SOCIEDAD

Un sindicato abertzale se queja de la poca seguridad nocturna en el Parlamento de Navarra

ELA ha asegurado que un único policía es "insuficiente" ya que "en caso de necesidad, no cuenta con los apoyos más elementales".

Uxue Barkos y María Solana entrando al Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA
Uxue Barkos y María Solana entrando al Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA  

ELA ha criticado la situación de la vigilancia que Policía Foral realiza en el Parlamento de Navarra en el turno de noche y los turnos diurnos en algunos domingos y festivos.

Para el sindicato, en estos turnos "la dotación de medios humanos en servicio, un único policía, no puede sino calificarse de totalmente insuficiente" para "garantizar la seguridad del edificio como para la propia seguridad de quienes allí prestan servicio, que en caso de necesidad, no cuentan con los apoyos más elementales".

Una situación, ha afirmado, que "tiene su origen en las mal llamadas 'medidas de optimización' que desde la Consejería de Interior se impusieron a finales del año pasado, entre las que se eliminó el servicio que los policías destinados en el propio Parlamento prestaban en horario nocturno así como en los festivos y domingos".

Unas medidas, ha asegurado ELA, que responden "más a una venganza por el rechazo parlamentario a la Ley de Policías de Navarra" y que conllevaron "la eliminación de servicios, la supresión de grupos de trabajo y la sustitución de policías forales por vigilantes de seguridad privada en la comisaría de Beloso".

El sindicato ha rechazado estas medidas que "atentan contra los servicios públicos en beneficio de empresas privadas".

Por otro lado, el sindicato ha señalado que "se está destinando dos, tres patrullas e incluso puntualmente más, para prestar servicio en el casco urbano de Pamplona, donde ya presta servicio Policía Municipal, y Policía Nacional".

"Se trata de un caso claro de duplicidad en la prestación del servicio, que no hace sino un mal uso de recursos que podrían destinarse a otros servicios más necesarios", ha criticado.

ELA ha afirmado que esta situación "tiene su origen en un mal planteamiento del servicio de vigilancia del Parlamento y una nefasta gestión posterior de los recursos humanos disponibles".

"Se opta por duplicar el servicio en Pamplona para tener presencia en el casco urbano, aunque se comprometan otros servicios como la vigilancia del Parlamento", ha rechazado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un sindicato abertzale se queja de la poca seguridad nocturna en el Parlamento de Navarra