SOCIEDAD

Reivindican en Navarra una ley de Igualdad Salarial para acabar así con la discriminación

Desde UGT han reconocido que se observan algunas mejoras pero que "no es suficiente y no van a dar ni un paso atrás".

Imagen de archivo de una mujer trabajando en una oficina. ARCHIVO
Imagen de archivo de una mujer trabajando en una oficina. ARCHIVO  

La UGT ha reivindicado una ley de Igualdad Salarial en una concentración celebrada junto a su sede con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, en la que han denunciado la desigualdad tanto laboral como social que aún persiste.

Bajo el lema "Vivas, libres, unidas. Berdintasunaren alde (a favor de la igualdad"), sindicalistas de la UGT se han concentrado para pedir que la "igualdad deje de ser una quimera" y sea "real".

Allí, en declaraciones a los periodistas, la secretaria para la Igualdad y Políticas Sociales de UGT en Navarra, Marisol Vicente, ha insistido en que aunque es en torno al 8 de marzo cuando se visualizan y denuncian las desigualdades que sufren las mujeres, tanto en el ámbito laboral como social, esta es una lucha diaria que llevan desde hace más de cincuenta años.

En ese sentido ha lamentado que a día de hoy todavía tengan que seguir denunciando esa desigualdad que se refleja en cinco brechas.

Las mayores dificultades para acceder a un puesto de trabajo, la peor calidad del empleo que se ofrece a las mujeres, con mayores tasas de temporalidad, y la conciliación, como asignatura pendiente, ha dicho, repercuten en la brecha salarial navarra, la segunda con el porcentaje más alto del Estado, 26 o 27%, lo que hace necesaria una ley de Igualdad Salarial que si no revierte la situación al menos la palíe.

Esta hace también que exista brecha en las pensiones, ha indicado Vicente, quien ha insistido en que no se pueden olvidar las brechas sociales, "normalmente acompañadas de una degradación de la mujer por el mero hecho de ser mujer y todo lo que conlleva la violencia de género".

En la misma línea, la vicesecretaria de UGT Confederal, Cristina Antoñanzas, ha remarcado que la lucha continúa y no solo el 8 de marzo, también el resto de días como refleja su cartel en el que se indica "el 9 qué" y es que, ha apuntado, en estos momentos seguro que hay compañeros negociando en las empresas mejoras para eliminar la desigualdad.

Aunque ha reconocido que se observan algunas mejoras, ha asegurado que "no es suficiente y no van a dar ni un paso atrás".

La tasa de actividad de las mujeres "ha mejorado muy levemente, la brecha salarial se ha disminuido unas décimas", ha comentado Antoñanzas, quien ha considerado "inconcebible que más de la mitad de la población cobre casi 6.000 euros menos al año y que el 75% de la contratación parcial corresponda a mujeres.

Como "inaceptables" ha considerado las tasas de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, una cuestión ante la que no se puede mirar hacia otro lado, según Antoñanzas, quien haciendo referencia al coronavirus, ha recordado las palabras de un compañero en el sentido de que "tenemos un virus mucho peor que asesina a mujeres por el hecho de ser mujeres".

Para acabar con las brechas y la desigualdad ha abogado por una ley de Igualdad Salarial, una cuestión que también se está tratando a nivel europeo, buscando que haya una directiva de igualdad salarial.

Antoñanzas ha explicado que es obligatorio que todas las empresas sean del tamaño que sean tengan un registro salarial, desagregado por sexos, con categorías profesionales, complementos salariales y extrasalariales y pese a ello se ha mostrado segura de que "el 90 % no lo tiene", por lo que la Inspección de Trabajo debe abordar esta cuestión.

Ha concluido que la ley es necesaria y que esperan que el Gobierno no la haga de forma unilateral, que hable con los agentes económicos y sociales.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Reivindican en Navarra una ley de Igualdad Salarial para acabar así con la discriminación