SALUD

La sanidad pública navarra pretende seleccionar embriones para lograr bebés sanos a través de la fecundación in vitro en 2018

Se necesitaría llevar a cabo obras en el Servicio de Genética y una inversión en equipamiento en la unidad de fertilidad.

Imagen de una fecundación in vitro. ARCHIVO
Imagen de una fecundación in vitro. ARCHIVO  

El departamento de Salud del Gobierno de Navarra ha acordado un gasto de 284.260 euros para contratar la asistencia del denominado diagnóstico genético preimplantacional (DGP) durante este año 2017.

Se trata de un procedimiento de selección genética con el que se analiza el material de los embriones formados por fertilización in vitro para ser implantados en el útero y conseguir así un embarazo con un feto genéticamente sano.

Además de para los también llamados 'bebés probetas', este estudio también se utiliza para descartar anomalías cromosómicas, enfermedades monogenéticas, algunos tipos de cáncer o para tratar a hermanos con enfermedades genéticas graves a través de un transplante de células madres.

Además, el Ejecutivo de Barkos ha mostrado su intención de que para 2018 este servicio quede asumido por el departamento de Salud de Navarra. Un hecho para el que es necesario, ha asegurado a través de una nota, llevar a cabo unas obras en el Servicio de Genética y una inversión en equipamiento para este servicio y para la unidad de fertilidad del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN).

El diagnóstico genético preimplantacional está incluido en la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La sanidad pública navarra pretende seleccionar embriones para lograr bebés sanos a través de la fecundación in vitro en 2018