SALUD

Navarra inicia dos grandes cribados para comprobar la incidencia 'real' del Covid-19 en residencias y colegios

La consejera Induráin ha adelantado que en el plano educativo, una de las fases contempla la realización aleatoria de test a unas 1.000 personas.

Una persona extrae sangre para poder efectuar un test inmunológico de coronavirus. EFE
Una persona extrae sangre para poder efectuar un test inmunológico de coronavirus. EFE  

El Gobierno de Navarra va iniciar esta semana un plan de cribado de Covid-19 en el ámbito escolar y en las residencias de la Comunidad foral. En el primer caso, el plan arranca con alumnos y profesores en la zona de Tudela, zona con especial incidencia de Covid-19, y en siguientes fases se extenderá al conjunto de Navarra, realizando un muestreo de forma aleatoria que llegará a unas mil personas.

En el caso de las residencias, se van a realizar pruebas a todos los residentes, unos 6.000, de los 150 centros de mayores y discapacidad de Navarra.

El plan de cribado en las residencias comienza este mismo miércoles, según ha informado en rueda de prensa la consejera de Salud del Gobierno foral, Santos Induráin. El objetivo es detectar casos asintomáticos y conocer el estado inmunitario de la población residente "para evitar la propagación del virus en esta población que es altamente vulnerable".

Esta actuación consiste en realizar pruebas PCR y test serológicos para detección de anticuerpos por la técnica de Elisa. Los profesionales de los centros de salud se desplazarán a las residencia para realizar la toma de muestras y contarán con el apoyo del personal sanitario de las residencias.

En cuanto al plan de cribado en el ámbito escolar, se va a medir la prevalencia de anticuerpos en escolares y profesores por nivel educativo. Se llegará a unas mil personas. El plan incluye un apartado específico para hacer test a alumnado y profesorado de grupos vulnerables.

El Gobierno foral elegirá muestras representativas de población escolar de manera aleatoria. Se realizarán test rápidos en los centros educativos y según el resultado, se precisará o no realizar una prueba de PCR. "Esto nos permitiría detectar casos activos en personas asintomáticas y conocer el estado inmunitario de las personas participantes", ha explicado.

El plan comienza el viernes en la zona de Tudela. Ese día se remitirá al alumnado el consentimiento informado, para que los padres den su autorización, y también al profesorado. El trabajo de campo se iniciaría la próxima semana.

El Gobierno foral considera que, con estas actuaciones, que, según ha dicho, ya tenía previsto con antelación, da cumplimiento al mandato del Parlamento de que elaborara un plan de cribado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra inicia dos grandes cribados para comprobar la incidencia 'real' del Covid-19 en residencias y colegios