SOCIEDAD

Un valtierrano, a punto de convertirse en campeón del mundo con una calabaza gigante de más de 1.150 kilos

Este sábado, batió el récord de España con su fruto, que se ha aupado además al segundo puesto entre las calabazas más pesadas de todos los tiempos.

Rubén Mendi Hualde (primero por la izquierda), con su calabaza que ha sido récord de España. CEDIDA
Rubén Mendi Hualde (primero por la izquierda), con su calabaza que ha sido récord de España. CEDIDA

El valtierrano Rubén Mendi Hualde, de 46 años, no olvidará fácilmente la tarde de este sábado, cuando una de sus calabazas gigantes reveló en la báscula un peso de 1.157,5 kilos, convirtiéndose de inmediato en el récord de España.

Para hacerse una idea de la importancia de este peso, se puede tomar como referencia que la calabaza más grande de todos los tiempos y en todo el mundo pesó 1.190 kilos. De hecho, la proeza conseguida por este agricultor navarro ha hecho que, de momento, se haya colocado en la primera posición del campeonato del mundo.

Habrá que esperar hasta el 12 de octubre, el día en el que se realizan los últimos pesajes, para confirmar si Mendi acudirá a Boston para recibir el trofeo que lo acredita como el cultivador de calabazas gigantes más importante del año.

Pero, suceda o no eso, para este valtierrano, lo conseguido ya supone un premio al esfuerzo y a la dedicación que durante nueve meses otorga a sus plantas, que llevan varios años maravillando no solo en España, sino en todo el mundo.

Así lo acredita su palmarés: campeón de España en los años 2017, 2018, 2019 y 2020, además de sexto del mundo en Las Vegas en el 2019 y séptimo en Portland en el 2018. El Big Show, como se denomina este evento y que en este 2020 se celebra en Boston (el año que viene, será en Bélgica), verá en los próximos meses si Mendi hace historia.

Por ahora, su gesta ha quedado confirmada por los tres jueces de la The Great Pumpkin Commonwealth (la organización mundial que gestiona estos campeonatos y que depende del Guinness World Records) que se desplazaron hasta Valtierra para certificar los pesos del 12º Concurso Internacional de Calabazas Gigantes de Valtierra.

A POR EL RÉCORD DE ESPAÑA

Qué duda cabe que Mendi venció este sábado en el certamen, aunque, como él mismo reconoce, no esperaba conseguir un logro tan destacado. "Mi objetivo no era luchar por cosechar la calabaza más pesada de todos los tiempos; yo solo iba a batir el récord de España y a superar los 1.000 kilos. Es una pasada lo que ha ocurrido. No sé si alguien sacará alguna calabaza más grande en lo que queda de año, pero, si nadie lo logra, quedaré campeón del mundo", subraya.

Rubén Mendi Hualde, con su calabaza gigiante y el cartel que marca su peso y su récord de España. CEDIDA

Si echa la vista atrás, este valtierrano recuerda que comenzó a cultivar en el año 2009, aunque su éxito en este campo llegó en el 2017, cuando se coronó por primera vez como campeón de España (ha batido en tres ocasiones el récord nacional). Confiesa que le dedica mucho tiempo y que su afición y su ilusión han dado sus frutos, nunca mejor dicho.

"Nosotros gestionamos las cuevas de Valtierra y, en el año 2009, organizamos un concurso para agricultores locales de Valtierra, de Corella, de Cintruénigo…, que vinieron con calabazas de 50-60 kilos y en el que dimos un premio de un jamón ibérico. Ya en el 2010, empecé a cultivar yo mismo, y conseguí una calabaza de 130 kilos, aunque en ese año ganaron unos de Barcelona con una de 200", rememora Mendi.

Según aclara, se trata de un proceso de autoaprendizaje, de búsqueda por internet, de ir mejorando la técnica año a año. "Ahora, he conseguido mis propias semillas, que son las mejores semillas genéticas prácticamente de todo el mundo. Porque las he aclimatado a nuestro clima de la Ribera, de nuestra tierra, y estoy consiguiendo unos muy buenos frutos, ya que su genética es increíble", apunta.

