SOCIEDAD

Piden al Gobierno foral más inspectores para vigilar la seguridad sanitaria en las empresas

ELA asegura que el Gobierno de Navarra "debe garantizar" medios suficientes.

Varias personas trabajando en una oficina. ARCHIVO
Varias personas trabajando en una oficina. ARCHIVO  

El sindicato ELA ha propuesto a los Gobiernos navarro y vasco y a las patronales CEN y Confebask un protocolo de actuación en las empresas ante la prolongación del escenario de restricciones por el coronavirus.

Ese protocolo incluiría el aumento de la plantilla de inspectores para vigilar la aplicación de medidas de protección sanitaria y seguridad en los centros de trabajo.

Fuentes del sindicato han señalado este miércoles que ELA "está dispuesta a hablar" sobre este asunto, "siempre y cuando la prioridad en la apertura de las empresas en las próximas semana" sea la seguridad de los trabajadores.

Su propuesta pasa por la consecución de acuerdos entre la representación sindical y la dirección de las empresas sobre la forma de compatibilizar la prevención de riesgos laborales, "elemento fundamental", con el mantenimiento de la actividad en los centros, combinado con una autoridad laboral "ágil y efectiva".

ELA ha indicado, en este sentido, que tanto el Gobierno Vasco como el navarro "deben garantizar" medios suficientes para inspeccionar las medidas sanitarias en las empresas, al considerar que la pandemia ha evidenciado "las carencias" de los institutos vasco y navarro de salud laboral y de la Inspección de Trabajo.

El sindicato ha lamentado que cuando los sindicatos han acudido a la Inspección de Trabajo o a Osalan -instituto vasco de salud y seguridad laborales- para hacer frente a situaciones de incumplimientos flagrantes, "la respuesta ha sido lenta o inexistente".

El sindicato ha explicado que para aplicar el protocolo de actuación que propone se requiere de la "implicación directa" del Gobierno Vasco mediante la dotación de "medios extraordinarios" destinados al control de las empresas.

ELA ha planteado, en este sentido, la incorporación de cien inspectores a esa tarea, a su juicio, el aumento necesario para alcanzar la media europea en este ámbito.

También ha pedido al Gobierno Vasco un "control directo" de los servicios de prevención ya que, según ha afirmado, ha habido varios servicios de prevención que han presentado ERTEs en un contexto en el que debieran estar al servicio de los centros de trabajo.

Si el Gobierno Vasco está de acuerdo con esta propuesta, ELA, según ha señalado, plantearía al resto de sindicatos y a Confebask un protocolo de actuación para la reapertura de los centros de trabajo o para volver a evaluar la prevención de riesgos laborales en aquellos no hayan parado su actividad.

Su propuesta va dirigida a la consecución de acuerdos entre empresa y sindicatos con dicho fin y, si no es posible, pide la intervención de Osalan para facilitarlos.

De persistir el desacuerdo, la autoridad laboral acudiría al centro de trabajo y si ve incumplimientos graves que pongan en peligro la salud de los trabajadores, paralizaría la actividad, según la propuesta de ELA.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Piden al Gobierno foral más inspectores para vigilar la seguridad sanitaria en las empresas