SALUD

Salud lanza un mensaje de tranquilidad: se descarta la posibilidad de contraer el virus Zika en Navarra

La Comunidad está preparada para afrontar casos de personas que llegan con esta enfermedad, de carácter leve.

Mosquito portador del virus Zika.
Mosquito portador del virus Zika.

Los responsables de Salud Pública de Navarra han lanzado un mensaje de tranquilidad sobre la enfermedad por virus Zika ante la alarma social generada por declaración de emergencia por parte de la Organización Mundial de la Salud.

Según han explicado, en Navarra se descartan casos autóctonos (contagio dentro del territorio) porque en la Comunidad no está implantado el mosquito transmisor. En cuanto a los casos importados (de personas que llegan con la enfermedad), han recordado que se trata de una enfermedad leve y que los servicios sanitarios de la Comunidad Foral están “totalmente preparados” para afrontarlos, como sucedió en dos ocasiones en 2015.

La directora gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, María José Pérez Jarauta, y el jefe de la Sección de Intervención Epidemiológica y Vacunaciones, Aurelio Barricarte, han recalcado que el riesgo de contraer la enfermedad es muy bajo en España aunque sí es posible la existencia de casos importados.

Según han incidido, se trata de una enfermedad casi inocua para adultos sanos, pero que parece tener relación con malformaciones congénitas en bebés, como microcefalia y otras alteraciones neurológicas.

Así, han recomendado a las mujeres embarazadas evitar en la medida de lo posible viajes a los países afectados (de África, Latinoamérica y Pacífico) o, en caso de hacerlo, adoptar medidas contra las picaduras de mosquitos.

Para las personas que viajen a los países en los que existe la enfermedad, se recomiendan medidas de protección anti mosquitos (cubrir la piel, repelente, dormir en lugares con aire acondicionado o camas con mosquiteras o insecticida) y, si al volver, presentan alguno de los síntomas citados, acudir a su centro de salud, donde existe el protocolo de atención pertinente.

En Navarra fueron atendidos en 2015 dos casos importados, personas que vinieron a Navarra con la enfermedad, como sucede, por ejemplo, con el paludismo. Cursaron la enfermedad sin problema.

Ante la aprobación este jueves 4 de un protocolo estatal de actuación ante esta enfermedad, la directora gerente ha avanzado que se trasladará a todos los centros y profesionales. Aunque no requiere ninguna formación específica, el ISPLN desarrollará sesiones informativas si algún centro lo demanda.

Enfermedad leve que no se contagia entre personas

La OMS declara una emergencia internacional de salud pública cuando una enfermedad puede propagarse internacionalmente, tiene consecuencias en salud pública en más de un país y exige una respuesta coordinada entre distintos países (Gripe A en 2009, el Ebola en agosto del 2014 y ahora ésta).

La enfermedad por virus Zika la produce un virus, cercano a los que procuden el dengue o la fiebre amarilla, transmitido por la picadura de mosquitos del género Aedes, en particular Aedes aegypti y Aedes albopictus (mosquito Tigre), distribuidos en África, Asia y la Región del Pacífico, donde se han detectado los casos de enfermedad.

Respecto a este último (mosquito Tigre) no se ha demostrado su implantación en Navarra ni en comunidades limítrofes. Sí se sabe que existe en España en algunas comunidades autónomas, fundamentalmente del Mediterráneo, en las que se está actuando desde las instituciones de Medio Ambiente para su control. Además, no está clara su capacidad para transmitir el virus, por lo que con los datos disponibles en la actualidad no se puede afirmar que pueda actuar actuar como vector.

La enfermedad se presenta con un cuadro clínico leve caracterizado por fiebre moderada, exantema (sarpullido) que puede extenderse desde la cara al resto del cuerpo, dolores articulares (principalmente en manos y pies), conjuntivitis y síntomas inespecíficos como dolores musculares, cansancio y dolor de cabeza. Las infecciones asintomáticas son frecuentes y se estima que tan solo 1 de cada 4 personas infectadas presenta síntomas. Se trata pues en general de una enfermedad leve, que se resuelve sin complicaciones graves; las tasas de hospitalización son bajas.

Malformaciones

La infección por virus Zika también se ha relacionado con la aparición de malformaciones neurológicas, como la microcefalia (perímetro cefálico menor de 32 cm. que puede producir retraso en el desarrollo cognitivo, dificultades de coordinación y equilibrio y otros problemas), y parece ser que también problemas de visión y otros problemas neurológicos, en recién nacidos de madres infectadas durante el embarazo, de forma transplacentaria o durante el parto. Aunque no esta demostrado fehacientemente, los casos de malformaciones congénitas en bebés parecen tener relación con haber contraído este virus en el embarazo y se están poniendo en marcha estudios científicos importantes en Brasil, Colombia y otros países que tienen un número de casos importante, según han explicado Pérez Jarauta y Barricarte.

La posible transmisión a través de transfusiones sanguíneas, contactos sexuales o durante la lactancia materna no se ha demostrado. Con la información de que se dispone, el virus no se transmite de persona a persona, sino que hace falta que el mosquito pique a una persona infectada, se infecte con el virus y después se lo inocule a otra persona.

Incubación, transmisibilidad y tratamiento

El periodo de incubación habitual es de 3 y 12 días, con un máximo de 15 días. En los seres humanos, el periodo virémico (tiempo en que el virus está en la sangre de la persona y el mosquito que se alimente de una persona infectada puede infectarse y transmitir la enfermedad) es corto, entre 3 y 5 días desde el inicio de síntomas.

Dado que se trata de una enfermedad emergente, la susceptibilidad se considera universal, aunque como he dicho son comunes las infecciones sin síntomas.  Una vez expuestas al virus, las personas desarrollan inmunidad prolongada. 

Para los casos (personas que padecen la enfermedad) no existe tratamiento específico ni profilaxis, por lo tanto se lleva a cabo un tratamiento sintomático y vigilancia de las complicaciones. Tampoco en este momento vacunas disponible, aunque se está iniciando la investigación para su desarrollo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Salud lanza un mensaje de tranquilidad: se descarta la posibilidad de contraer el virus Zika en Navarra