación del mercado laboral y a perpetuar las desigualdades, la temporalidad y la precariedad".

Jesús Santos ha señalado que, con este acuerdo, "recuperamos el equilibrio de la negociación colectiva, eliminando la espada de Damocles que suponía para los negociadores la supresión de la cláusula de ultraactividad". Igualmente, ha valorado que "beneficiamos a miles de trabajadores y trabajadoras que verán cómo sus contratos eventuales pasan a ser indefinidos".

En esta línea, ha subrayado que "la recuperación de la prevalencia de los convenios sectoriales sobre los de empresa en materia de salarios permitirá que miles de trabajadoras de empresas multiservicios reciban hasta 8.000 euros al año más por el mismo trabajo que venían realizando". Igualmente, ha destacado los "avances" en "perspectiva de género" y los beneficios para el empleo juvenil "con el refuerzo de la definición y causalidad del contrato formativo".

Y ha advertido de que "todos estos avances pueden irse al traste" si este jueves en el Congreso no se convalida la reforma laboral "a pesar de que no existen argumentos políticos para votar en contra". Así, ha criticado que los socios de Gobierno "se están escudando en los aspectos que quedan por negociar, en vez de valorar la reforma por lo que contiene". Misma actitud, ha dicho, de ELA y LAB, a quienes ha reprochado "su mirada cortoplacista y su estrategia sindical ineficaz para mejorar la vida de las personas".

"Hemos dicho por activa y por pasiva que somos conscientes de que este acuerdo no es un punto y final y que seguiremos luchando incansablemente por los aspectos que han quedado pendientes", ha remarcado Santos, que ha recordado, además, que "ha sido la Unión Europea la que ha marcado el orden de prioridades de este primer acuerdo y que supone una condición irrenunciable para recibir los fondos de reconstrucción".

Así las cosas, ha señalado que los partidos políticos deberán decidir este jueves en el Congreso "si mantienen todos los aspectos de la nociva y perjudicial reforma laboral del PP perjudicando los intereses de la clase trabajadora o avalan los avances sustanciales acordados". "El futuro y la mejora de las condiciones de miles de personas está en sus manos y sería injustificable que les dejen en la estacada", ha concluido.

ELA, LAB, Steilas, ESK, Etxalde e Hiru

Por su parte, los sindicatos ELA, LAB, Steilas, ESK, Etxalde e Hiru han dado este miércoles, en una concentración celebrada en la Plaza Consistorial de Pamplona y en diferentes movilizaciones en los centros de trabajo, un "no rotundo" al acuerdo sobre la reforma laboral alcanzado por el Gobierno con la CEOE, UGT y CCOO.

En la concentración, en la que se ha portado una pancarta con el lema "Lan erreforma honi ez" (No a esta reforma laboral), el coordinador de ELA en Navarra, Imanol Pascual, ha exigido a los partidos políticos que voten en contra de la reforma porque "es la única opción de mantener viva la esperanza de derogar la reforma de Rajoy y la reforma de Zapatero".

Pascual ha señalado a los medios de comunicación que PSOE y Unidas Podemos "no tienen mayoría y necesitan el voto de otros partidos políticos, entre ellos UPN, PNV y Bildu", por lo que "hay posibilidades reales todavía de mejorar el contenido de la reforma laboral".

Sin embargo, ha indicado, "PSOE, Unidas Podemos, UGT y CCOO están haciendo todo lo que está en su mano para impedir que se mejore esa reforma y creemos que es un papel muy triste para quien se hace llamar Gobierno más progresista de la historia y sus sindicatos".

Ha subrayado que "partidos políticos como Ciudadanos e incluso el propio José María Aznar están a favor de que se apruebe", lo que "es una demostración muy clara de que el contenido de lo que mañana se quiere aprobar en Madrid es muy malo para los trabajadores y trabajadoras".

Pascual ha resaltado que "existe en Navarra una mayoría que está pidiendo un marco propio de relaciones laborales para que podamos decidir en Navarra nuestras condiciones laborales sin injerencias de Madrid y respetando que en Navarra UGT y CCOO no tienen el 50 % de representación".

Por su parte, el coordinador de LAB en Navarra, Imanol Karrera, ha puesto de relieve que los sindicatos CCOO y UGT, "para alegría de los empresarios navarros, nos dicen que aquí no podemos decidir los trabajadores y trabajadoras navarras cuáles deben ser nuestras condiciones de trabajo".

"Nos dicen que tenemos que sufrir las malas condiciones que negocian y deciden en Madrid", ha apuntado Karrera, quien ha afirmado que esta reforma "mantiene la precariedad, la flexibilidad, la opción de no cumplir los convenios y sobre todo mantiene los despidos libres y baratos".

El Gobierno de PSOE y Unidas Podemos "no ha cumplido con su promesa, con el compromiso que recogió su programa electoral ni ha cumplido con los acuerdos con otros partidos políticos como EH Bildu para derogar íntegramente la reforma laboral", ha denunciado.

Y lo hacen, ha añadido, "en nombre del diálogo social, con el sindicalismo de acompañamiento de CCOO y de UGT y nos dicen además que, aun habiendo la posibilidad de mejorar ese texto en el Congreso español, cierran la puerta a cualquier opción de alternativa".

Por ello, ha manifestado, ELA, LAB, Steilas, ESK, Etxalde e Hiru quieren decir que "este acuerdo no nos representa y que conocemos de sobra los acuerdos alcanzados en el diálogo social aquí en Navarra con CCOO, UGT y la CEN y sabemos lo que significan".

"Vamos a trabajar hasta el último minuto para que esta reforma laboral no salga adelante, pero también adquirimos un compromiso para seguir luchando en favor de una alternativa en Navarra y por eso decimos que no vamos a facilitar, que vamos a obstaculizar esta reforma laboral en Navarra si se aplica y que sobre todo vamos a pelear para que de una vez por todas en Navarra tengamos un marco propio de relaciones laborales que nos permita decidir aquí nuestras condiciones de trabajo", ha concluido.

Iratxe Álvarez, de ESK, ha asegurado asimismo que se trata de una reforma laboral "que no es ni la que las trabajadoras y los trabajadores queríamos ni la que necesitábamos, que incumple lo prometido por el Gobierno de Madrid, que dijo que derogaría la anterior reforma laboral".

Además, ha aseverado, "es una reforma laboral que está llena de carencias" y por tanto es "es una oportunidad perdida de recuperar derechos, pero también de generar nuevos derechos".

También ha lamentado que esta reforma "no tiene ninguna perspectiva feminista" y además "han perdido la oportunidad de incluir a las trabajadoras de hogar y de cuidados en el régimen general".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los sindicatos se enfrentan en Navarra por la nueva reforma laboral