• viernes, 01 de julio de 2022
  • Actualizado 15:53
 
 

INFRAESTRUCTURAS

La salida de Elizondo hacia Pamplona tendrá calzada de 5 metros, paso inferior y carril de aceleración

El director general de Obras Públicas se ha reunido con representantes del Ayuntamiento del Valle de Baztan y de Elizondo para abordar el diseño de este nuevo vial.

Imagen del puente de la localidad navarra de Elizondo donde se ha rodado gran parte de la película "El guardián invisible", basada en la popular novela negra del mismo nombre, que hoy se estrena en Pamplona con la presencia del director, Fernando González Molina, los actores de la cinta y la autora del libro, Dolores Redondo. EFE/Villar López
Imagen del puente de la localidad navarra de Elizondo. EFE/Villar López

La salida directa de Elizondo a la carretera N-121-B dispondrá de una calzada de 5 metros de anchura, un paso inferior y un carril de aceleración de 50 metros de longitud que permitirá al tráfico incorporarse a la carretera en dirección hacia Pamplona.

El director general de Obras Públicas e Infraestructuras del Gobierno foral, Pedro López, ha mantenido un encuentro con el alcalde del Ayuntamiento del Valle de Baztan, Joseba Otondo, el concejal de Obras Públicas, Florentino Goñi, y el alcalde jurado del pueblo de Elizondo, Aitor Bazterrika, para abordar el diseño de este nuevo vial. En el encuentro han participado también el director del servicio de Estudios y Proyectos, Josetxo López, y la jefa de la sección de Proyectos, Mª Carmen González.

El nuevo acceso se situará en el punto kilométrico 50+070 de la carretera N-121-B, que constituye la actual variante de Elizondo, y se iniciará en la calle Menditurri, junto a la comisaría de Policía Foral.

La solución adoptada parte de la citada calle, frente al centro policial, y discurrirá por el vial existente hasta alcanzar el paso inferior actual bajo la N-121-B. Posteriormente, girará hacia el oeste para realizar el acceso a la propia N-121-B por su margen izquierda, en dirección Pamplona. La primera parte del vial dispondrá de una calzada de 5 metros de anchura con un diseño para una velocidad de 40 km/h.

Por su parte, la incorporación consistirá en una cuña de 50 metros de longitud formada con un carril de incorporación que tendrá una anchura de 4 metros, un arcén izquierdo de medio metro y un arcén derecho de 1,5 metros, ha informado el Gobierno foral.

EVITARÁ DESVÍOS DE 1 KILÓMETRO

Elizondo no tiene actualmente salida directa a la variante y los vehículos necesitan recorrer una distancia de más de 1.000 metros para poder acceder a la vía. De esta manera, se reducirá la distancia a recorrer y se facilitará la incorporación a la N-121-B.

Además, la nueva salida dará servicio a la comisaría de Elizondo, ubicada en este entorno, de manera que facilitará la actuación rápida de la Policía Foral mediante el acceso directo a la variante, ha añadido el Ejecutivo.

La zona de la carretera N-121 B donde se ubicará la salida desde Elizondo cuenta con una intensidad media de tráfico de casi 4.000 vehículos en el pk 42+970 y 3.000 vehículos en el pk 54+580, de los que un 3% se corresponde con tráfico pesado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La salida de Elizondo hacia Pamplona tendrá calzada de 5 metros, paso inferior y carril de aceleración