• jueves, 16 de septiembre de 2021
  • Actualizado 21:59

 

 
 

SOCIEDAD

La nueva Área de Obesidad de la CUN aúna la experiencia de más de 20 especialistas

Este nuevo espacio de la CUN aúna el trabajo de un equipo interdisciplinar de una veintena de especialistas apoyados por enfermería especializada y otros profesionales.

Víctor Valentí, codirector del Área de Obesidad y especialista en Cirugía, y Gema Frühbeck, codirectora del Área de Obesidad y directora del Laboratorio de Investigación Metabólica presenta del Área de Obesidad de la Clínica Universidad de Navarra. PABLO LASAOSA
El codirector del Área de Obesidad y especialista en Cirugía, Víctor Valentí, y la codirectora del Área de Obesidad y directora del Laboratorio de Investigación Metabólica, Gema Frühbeck, presentan el Área de Obesidad de la Clínica Universidad de Navarra. PABLO LASAOSA

El seguimiento a largo plazo y por parte de un equipo multidisciplinar son las claves para los mejores resultados entre los pacientes que se han sometido a cirugía bariátrica, según recoge un estudio publicado por especialistas de la Clínica Universidad de Navarra en la revista científica Obesity Surgery. Este trabajo concluye que los pacientes a los que se hace un seguimiento a largo plazo de su cirugía en consulta pierden más peso, lo hacen de forma más estable, y su estado de salud es mejor.

De acuerdo con este modelo de seguimiento del paciente con sobrepeso y obesidad, la Clínica ha constituido el Área de Obesidad, que recoge la experiencia de más de 20 años de sus especialistas, que han realizado miles de consultas y tratamientos personalizados, incluyendo más de 1.500 cirugías de corrección de la obesidad, y ofrece todas las técnicas de tratamiento disponibles.

El Área de Obesidad aúna el trabajo de un equipo interdisciplinar de una veintena de especialistas en endocrinología y nutrición, cirugía general, medicina interna, digestivo y anestesia, apoyados por enfermería especializada y, si el caso lo requiere, por profesionales de cardiología, neumología y psiquiatría.

El doctor Víctor Valentí, cirujano y codirector del Área de la Obesidad, compara a los pacientes que acudían de forma estable a la consulta con "los pacientes que no han podido venir y hemos tenido que seguir por teléfono". "Estos últimos no han evolucionado tan bien y, de hecho, en algunos casos han vuelto a coger peso", ha explicado.

En la Clínica, el primer control tiene lugar un mes después de la cirugía, y de forma trimestral durante el primer año, pasando posteriormente a revisiones anuales. "Había una percepción de que a lo largo del tiempo se pierde el efecto de la cirugía y, para prevenirlo, es clave el seguimiento", ha señalado.

Para asegurar el seguimiento de los pacientes, el Área de Obesidad cuenta con un equipo de enfermería y nutricionistas, ya que "además del control, es muy importante organizar su trayecto por los diferentes especialistas en función de su nivel de obesidad", ha señalado el doctor Valentí, que ha subrayado también la oportunidad que supone la nueva área "para la organización de sesiones de formación y actualidad para los pacientes y sus familias".

Según ha apuntado el especialista, "es fundamental que al paciente no le vea solo el cirujano sino también el endocrino y la dietista para realizar un adecuado estudio y seguimiento de las complicaciones endocrinas y cardio-metabólicas del paciente junto a una adecuación nutricional y adecuación de la dieta, ya que se necesita un proceso para ir introduciendo alimentos, cantidades, calorías, etc.".

INDIVIDUALIZACIÓN

Los casos se valoran de forma individualizada entre todos los especialistas del área en una sesión semanal de trabajo. Después del estudio de la historia clínica y la valoración integral del paciente incluyendo el análisis de la composición corporal, se acuerda el tratamiento más adecuado. En todos los casos incluirá propuestas de modificación dietética y de actividad física, y en función de las características individuales del paciente se contemplarán tratamientos farmacológicos, endoscópicos y quirúrgicos propios de la obesidad.

La realización de estas intervenciones "se lleva a cabo con material adaptado para este tipo de pacientes" y se recomiendan "con índice masa de corporal por encima de 35 con problemas de salud asociados a la obesidad". "Estas cirugías son muy seguras y efectivas, porque repercuten en la salud y en la calidad de vida, reducen realmente el riesgo de mortalidad", ha añadido.

El doctor Valentí ha indicado que, un año después de que el paciente se haya sometido a la operación, "se observa una pérdida significativa de peso, en torno al 70 por ciento del exceso de peso del paciente, y en un 80 por ciento de los casos se comprueban mejorías en problemas metabólicos como diabetes, hipertensión o dislipidemia".

La doctora Gema Frühbeck, codirectora del Área de Obesidad y directora del Laboratorio de Investigación Metabólica, ha asegurado que "estamos ante una pandemia: más del 60 por ciento de la población sufre exceso de peso, y aproximadamente 1 de cada 4 personas son obesas, al presentar un índice de masa corporal superior a 30".

RIESGOS METABÓLICOS

El doctor Javier Escalada, director del Departamento de Endocrinología, ha subrayado que "no se trata de un problema estético". "El exceso de peso es exceso de grasa, localizado en el abdomen, por lo que es grasa visceral", ha señalado. Y ese exceso de grasa genera "riesgos metabólicos como diabetes tipo 2, hígado graso, hipertensión, ácido úrico, infarto de miocardio, accidentes cerebrovasculares" y otros problemas de salud, como "problemas mecánicos, porque cargan con kilos de más sobre sus rodillas o afecciones respiratorias como las apneas del sueño".

"Además, estas personas presentan una inflamación permanente de bajo grado, que hace que en sus células se produzcan las denominadas tormentas de citoquinas, que afectan directamente a su sistema inmune. Por esta razón, hemos visto que durante la pandemia de Covid-19 las personas obesas no sólo se contagian con más facilidad, sino que, además, tienen una peor evolución en su enfermedad", ha afirmado.

La doctora Frühbeck ha explicado el origen de la obesidad en las sociedades contemporáneas "porque a diferencia de nuestros ancestros, nos movemos bastante menos y tenemos acceso fácil a alimentos, en muchos casos ultraprocesados", considerando "la mayor parte de nosotros que comemos menos de lo que realmente comemos y que hacemos más actividad física de la que llevamos a cabo".

Esta especialista cree que la clave es recibir ayuda: "La obesidad es de una enfermedad compleja, crónica y recidivante, que vuelve a aparecer, así que para afrontarla se deben conseguir cambios permanentes en la alimentación, mediante dietas personalizadas y, si es necesario, tratamientos farmacológicos, endoscópicos o quirúrgicos".

El Área de Obesidad de la Clínca es miembro del CIBEROBN del Instituto de Salud Carlos III, y cuenta con la garantía de la acreditación de la Federación Internacional para la cirugía bariátrica (IFSO) como centro de excelencia internacional. Además, la Clínica es Centro de Excelencia Europeo en el tratamiento de la obesidad por la EASO (Sociedad Europea para el Estudio de la Obesidad), siendo el único centro de España que reúne simultáneamente estas 3 distinciones.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La nueva Área de Obesidad de la CUN aúna la experiencia de más de 20 especialistas