• miércoles, 05 de octubre de 2022
  • Actualizado 19:03
 
 

SOCIEDAD

Los transportistas navarros acusan al Ejecutivo foral de imponer sus decisiones sin abrirse al diálogo

Los actores del sector reclaman al Gobierno de Navarra que sea transparente tras la publicación del informe sobre los futuros peajes.

Varios camiones circulan por la autopista y son observados desde el interior de un vehículo. ARCHIVO
Varios camiones circulan por la autopista y son observados desde el interior de un vehículo. ARCHIVO

El sector de transporte de Navarra ha reclamado esta semana al Gobierno foral que sea transparente y que se muestre abierto al diálogo para encontrar la mejor solución posible en las carreteras de la Comunidad foral.

Las asociaciones de transporte ANET y TRADISNA han indicado que se encuentran contrariadas por la publicación del informe sobre Tráfico de Pesados en las Carreteras Navarras.

La publicación del estudio sobre tráfico de pesados publicado esta semana por el Gobierno de Navarra "tiene un claro sesgo tendente a defender la postura prefijada por parte del Ejecutivo en la imposición de peajes en cinco vías de nuestra comunidad".

En ese estudio, se apunta que el 88% de los vehículos pesados que circulan por las cinco vías en las que el Ejecutivo foral va a instalar peajes -la Autovía del Norte (A-1), la Autovía de la Barranca (A-10), la Autovía de Leizarán (A-15), la Autovía del Ebro (A-69) y la carretera Pamplona-Behobia (N-121-A)- son de fuera de Navarra.

"Desconocemos los datos reales del estudio, puesto que no se nos ha trasladado ni los resultados, ni los parámetros sobre los que se ha realizado. No entendemos cómo un informe de estas características que puede afectar de manera sustancial al sector del transporte no se nos facilita directamente, y lo interpretamos como una intención clara de imposición y no diálogo por parte del Gobierno de Navarra", argumentan.

El propio informe publicado afirma que la toma de datos es esencial en este tipo de trabajos, añaden las dos asociaciones mencionadas, que resaltan su desconocimiento sobre si esta toma se ha efectuado en los puntos donde se van a implantar los postes de control de peajes y en los plazos de tiempo razonables, dos semanas, que permitan una extrapolación correcta de los mismos.

GRADO DE FIABILIDAD

"Sin duda, conocer estos detalles puede aportar un grado de fiabilidad al estudio. Desconocemos también si la toma de datos se ha hecho en horas determinadas, a lo largo de todo el día, y si se ha tomado en consideración los retornos de las empresas navarras", han subrayado.

A su vez, inciden en que "la postura no dialogante y la falta de transparencia del Gobierno de Navarra siguen siendo evidentes tanto en el traslado de información, los costos de la puesta en marcha de la sociedad pública que explotaría los peajes, así como en la intención final de extender los mismos a todo tipo de vehículos, no solo para transporte pesado".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los transportistas navarros acusan al Ejecutivo foral de imponer sus decisiones sin abrirse al diálogo