• jueves, 28 de octubre de 2021
  • Actualizado 19:38

 

 
 

SOCIEDAD

El silencio de las entidades locales, principal motivo de reclamación de los ciudadanos navarros

El 87% de las reclamaciones de 2020 fueron presentadas por hombres y el 13% por mujeres, una situación repetida en los últimos años.

La consejera de Hacienda, Elma Saiz, visita las nuevas instalaciones provisionales de Hacienda en Baluarte. PABLO LASAOSA
Instalaciones provisionales de Hacienda en Baluarte. PABLO LASAOSA

El silencio administrativo de las entidades locales ha sido el principal motivo de reclamación de los ciudadanos ante el Consejo de Transparencia de Navarra durante 2020.

El Consejo recibió el pasado año 46 reclamaciones ciudadanas que previamente habían acudido a alguna Administración solicitando información y no habían obtenido respuesta satisfactoria.

De las 46 reclamaciones, un total de 27, el 59%, fueron por el silencio administrativo, en su práctica totalidad en casos relativos a las entidades locales. "Es un mal dato que implica claramente una mala Administración ahora que se utilizan tanto los principios de buen gobierno", ha afirmado Juan Luis Beltrán, presidente del Consejo de Transparencia, durante una comparecencia en el Parlamento foral para presentar la memoria de actividad del organismo en el año 2020. El porcentaje de casos de silencio administrativo ha incrementado ligeramente con respecto a 2019, cuando fue del 57,6%.

No obstante, Beltrán ha atribuido parte del peso que tiene el silencio administrativo en las reclamaciones a la "falta de capacidad de los pequeños municipios más que a la mala voluntad". "No se puede pretender que los pequeños municipios den la misma respuesta que una Administración grande, con medios económicos y humanos suficientes para abordar este problema", ha asegurado, para afirmar que "queda mucho por hacer y hay que crear cultura, no solamente en la ciudadanía sino también en el empleo público".

Tras el silencio administrativo, el segundo motivo de reclamación fue la desestimación de la solicitud de información por parte de la administración correspondiente (13 casos), inadmisión de la solicitud (1 caso), estimación parcial (1 caso), disconformidad con la respuesta (1) y otras tres reclamaciones de personas que no habían acudido previamente a la Administración a solicitar información, por lo que fueron inadmitidas en el Consejo.

El 67,3% de las resoluciones del Consejo fueron favorables a la posición del ciudadano. La materia por la que más reclamaron los ciudadanos fueron los procesos selectivos de empleo público (9 casos); obras públicas (6); ordenación del territorio y urbanismo (2); información de tipo jurídico (3); medio ambiente (3); información presupuestaria (4) y otras (17).

Juan Luis Beltrán ha afirmado que el grado de colaboración de las administraciones ha sido "bueno" y "solo en dos excepciones, Huarte y Valle de Egüés, no remitieron al Consejo el expediente cuando se les pidió para poder resolver con criterio la reclamación correspondiente". Beltrán ha señalado que también es "muy bueno" el grado de cumplimiento de las decisiones adoptadas por el Consejo.

El tiempo medio de resolución de las reclamaciones en 2020 fue de 55 días, frente a los 44 días de 2019. Este incremento se debió a la suspensión de plazos por la pandemia. En todo caso, Beltrán ha explicado que la ley establece un plazo de 90 días para responder a las reclamaciones.

MENOS RECLAMACIONES QUE LA MEDIA NACIONAL

Según los datos que ha ofrecido el presidente del Consejo, en Navarra se presentan menos reclamaciones que en el conjunto de España. La media de España en 2020 fue de 8,2 reclamaciones por 100.000 habitantes, mientras que en Navarra fue de 7,1.

Por otro lado, Beltrán ha llamado la atención sobre el hecho de que el 87% de las reclamaciones del año 2020 fueron presentadas por hombres y solo el 13% por mujeres, unos porcentajes que se vienen repitiendo en los últimos años tanto en Navarra como en el conjunto de España. "No sabemos por qué", ha dicho, para plantear que sería necesaria un estudio sociológico que pudiera explicar esta situación.

