• viernes, 18 de junio de 2021
  • Actualizado 20:15

 

 
 

SOCIEDAD

Se inicia la negociación del primer convenio de centros de la tercera edad de Navarra

Los sindicatos han iniciado una campaña de recogida de firmas entre las trabajadoras del sector que registrarán en el Gobierno de Navarra.

Una trabajadora de la Residencia de Mayores Pablo Neruda (C/ Santa Clara, 1, Ciempozuelos, Madrid) habla con una residente durante el "Día de los Mayores", una celebración convocada por la Asociación de Víctimas del COVID-19. En Ciempozuelos, Madrid (España) a 28 de junio de 2020. Durante este día se reparten regalos benéficos en las residencias en lotes de productos, y se dedica una adaptación musical de la canción “Contigo aprendí…” realizada por las periodistas y cantantes Candela Palazón y Celia Blanco.

28 JUNIO 2020 MAYORES;ANCIANOS;CORONAVIRUS;MASCARILLAS

28/6/2020
Una trabajadora de una residencia de mayores. EUROPA PRESS

ELA, UGT, LAB y CCOO han exigido un convenio sectorial y autonómico para los centros de la tercera edad de Navarra que regule en la Comunidad foral "las relaciones de las empresas con las trabajadoras" y que "mejore las condiciones laborales y la calidad del servicio y atención que se prestan". Un convenio que afectaría a más de 4.500 trabajadoras de más de 70 centros, entre centros residenciales, centros de día, teleasistencia y atención domiciliaria.

Para ello, han iniciado una campaña de recogida de firmas entre las trabajadoras del sector "solicitando mejoras en las condiciones laborales a través de este primer convenio", que finalizará con su registro, el próximo 25 de mayo, en el Gobierno de Navarra. Ese mismo día, a las 11 horas, se realizará una concentración.

Así lo han anunciado en una rueda de prensa en la que han avanzado que el próximo 18 de mayo los cuatro sindicatos iniciarán la constitución de una mesa para la negociación del primer convenio del sector del centro de la tercera edad de Navarra con la patronal y el Ejecutivo foral.

Según han explicado, "de momento sólo ha habido una reunión" y han afirmado que "por todas las partes hay voluntad de iniciar la negociación pero veremos una vez se constituya la mesa si de verdad hay voluntad de mejorar las condiciones laborales".

En esta comparecencia, Gaztelu Garralda, de LAB, y Kati López, de ELA, ha leído, en castellano y euskera, un comunicado conjunto de los cuatro sindicatos en el que han asegurado que "no puede haber calidad en la atención al dependiente si no hay calidad en las condiciones laborales", han remarcado estos sindicatos, que han abogado por "transitar hacia un modelo público, gratuito y universal de los cuidados". Para lo cual, han subrayado, es "imprescindible" un convenio colectivo autonómico que "homogenice" y "dignifique" la situación en el sector, que "elimine la brecha salarial entre trabajadoras de una residencia a otra" y "se encamine de manera progresiva a salarios y jornadas similares a las realizadas en la administración pública".

Las organizaciones sindicales han resaltado que se trata de un sector "altamente feminizado, por encima del 90%" con trabajadoras que se rigen por el VII convenio estatal de atención a la dependencia "salvo algunos centros que están regulados por sus propios convenios o pactos de empresa". La inexistencia de un convenio de referencia "que homogenice estas condiciones en Navarra" lleva a "una desregularización del sector", lo que "hace imposible dar una asistencia de calidad y conlleva unas condiciones laborales de precariedad", han criticado.

Rueda de prensa de ELA, UGT, LAB y CCOO inician la negociación del primer convenio de centros de la tercera edad de Navarra. En el centro: Kati López, de ELA, Y Gaztelu Garralda, de LAB. EUROPA PRESS

En este sentido, han señalado que los ratios regulados por el decreto publicado en 2020 por el Gobierno de Navarra "son altamente insuficientes, con un promedio de siete minutos para el aseo de cada usuario, con una atención directa de 88 minutos en todo el día". Asimismo, han destacado que el actual convenio de referencia "obliga a las trabajadoras del sector que no tienen convenio propio de empresa a trabajar 1.792 anuales, su salario base no alcanza los 1.000 euros brutos y sólo garantiza un fin de semana al mes".

A ello han sumado la "escasez de personal" que provoca un "aumento de cargas de trabajo" o que se trata de un sector donde "es habitual tratar con personas que en ocasiones sufren problemas psíquicos", lo que suele conllevar "agresiones e insultos". Una situación que implica una "factura física" para las trabajadoras y "unos importantes niveles de bajas laborales".

Además, han remarcado que en Navarra "la mayoría de cuidados profesionalizados están en manos de empresas de gestión privada que priorizan el beneficio económico sobre el cuidado de las personas". Residencias que, salvo El Vergel de Pamplona y Santo Domingo de Estella, que son de gestión pública, "se engloban en dos grandes asociaciones empresariales que abarcan prácticamente todo el sector".

"Es un hecho que el Gobierno de Navarra presta la atención a personas mayores dependientes a través de las residencias privadas concertando las plazas públicas dentro de los centros residenciales de gestión privada, por lo que se trata de un sector sustentado con dinero público", han resaltado.

MAEZTU APUESTA POR "MEJORAR LAS CONDICIONES"

En este sentido, la consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Mari Carmen Maeztu, ha asegurado que el objetivo de su departamento es "seguir mejorando las condiciones laborales" de los trabajadores de las residencias de la Comunidad foral.

Maeztu ha explicado que "ya hemos tenido reuniones en las que ha participado el departamento con los agentes sociales", tanto con la representación de las residencias, a través de las dos asociaciones que aglutinan al sector -Lares y ANEA-, como con los sindicatos más representativos en este ámbito.

Según ha indicado la consejera, "nuestro objetivo es seguir mejorando las condiciones laborales" de los trabajadores de las residencias y ha destacado que "ya iniciamos este recorrido con el anterior acuerdo marco que firmamos de residencias", un acuerdo marco que toca renovar este año.

Además, ha valorado que el incremento de fondos para dependencia que va a recibir Navarra por parte del Gobierno de España "van a ir también orientados a mejorar estas condiciones laborales de los trabajadores del sector de las residencias y de la dependencia en general".

La consejera de Derechos Sociales ha explicado que en la actualidad hay un convenio estatal para estos trabajadores, que es el convenio de dependencia, además de convenios de empresa, por lo que existe "una disparidad de condiciones laborales muy amplia".

En este sentido, ha señalado que "con el anterior acuerdo marco, con el que está vigente, intentamos incentivar en los precios de concertación la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores y también el ratio". Y ha explicado que "en la medida que se incrementaba ese ratio de cuidadores y otros profesionales se establecían distintos precios de concertación".

"Queremos seguir avanzando en el nuevo acuerdo marco en esa manera de determinar el precio público de la concertación que desde luego ha sido muy beneficioso, tanto para los centros residenciales como para el Gobierno y los trabajadores que están en este sector", ha comentado.

Según ha dicho, "hay una disposición bastante buena tanto por parte de las empresas como de los trabajadores y, desde luego, esperamos que esta negociación llegue a buen puerto".

Ha detallado Maeztu que el acuerdo marco actual finaliza en el mes de julio y ha afirmado que "probablemente" se va a demorar "un poco, fundamentalmente por razones que tiene que ver con la gestión de todo el procedimiento, un proceso bastante complejo". "Desde luego estaría bien que pudiese llegar antes el convenio y si no, tratar de prever en esas licitaciones ese incremento del convenio", ha concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Se inicia la negociación del primer convenio de centros de la tercera edad de Navarra