SALUD

Casi 1.500 personas mayores que viven en residencias de Navarra han dado positivo en coronavirus

De los 5.835 usuarios que hay en la Comunidad foral, se han hecho pruebas PCR a 2.312 y test rápidos a 2.383.

Usuarios de una residencia de personas mayores. EUROPA PRESS
Usuarios de una residencia de personas mayores. EUROPA PRESS  

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha manifestado este martes que, a fecha del 27 de abril, se han realizado 2.312 PCR a residentes de centros de mayores, de las que 1.204 han dado resultado positivo, el 52%, y 2.383 test rápidos, con 278 casos positivos.

Induráin ha comparecido en comisión parlamentaria, a petición de Navarra Suma, para informar acerca de las actuaciones que se han llevado a cabo en las residencias de mayores y en los centros de personas con discapacidad. Según ha señalado, "las residencias y las personas mayores son un punto especialmente sensible, como lo demuestran los datos de mortalidad, ya que la edad media en fallecimientos está en los 82 años".

Induráin ha asegurado que, en este ámbito, "hemos estado realizando un esfuerzo importante" y que ambos departamentos, tanto el de Salud como el de Derechos Sociales, "hemos trabajado de la mano". Ha indicado que, "con aciertos y errores, las partes implicadas han hecho todo lo que ha estado en su mano para evitar contagios y fallecimientos".

La consejera ha detallado que, en Navarra, hay 71 centros de mayores, con 5.835 usuarios, y 49 centros de discapacidad, con alrededor de 1.025 personas; y ha apuntado que la atención sanitaria se recoge en el protocolo de residencias. "Su elaboración se inició el 11 de marzo, con continuas actualizaciones", ha precisado.

Además de contratar personal sanitario durante esta pandemia para estos centros, la consejera ha subrayado que "se han puesto en marcha dos recursos temporales (centro Félix Garrido y Baños de Fitero) para liberar a los centros residenciales y garantizar los aislamientos, con recursos materiales y de profesionales de enfermería".

Induráin ha afirmado que, desde el inicio de la pandemia, se realizaron PCR a los casos sospechosos de Covid-19 y, a partir del 3 de abril, se modificó el criterio, en base a la mayor disponibilidad de realización de pruebas diagnósticas, "realizándose a todos aquellos residentes con sintomatología, así como a todos los profesionales, llevándola a cabo en menos de 24 horas".

PERSONAS A LAS QUE FALTA HACER PRUEBAS

Ha añadido que la realización de test rápidos en las residencias se inició el 13 de abril a usuarios y profesionales en los centros con casos positivos. "En dos semanas se han realizado al 90% de los trabajadores del ámbito sociosanitario (300 por día aproximadamente) y a los usuarios en el caso de las residencias con casos positivos", ha incidido.

La consejera de Salud del Ejecutivo foral, Santos Induráin, durante una rueda de prensa. GOBIERNO DE NAVARRA

Según ha informado, "en la actualidad quedan por realizar pruebas a los trabajadores de alguna comunidad religiosa o pisos funcionales o de menores, así como a las trabajadoras del Servicio de Atención a Domicilio (SAD), previéndose finalizar antes del viernes de esta semana".

Tras la intervención de la consejera, la parlamentaria de Navarra Suma Cristina Ibarrola ha remarcado que las residencias, "por la vulnerabilidad de las personas que ahí conviven, deberían haber sido una prioridad", y ha trasladado a Induráin que "no han acertado en la gestión, ya que ha faltado anticipación, participación y planificación, y las decisiones han llegado tarde y, en muchas ocasiones, han sido erróneas". Ha criticado a Induráin por "falta de liderazgo" y le ha reprochado que "no haya dado un paso por la unidad". Ha agregado, además, que los profesionales sociosanitarios han trabajado "sin material, desarmados", y que hay 600 profesionales contagiados.

La socialista Patricia Fanlo ha señalado por su parte que "el perfil de residente es una persona frágil, vulnerable", y que "las residencias son espacios de convivencia muy numerosos". "Estos centros tienen una alta tasa de mortalidad", ha comentado, para reflejar que "el Gobierno ha hecho todo lo que estaba en su mano, con decisiones contundentes". "Han sido prioritarias para este Ejecutivo y se han realizado más pruebas diagnósticas que en la sociedad", ha manifestado.

"ACIERTOS Y FALLOS"

Desde Geroa Bai, Ana Ansa ha dicho que "ha habido aciertos y también fallos". "El tema de las residencias es especialmente doloroso", ha setenciado, para pedir "coordinación" en este ámbito. "Tenemos que profundizar entre todos y hacer un espacio sociosanitario que nos ayude a tener la mejor de las asistencias sociosanitarias para nuestras personas mayores", ha concluido.

El parlamentario de EH Bildu Txomin González ha abogado por "buscar otros modelos para garantizar la atención a las personas usuarias de las residencias", y ha opinado que, "si no ha habido desatención en las residencias, sí ha habido un fallo en los protocolos asistenciales". "Por parte del Ministerio de Sanidad, se tenía que haber dado más margen de confianza a las comunidades autónomas", ha criticado.

Por otro lado, Mikel Buil, de Podemos, ha manifestado que "esta pandemia ha visibilizado las carencias", y ha apostado por "profundizar" en el ámbito sociosanitario. Ha preguntado "si es conveniente o no hacer PCR a todos los residentes". "Parece importante saber si las personas residentes tienen o no coronavirus", ha dicho.

Finalmente, Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha mostrado su "total apoyo" tanto al "liderazgo" del Gobierno central como del navarro. "Es fundamental reforzar los sistemas de protección social", ha alegado, para añadir que le "preocupa si tenemos material suficiente para todas las personas que necesitan un test o una mascarilla".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Casi 1.500 personas mayores que viven en residencias de Navarra han dado positivo en coronavirus