El presidente del Consejo también se ha detenido en los datos de dos administraciones, el Gobierno foral y el Ayuntamiento de Pamplona. El primero recibió 476 solicitudes de acceso a información por parte de ciudadanos en 2020 y dio respuesta a 474, generándose solo 19 reclamaciones al Consejo. El Ayuntamiento recibió 57 solicitudes, todas fueron respondidos y sólo llegó una reclamación al Consejo. "Son buenos datos", ha destacado Beltrán.

Otro de los aspectos que ha evaluado el Consejo de Transparencia es el cumplimiento de las obligaciones de publicidad activa por parte de los altos cargos de las nueve empresas públicas del Gobierno de Navarra. La información se comprobó en la web de las respectivas empresas y se constató que "en general cumplían". "Reaccionaron muy bien cuando les remitimos un informe provisional y cuando advertimos que no cumplían algún aspecto inmediatamente lo incorporaron a la web. Sobre un máximo de siete puntos, han obtenido una valoración de 6,86", ha explicado.

Durante su intervención, Juan Luis Beltrán ha reclamado el refuerzo del Consejo con un técnico a dedicación plena. "Ruego lo tengan en cuenta cuando toque aprobar los Presupuestos del año siguiente", ha pedido a las parlamentarios, que han dado buena acogida a su petición.

En el turno de los grupos, la portavoz de Navarra Suma, Cristina Ibarrola, ha valorado el trabajo desarrollado por el Consejo pese a las dificultades provocadas por la pandemia y ha afirmado que en Navarra "queda muchísimo por hacer en materia de transparencia". Ha sido crítica con el Gobierno foral y ha señalado que "hemos tenido que acudir a los tribunales para que se nos faciliten informes públicos del Gobierno de Navarra sobre la gestión de la vacunación frente al Covid, después de que el Gobierno nos lo negara hasta en siete ocasiones".

El portavoz del PSN, Javier Lecumberri, ha destacado que pese a la pandemia no han dejado de presentarse reclamaciones al Consejo y el Consejo no ha dejado de realizar su trabajo. Ha aprovechado para responder a Navarra Suma por sus críticas al Gobierno foral y ha afirmado que "es un error intentar utilizar políticamente el Consejo de Transparencia, tenemos otros foros para reclamar y utilizar como altavoz de las reivindicaciones políticas". "Es un instrumento de los ciudadanos que tienen que utilizar los ciudadanos", ha asegurado.

La portavoz de Geroa Bai, Blanca Regúlez, ha avalado que se refuerce el personal del Consejo para que "pueda llevar a cabo la labor que se le está pidiendo desde la sociedad" y, sobre el silencio administrativo y la falta de respuesta, ha señalado que "debe ser analizada esta cuestión para ver si es por desconocimiento de las administraciones locales sobre el derecho de la ciudadanía o si es por la falta de medios de las administraciones locales". Regúlez ha señalado que "en una sociedad democrática el principio de transparencia en la gestión pública es uno de los pilares que debe asentarse en las administraciones como forma de Gobierno".

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha afirmado que "queda mucho por hacer" en materia de transparencia y ha indicado que existe todavía una "mentalidad" relacionada con la denominada "administración napoleónica" en la que el principio de actuación era el "secreto". Además, Araiz, que ha valorado que se ha ido avanzando aunque sea de manera "lenta", ha destacado que "la labor divulgativa no solo es del Consejo de Transparencia sino de todas las administraciones".

La portavoz de Podemos, Ainhoa Aznárez, ha dicho que le "preocupa que la mayoría de reclamaciones sigan siendo resultado de la falta de respuesta por parte de la Administración". "Año tras año el silencio va aumentando y eso nos tiene que poner en alerta para ponerle una solución", ha añadido. También ha llamado la atención sobre el hecho de que el 87% de las reclamaciones sean presentadas por hombres, lo que ha considerado que "tiene que ver con que los espacios públicos todavía siguen muy ocupados por los varones". Ha planteado que el Instituto Navarro para la Igualdad podría elaborar un informe sobre esta situación.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El silencio de las entidades locales, principal motivo de reclamación de los ciudadanos navarros