• miércoles, 10 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

Primeros cortes de agua en Navarra por la sequía: instan a la población a controlar el consumo

Un organismo dependiente del Gobierno de Navarra asegura que se han puesto en marcha estas medidas dadas las condiciones meteorológicas excepcionales.

Un campo con la tierra agrietada por la sequía.
Un campo con la tierra agrietada por la sequía.

En los últimos días en Navarra, tanto las localidades situadas en el valle de Erro como las pertenecientes a la Mancomunidad de Aguas del Moncayo, en la RIbera de Navarra  han sido instadas a reducir el consumo de agua a lo estrictamente necesario para la población. Así, desde la Mancomunidad de Aguas del Moncayo, compuesta por las localidades riberas de Ablitas, Barillas, Buñuel, Corella, Monteagudo, Murchante, Ribaforada y Tulebras, se ha instado a los ayuntamientos al cese de riego en parques y jardines, así como a limitar al máximo el consumo de agua para piscinas. Además, se ha realizado un llamamiento a la ciudadanía para optimizar los consumos de agua en el hogar.

Así lo asegura  Life Nadapta, el organismo dependiente del Gobierno de Navarra para aumentar la resiliencia frente al Cambio Climático en la Comunidad foral, quien sostiene que estas medidas se han puesto en marcha dadas las condiciones meteorológicas excepcionales: elevadas temperaturas que se están padeciendo y la escasez de precipitaciones. Dadas estas circunstancias, se ha constatado una reducción en el agua almacenada en embalses y es necesario una reducción en los consumos. El propio reglamento del Servicio de Aguas de dicha Mancomunidad de Aguas del Moncayo permite poner en marcha este tipo de medidas en determinadas situaciones como las actuales.

En el valle de Erro, por otra parte, se ha procedido a realizar cortes de agua entre las 22:30 y las 8:00 horas, a fin de hacer un consumo razonable y responsable de este bien escaso, ya que en los dos últimos meses las reservas hídricas disponibles en el valle son inferiores a otros años.

La situación de la reserva de agua embalsada es muy variopinta. Y es que, según el último informe de reservas en la cuenca del río Ebro de la Confederación Hidrográfica del Ebro sobre la situación de los embalses a fecha de 18 de julio, Itoiz, con 257 hm3, se encuentra al 61,7% de su capacidad.  La diferencia con respecto al año pasado en estas mismas fechas es de apenas 2 puntos porcentuales. Alloz, Irabia y Urdalur están 3,2, 0,6  y 0,5 puntos por encima, mientras que Eugui y Yesa están 1,2 y 29,3 puntos porcentuales por debajo respecto al año pasado. No obstante, no todos los consumos de agua domésticos provienen de agua embalsada.

Ante este panorama de escasez de agua, cabe destacar que en agosto de 2021 y en el marco de Life Nadapta, se realizó un estudio de evaluación de los recursos hídricos de Navarra en un contexto de cambio climático que recomendaba adoptar herramientas y enfoques de gestión del agua que permitieran “adaptarnos y hacernos menos vulnerables al cambio climático”. Para ello, instaba a comenzar por “revisar la planificación en las cuestiones que llevan aparejado un consumo de agua significativo en sectores estratégicos o esenciales”, como el suministro de agua a regadíos y el abastecimiento urbano e industrial.

El informe, denominado “Estudio de evaluación de los recursos hídricos derivados de los nuevos escenarios de cambio climático basados en los modelos del Quinto Informe de Evaluación del IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático)”, estimaba los recursos hídricos en régimen natural que se preveía pudieran circular por ríos de determinadas cuencas de Navarra en el futuro, considerando esos nuevos escenarios de cambio climático.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Primeros cortes de agua en Navarra por la sequía: instan a la población a controlar el consumo