PREMIUM  SOCIEDAD

Las guitarras se levantan hacia el cielo en Pamplona para honrar la memoria del maestro Sabicas

Con esta acción ciudadana se ha querido recordar la figura del guitarrista flamenco Agustín Castellón Campos, que nació en Pamplona hace 107 años.

Guitarras al cielo para homenajear a Sabicas en Pamplona. GAZ KALÓ
Guitarras al cielo para homenajear a Sabicas en Pamplona. GAZ KALÓ  

Decenas de personas se han dado cita el mediodía de este sábado para participar en un emotivo homenaje a la figura del maestro Sabicas. Un acto que ha tenido lugar en la pamplonesa Calle Mañueta.

Para celebrar el 107º aniversario de su nacimiento, La Casa de Sabicas, Flamento On Fire y la Federación de Asociaciones Gitanas de Navarra Gaz Kaló habían hecho un llamamiento para que los aficionados al flamenco acudieran con su guitarra y así participar todos juntos en la acción popular con la que recordar al guitarrista Agustín Castellón Campos, que nació en la capital navarra el 16 de marzo del año 1912.

A las 12 horas del mediodía, los asistentes en la calle La Mañueta han levantado sus guitarras hacia el cielo, en un gesto para honrar la memoria del maestro pamplonés del flamenco.

Tras esta celebración, ha tenido lugar una actuación musical, La Canción de Sabicas, que ha sido interpretada por Lorena Jiménez, acompañada por la guitarra de Bruno Jiménez y el teclado de Bruno Jiménez (padre), autor tanto de la música como de la letra.

Una vez finalizado ese evento musical, el homenaje ha continuado con un vermú flamenco, que se ha celebrado con la participación de todos los asistentes en La Casa de Sabicas.

Como se recuerda, Agustín Castellón Campos nació en el Casco Antiguo de Pamplona, pero fue un ciudadano del mundo, ya que vivió y viajó por toda España y, tras la Guerra Civil, por Argentina, México y Estados Unidos.

PRESUMÍA DE SER NAVARRO Y GITANO

Allá donde vivió, nunca olvidó sus orígenes, según han indicado los organizadores del homenaje de este sábado, que han apuntado que él presumía de ser navarro y gitano. De hecho, y a pesar de fallecer en Nueva York, su deseo antes de morir fue el de ser enterrado en tierras navarras. Por ello, desde el año 1990, yace en el cementerio municipal de Pamplona.

Sabicas fue un revolucionario en su época y estuvo abierto a mezclar su guitarra flamenca con otros instrumentos y otras corrientes musicales, como el famoso disco que grabó en 1970 con Joe Beck Rock Encounter. Sabicas, junto a Carmen Amaya, internacionalizaron y elevaron el flamenco a lo más alto, actuando varias veces en el prestigioso Carnegie Hall de Nueva York.

En el año 1974, el maestro indicó que le gustaría volver, con todo honor, a actuar en Pamplona. "Llevo 39 sin ver la ciudad en que nací. Tan solo recordarla y pronunciar su nombre hace que se me apresuren los pulsos”, relató.

Sabicas, según los organizadores del homenaje, es sin duda uno de los músicos de repercusión internacional nacido en Navarra. Sin embargo, no cuenta con el reconocimiento social ni institucional recibido por otros ilustres músicos, como pueden ser Pablo Sarasate o Julián Gayarre.

"Impulsar esta acción popular (para toda la ciudadanía) es la mejor manera de homenajear al maestro Sabicas. Al mismo tiempo, sirve para difundir la trayectoria y la obra de Sabicas, y su reconocimiento institucional y social, que también es una manera de promover la convivencia y las interrelaciones sociales y culturales", han concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las guitarras se levantan hacia el cielo en Pamplona para honrar la memoria del maestro Sabicas