PREMIUM  EDUCACIÓN

Clamor contra la exigencia de euskera en casi la mitad de las plazas de la OPE de maestros en Navarra

El sindicato UGT ha mostrado su desacuerdo y ha advertido que los requisitos "no se ajusta a la realidad lingüística de Navarra".

La consejera de Educación, María Solana, comparece en el Parlamento. Archivo / PABLO LASAOSA
La consejera de Educación, María Solana, comparece en el Parlamento. Archivo / PABLO LASAOSA  

El sector de Enseñanza de UGT cree que la exigencia de euskera en el 43,70% de las plazas de la convocatoria de oposiciones de maestros, publicado este lunes en el BON, "no se ajusta a la realidad lingüística de Navarra, ni a las necesidades educativas y resulta discriminatorio para el profesorado castellanohablante".

El sindicato ha afirmado en una nota que el requisito de euskera afecta a 281 de las 643 plazas vacantes, "un criterio que no ha sido negociado en la Mesa Sectorial". Además, ha señalado que "no se conocen los centros a los que están adscritas, lo que genera serias dudas a la justificación de dicha necesidad".

La responsable de Enseñanza de la UGT, María José Anaut, ha asegurado que "la exigencia de euskera en un porcentaje tan elevado de plazas provoca, una vez más, una situación de injusticia para el profesorado de castellano, que, pese a ser un colectivo más numeroso, se ve relegado en las necesidades de en beneficio del colectivo de profesorado de euskera, que es minoritario".

El sindicato ha señalado que esta situación, sobre la que ha recibido "quejas de aspirantes a la contratación", ha llevado a la UGT a analizar las plazas que se les han dado a los docentes de euskera, "quedando demostrado que en más de 60 plazas completan horario con horas de castellano".

Esta actuación, "impropia y perjudicial para la calidad de la enseñanza y para los docentes de castellano, que están perfectamente preparados", fue denunciada por UGT en una comparecencia en el Parlamento de Navarra el 3 de octubre del 2018.

María José Anaut ha afirmado que "la realidad sociolingüística no se ajusta a esta convocatoria, puesto que el euskera debería tener un valor positivo pero no obligatorio, salvo para docentes que impartirán en esta lengua". "Sin embargo, la oferta del Cuerpo de Maestros ha establecido un porcentaje desproporcionado para la realidad sociolingüística de Navarra, de acuerdo con las cifras oficiales del propio Gobierno, que sitúan el conocimiento de euskera en un 13% de la población, y con los datos del Soziolinguistika Klusterra, y para las necesidades del alumnado navarro, haciendo realidad la afirmación de la presidenta Barkos de que el suyo es un gobierno nacionalista abertzale para una sociedad que no lo es", ha indicado.

Así, ha añadido que "el que casi la mitad de las vacantes sean destinadas a aspirantes de este idioma, conculca la igualdad de oportunidades, puesto que los aspirantes de euskera pueden optar también a las vacantes de castellano en la OPE, con lo que se les da una doble oportunidad".

Anaut ha señalado que UGT, "un sindicato comprometido con la igualdad de oportunidades, exige a la Administración una actitud más respetuosa hacia la totalidad de los ciudadanos, algo incompatible con un modelo de Administración euskaldunizada para una sociedad que no lo es".

En cuanto a las bases de la convocatoria, UGT ha criticado que "no hayan sido negociadas" y ha asegurado que "de un tiempo a esta parte es lamentable que se pretenda sustituir la verdadera negociación con un simple feedback electrónico, desvirtuando así el hecho de plantear con rigor aspectos importantes de la convocatoria". El sindicato no descarta impugnar aspectos concretos de la misma, que "arrastran ambigüedades de la norma de gestión de listas, que contó con el voto negativo de todas las fuerzas sindicales, a las que se ha ignorado totalmente".

