SOCIEDAD

Un sindicato denuncia que Sigma Brakes pone en "riesgo innecesario" a la plantilla al mantener la actividad

El sindicato ELA lleva desde que comenzó la crisis sanitaria denunciando lo que está ocurriendo en la empresa de Tudela.

Sigma Brakes, empresa de Tudela.
Sigma Brakes, empresa de Tudela.  

Para el sindicato ELA, en estos momentos de crisis sanitaria, la prioridad es salvaguardar la salud de los y las trabajadoras y evitar al máximo posible el peligro de contagio. Por ello, pensamos que la mejor manera de hacerlo es quedándose en casa.

ELA lleva días denunciando que la empresa Sigma Brakes no cumple las pertinentes medidas de seguridad para llevar a cabo su actividad. A pesar de que se han implantado ciertas medidas de  seguridad, es imposible salvaguardar la salud de todos/as por cómo está organizado el trabajo en la empresa. Muchos/as trabajadores/as trabajamos en la línea codo con codo. Por esos mismos hechos, ya interpusimos una denuncia ante Inspección de Trabajo.

El pasado domingo se aprobó el nuevo Real Decreto Ley 10/2020 que dictamina que todas las actividades no esenciales deben parar. Es decir, solo empresas que dan un servicio directo a la Industria alimentaria o sanitaria deberían permanecer abiertas. Sigma Brakes argumenta que su actividad va dirigida a dar servicio al transporte y por ese motivo mantiene su producción, habiendo sido este argumento avalado por la Delegación del Gobierno. No obstante, la gran mayoría del transporte está ya parado.

ELA ni entiende ni comparte que las pastillas de freno puedan considerarse como un producto esencial y que por tanto su fabricación justifique poner en riesgo innecesario a un colectivo de unas 300 personas y sus familias. Detrás de este criterio de la Delegación está lo que duramente ya ha criticado ELA, la posición del Gobierno de Navarra priorizando la actividad económica sobre la salud con su deseo de que toda actividad no esencial siga adelante y cierre el menor número de empresas posible.

Son ya unas cuantas las personas trabajadoras de esta empresa las que se encuentran de baja, bien por contagio de COVID-19, o en cuarentena por contacto con contagiados/as o con síntomas. Esta situación en una fábrica cuya plantilla ronda las 300 personas, las cuales han estado trabajando con escasas medidas de protección durante las últimas semanas, supone un riesgo elevado e innecesario, pudiendo ser un gran foco de contagio y propagación que incluso puede colapsar los recursos sanitarios locales.

La situación actual requiere de un plus de sensibilidad priorizando la salud por encima del mero beneficio económico. Sigma Brakes ha perdido una vez más la ocasión de tomar decisiones en beneficio de la salud de su plantilla.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un sindicato denuncia que Sigma Brakes pone en "riesgo innecesario" a la plantilla al mantener la actividad