SALUD

Salud implantará un modelo para mejorar la identificación y el seguimiento de pacientes en riesgo de suicidio

El programa consiste en un tratamiento telefónico de pacientes derivados al mismo además de proporcionar apoyo y consejos a sus seres queridos.

Imagen de unos voluntarios. ARCHIVO
Imagen de unos voluntarios. ARCHIVO  

La Gerencia de Salud Mental de Navarra, a través de su Plan de Salud Mental 2019-2023, está desarrollando nuevas herramientas para mejorar la detección y el seguimiento de pacientes con riesgo de suicidio.

Destacan la puesta en marcha del 'Código Suicidio', que va a permitir "una mejor identificación y seguimiento de las personas que están bajo este código" o la elaboración de un protocolo de detección y valoración del riesgo, integrado en la Historia Clínica del paciente, entre otras.

El 'Código Suicidio' pretende mejorar el Programa de Prevención del Suicidio existente que consiste en un seguimiento telefónico de pacientes derivados al mismo, ya que incluye pacientes con ideación suicida grave e intentos de suicidio detectados desde cualquier recurso de la Red de Salud Mental de Navarra, incluso a la población infanto-juvenil.

Además de estas actuaciones, los profesionales de Salud Mental trabajan en otras líneas de actuación, en colaboración con un grupo técnico de trabajo en el que participa la Asociación Besarkada-Abrazo, asociación de personas afectadas por el suicidio de un ser querido.

Estas consisten en definir una serie de recomendaciones en relación a la intervención en crisis y psicoterapéuticas; un registro de los intentos de suicidio y de los suicidios consumados, conjuntamente con la Subdirección de Sistemas y Tecnologías para la Salud; y un Plan de actuación al superviviente en suicidio consumado, ha explicado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

Según datos facilitados por el Instituto de Medicina Legal de Navarra, durante 2019 se produjeron en Navarra un total de 45 suicidios, 34 hombres y 11 mujeres, lo que supone una tasa de 6,87 casos por cada 100.000 habitantes.

En el año 2018, se registró una tasa de suicidios de 6,02 casos por cada 100.000 habitantes, 39 casos en total. Se producen tres fallecimientos por suicidio en hombres por cada uno en mujeres. El suicidio aumenta con la edad, teniendo las mayores tasas a partir de los 70 años.

RECOMENDACIONES PARA PERSONAS CON IDEACIONES SUICIDAS

El Departamento de Salud, a través de su Gerencia de Salud Mental, realiza una serie de recomendaciones a personas que puedan tener pensamientos de tipo suicida. Estos consejos se fundamentan principalmente en "la búsqueda de apoyos, tanto familiares como de amistad", así como, en situaciones de crisis, en los recursos de Salud: acudir al médico de familia o especialista de Salud Mental.

Según se indica desde la Gerencia de Salud Mental, "el suicidio se puede presentar como solución a un intenso dolor emocional, mental o físico o para relaciones interpersonales conflictivas. Sin embargo, la persona con ideas de suicidio debe saber que la desesperanza, el dolor y el vacío son estados temporales, no permanentes".

Señalan además que "quien piensa en suicidarse seguramente no quiere morir. Lo que desea es liberarse de las circunstancias intolerables de su vida y del sufrimiento emocional, mental y físico que siente". "La conducta suicida es la única alternativa que ve en ese momento, pero no lo es. El reto es encontrar otras maneras de resolver esos sentimientos intolerables", concluyen.

Además de los mencionados apoyos del entorno cercano y profesionales de salud, desde Salud Mental se señalan otros factores de protección, como tener habilidades de comunicación, saber resolver problemas de manera adaptada, buscar ayuda cuando surgen dificultades, trabajar la autoestima y, también, tener creencias y prácticas religiosas.

Por otra parte, entre los factores de riesgo más habituales se señalan: tener un trastorno mental; haber realizado tentativas suicidas; sentir indefensión, fracaso personal y desesperanza frente a la vida y al futuro; ser una persona impulsiva y con baja tolerancia a la frustración; tener antecedentes familiares de suicidio; y vivir acontecimientos vitales negativos.

Se recomienda ante situaciones de urgencia contactar con su médico de familia u otro profesional sanitario y aumentar la red de apoyo social.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Salud implantará un modelo para mejorar la identificación y el seguimiento de pacientes en riesgo de suicidio