CSIF DENUNCIA LA FALTA DE TRANSPARENCIA

El sector de Educación de CSIF critica que la convocatoria de las oposiciones no ha sido negociada en la mesa sectorial. Además, denuncian que "no contempla ningún cambio significativo respecto a la convocatoria de del año pasado por lo que se repiten los mismos errores que ya fueron denunciados y no se han corregido".

CSIF asegura que la convocatoria del Gobierno del cuatripartito "no contempla ni las pruebas no eliminatorias ni los criterios de calificación de las pruebas, en particular de la prueba práctica, como exigen la mayoría de los opositores".

El sindicato lamenta que el departamento de Educación tampoco ha incluido la lectura pública de la primera prueba, "como solicitó por CSIF para garantizar una mayor transparencia en las calificaciones y así ocurre en otras comunidades autónomas", recuerda la organización.

Alertan además que se está a la espera de conocer una próxima sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra respecto a los criterios sobre la distribución de plazas entre castellano y euskera por lo que la misma puede verse afectada.

CSIF también denuncia la "pasividad de la mesa sectorial de Educación porque el departamento no ha sometido a negociación la convocatoria con los sindicatos" y asegura que vulnera los derechos a la negociación colectiva con los representantes del profesorado.

"No hay precedentes de un comportamiento antisindical similar absolutamente intolerable por parte de los responsables de Educación", asegura CSIF, que va a exigir al departamento de Educación que cumpla con las "exigencias de transparencia" en la negociación de la normativa anunciada para la estabilización de puestos docentes.

ELA CALIFICA LA OPE DE "INSUFICIENTE"

Por su parte, el sindicato ELA también ha criticado el proceso de oposición iniciado por el Gobierno de Navarra y que considera "a todas luces insuficiente". Del total de plazas, 242 corresponden a la tasa de reposición, para remplazar a los docentes jubilados; las otras 401 plazas son de consolidación, para reducir la alta temporalidad.

"Con esto, la tasa de interinidad pasaría de un 33% a un 28%, todavía muy lejos del objetivo que el mismo departamento de Educación recoge en el pacto educativo: un 8%", ha afirmado el sindicato ELA en un comunicado, que aboga por reducir la interinidad hasta el 6%.

Por otra parte, ELA denuncia que si se hubieran mantenido los ratios alumnado-profesorado anteriores a la crisis se necesitarían "casi 400 docentes más". Por ello defiende que se convocen "OPEs masivas de estabilización acordadas con los sindicatos, para que las personas trabajadoras que llevan tantos años trabajando de forma interina puedan mantener el puesto de trabajo".

Además, reclaman al departamento que dirige la consejera María Solana que no se repita "el desastre del año pasado con la OPE de Secundaria y Formación Profesional". "Las pruebas son eliminatorias, los criterios de evaluación y corrección no son claros, las pruebas no están definidas con claridad, no se adjudicaron todas las plazas ofertadas, no se pudieron ver los exámenes y/o expedientes hasta septiembre-octubre...", recuerda el sindicato abertzale.

De esta manera ELA reclama que el departamento de Educación tenga en cuenta las aportaciones y demandas de los sindicatos para que no se repita la lamentable situación del año pasado.

En cuanto a la gestión de las listas de interinos resultantes de las oposiciones, lamentan que seguirá en vigor la Orden Foral 51/2018 "que fue impuesta en contra de la opinión de todos los sindicatos, siguiendo vinculada la OPE con las listas".

Además critican "la segregación por idioma, especialidad y cuerpo en las listas", lo que consideran que vulnera "los principios de mérito, capacidad e igualdad que sólo la lista integrada garantizaría".

"Ya es hora de que el Gobierno de Navarra muestre valentía y haga uso de sus competencias en educación sin seguir las directrices de Madrid a la hora de tomar decisiones", exige ELA en su comunicado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Clamor contra la exigencia de euskera en casi la mitad de las plazas de la OPE de maestros en Navarra