MEJORAR LA GENÉTICA

Su trabajo no acaba aquí, porque todos los años continúa mejorando la genética de sus calabazas. Aunque, como manifiesta, también influyen otros factores, como "el buen hacer, la suerte, la temperatura...". Pero resalta que esta vez ha puesto el listón demasiado alto: "Conseguir este peso otro año va a ser muy complicado".

Todos los años, Mendi cultiva tres plantas. En este 2020, ha logrado dos calabazas de 1.000 kilos de sus propias semillas (aunque una de ellas se le rompió hace dos semanas) y una de 900 kilos, con una semilla de un amigo suyo del valle de Napa, en California.

El agricultor valtierrano, con una de sus calabazas gigantes. CEDIDA

La espina que le queda clavada a Mendi es que, este año, la pandemia del coronavirus haya impedido las celebraciones que se suelen llevar a cabo en Valtierra durante el campeonato. "Todos los años hay una fiesta muy bonita en el pueblo, donde se pone una feria de artesanía, hay una comida popular, toca una banda de música, salen los gigantes, sueltan vaquillas y hacemos el concurso. Siempre viene mucha gente; el año pasado, por ejemplo, estuvieron más de 10.000 personas. Así que ha sido una pena que este año se haya tenido que celebrar a puerta cerrada, sin público y en privado. ¡Semejante calabazón, para que no lo haya podido ver todo el pueblo! Pero a lo largo de la próxima semana, todas las calabazas estarán expuestas en las cuevas de Valtierra, y la gente podrá venir a verlas", explica.

En el certamen de Valtierra no solo se presentan calabazas, sino todo tipo de frutas gigantes, como calabacines, calabazas de Haloween, sandías (la que ganó este sábado pesaba 72 kilos). Diez agricultores de toda España se dieron cita este fin de semana para presentar sus ejemplares. Incluso llegó una calabaza desde Inglaterra, producida por unos agricultores que, el año pasado, viajaron hasta Valtierra trayendo su fruto en un remolque. Pero este año, como los obligaban a hacer una cuarentena de 14 días por la situación del Covid-19, la enviaron a través de un transporte. Y quedaron en segunda posición, con un peso de 935 kilos.

FUERA LA SÁBANA

Sin embargo, para Mendi, el momento más especial del certamen fue cuando los jueces quitaron la sábana que tapaba el peso marcado por la báscula. "No me lo creo todavía. He dormido esta noche y, al despertarme, no sabía si era verdad, porque yo aspiraba a alcanzar los 1.000 kilos, una cifra a la que nunca había llegado. El año pasado, me quedé en 990,5 kilos. Fue un récord de España, pero tuve ese mal sabor de boca de quedarme a nueve kilos de los 1.000. Solo pensaba en qué podía haber hecho mal y reflexionaba en cómo lo había hecho, en los fallos que había podido cometer. Los he ido ajustando y yo el sábado solamente buscaba los 1.000 kilos y conseguir el récord de España, nada más", relata.

Pero cuando quitaron la sábana, la emoción lo conquistó todo. "Vi los 1.157,5 kilos y me quedé absorto, no me lo podía creer. Hay en el mundo alrededor de 50.000 personas que cultivan calabazas gigantes y, de ellas, hay unas 2.000 que se presentan al campeonato mundial. Conseguir una calabaza de más de 1.150 kilos es muy complicado. No es nada fácil. Salté de alegría y de emoción", cuenta.

Solo queda un mes para saber si la alegría será todavía mayor y si el logro tan impresionante quedará registrado en los anales como la calabaza gigante más grande del mundo en el 2020 y como la segunda más pesada de todos los tiempos. Llegue o no ese momento, Rubén Mendi Hualde, valtierrano de 46 años, ya es feliz con lo que ha conseguido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un valtierrano, a punto de convertirse en campeón del mundo con una calabaza gigante de más de 1.150 kilos