PREMIUM  SALUD

Navarra invierte 1,5 millones para dotar de instalaciones propias a la unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria del CHN

Las intervenciones en régimen ambulatorio se han incrementado en un 52% desde el pasado año 2015.

Un momento de una operación, en un quirófano con médicos y enfermeras. ARCHIVO
Un momento de una operación, en un quirófano con médicos y enfermeras. ARCHIVO  

El Gobierno de Navarra ha licitado las obras para adecuar una zona específica en la que se ubicará la unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA) para adultos, con un plazo de ejecución de ocho meses. La inversión de 1.560.144 euros permitirá la adecuación para uso exclusivo de CMA de un espacio que actualmente se encuentra en desuso y que, en su día, albergaba la UCI y los antiguos quirófanos del Complejo Hospitalario de Navarra-B, antiguo hospital Virgen del Camino.

En el proceso para la redacción del proyecto han participado técnicos del Servicio Navarro de Salud (SNS), así como personal médico y de enfermería de la unidad de CMA, lo que ha permitido incorporar las aportaciones de los profesionales para optimizar al máximo el diseño de la nueva zona.

El área de la unidad de CMA constará de un espacio central destinado a la atención a los pacientes, con sus correspondientes salas de espera para pacientes y familiares. Además, dispondrá de zonas destinadas a servicios y vestuarios para los usuarios y personal sanitario.

Así pues, la nueva zona asistencial tendrá 23 boxes de atención a pacientes, 2 salas independientes de atención a pacientes y 2 controles de enfermería. La parte administrativa albergará dos oficinas de recepción y admisión, el despacho para el coordinador de la CMA y una sala de reuniones y trabajo. La unidad contará también con vestuarios, aseos y duchas tanto para pacientes como para el personal, que también dispondrá de una sala de descanso. Se habilitará igualmente un almacén para equipos médicos, una estancia para farmacia y dependencias para la limpieza y el almacenamiento de ropa y lencería.

Actualmente, existen dos unidades de CMA para adultos: una en la planta baja general del CHN-B y otra en el hospital Materno-Infantil, contigua a la UCMA pediátrica. Las dos unidades para adultos se encuentran distanciadas, tanto entre sí como de las áreas quirúrgicas, por lo que el proyecto licitado corrige el problema de las distancias entre las áreas de trabajo y unifica los recursos materiales para ambas.

La nueva ubicación sitúa a la unidad de CMA de adultos junto a los quirófanos centrales y también dispone de conexión con los quirófanos maternales, por lo que está muy próxima a las dos áreas quirúrgicas de adultos del CHN. De esta manera se aúna un mismo espacio para adultos y se localiza al lado de las zonas de quirófanos. La unidad de cirugía ambulatoria pediátrica se mantendrá en su actual ubicación, en la tercera planta del hospital Materno Infantil.

MÁS PACIENTES ATENDIDOS

Además, la nueva UCMA podrá atender a más pacientes, puesto que pasa de tener 18 boxes entre las dos unidades de adultos actuales a 25 en la zona unificada. Dos de ellos serán independientes del resto, para atender a pacientes que requieran aislamiento por diferentes causas, como tratamientos especiales o control más riguroso.

La actividad de las tres CMA ha evolucionado al alza en los últimos tres años. De hecho, en el 2015 se registraron 7.493 atenciones en dichas unidades, mientras que en el 2018 fueron 11.407. Es decir, que entre los años 2015 y 2018, la actividad de las unidades de CMA del Complejo Hospitalario de Navarra se ha incrementado en un 52,23%.

La Cirugía Mayor Ambulatoria engloba los procedimientos quirúrgicos terapéuticos o diagnósticos realizados con anestesia general, loco-regional o local, con o sin sedación, que requieren cuidados postoperatorios de corta duración, por lo que no necesitan ingreso hospitalario.

El proceso de una intervención de CMA comienza con la preparación del paciente por el personal de Enfermería en el box individual y su posterior traslado en camilla hasta el correspondiente quirófano. Finalizada la intervención quirúrgica, el paciente vuelve a su box individual para recibir la atención posoperatoria. La monitorización es similar a la de una sala de despertar convencional. Pasado un tiempo estimado, y tras los últimos análisis, el paciente recibe el alta y regresa a su domicilio tras recibir las indicaciones pertinentes para el posoperatorio.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra invierte 1,5 millones para dotar de instalaciones propias a la unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria del CHN