SOCIEDAD

La Asociación de Amigos de la Colegiata de Roncesvalles firma un convenio de colaboración con una empresa navarra

Con motivo del VIIIº Centenario de la Consagración de la Real Colegiata de Roncesvalles, la Santa Sede ha concedido a Roncesvalles el privilegio de un Año Jubilar,

Firma del convenio entre la empresa Etxenike Bio y la Asociación de Amigos de Roncesvalles. CEDIDA
Firma del convenio entre la empresa Etxenike Bio y la Asociación de Amigos de Roncesvalles. CEDIDA  

La Casa Prioral de la Real Colegiata de Roncesvalles ha acogido la firma del primer convenio de colaboración de la empresa Etxenike con la Asociación de Amigos de la Colegiata de Roncesvalles.

Por parte de la empresa ha firmado, su propietario, Mikel Etxenike, en tanto que por parte de la Asociación de Amigos, lo ha hecho su presidente, Juan Ramón Corpas.

El pasado viernes, 17 de julio, se cumplieron 800 años de la Consagración de la Real Colegiata de Roncesvalles, fecha elegida por el rey Sancho VII el Fuerte de Navarra, quien fuera promotor de tan importante obra, para hacerla coincidir con el octavo aniversario de la batalla de las Navas de Tolosa, hecho destacado de su reinado.

Con motivo de este VIIIº Centenario, la Santa Sede ha concedido a Roncesvalles el privilegio de un Año Jubilar, que se va a extender desde julio de 2020 hasta el 17 de julio de 2021.

Los años jubilares son sucesos de naturaleza religiosa, que producen una poderosa atracción en gentes diversas, viajeros, peregrinos y devotos, que se ponen marcha hacia los lugares marcados por la fe, cercanos al cielo y la salvación. Lugares con cuyo nombre se redactó durante la Edad Media la base cultural y espiritual de Europa.

Pero junto con el hecho religioso, los años jubilares son motivo de promoción y llamada. Así, las comunidades que se ven agraciadas con esta concesión, la reciben como una ocasión para promover y divulgar su imagen, apoyar la hostelería, los servicios y el intercambio comercial de las comarcas interesadas y, en definitiva, aportar actividades de toda índole para activar la economía y fijar población.

Algo que multiplica su interés si el lugar del que se trata está situado en una comarca poco poblada y con escasez de iniciativas empresariales, como es el caso del área pirenaica.

Roncesvalles, como es sabido, constituye uno de los símbolos más vigorosos de Occidente. Su nombre está grabado en el imaginario de los europeos con el poder de los emblemas, que una vez conocidos, no se pueden olvidar ni confundir.

La memoria de la batalla del 15 de agosto de 778, La Chanson de Roland y sus incontables derivaciones literarias, su situación estratégica en la Ruta Compostelana, la piadosa y ejemplar hospitalidad practicada hacia los peregrinos a lo largo de los siglos, han convertido al santuario pirenaico en una metáfora de Europa.

No por casualidad se integran en su seno dos importantes Itinerarios Culturales Europeos: el Camino de Santiago y la Vía Carlomagno.

Es por ello que, en cordial colaboración con la diócesis navarra y la colegiata, La Asociación de Amigos de Roncesvalles y el Consejo Navarro del Movimiento Europeo han puesto en marcha una ambiciosa programación que se va a extender a lo largo de todo el año: Cursos ​universitarios, reuniones europeístas de notable contenido social y económico, seminarios, reuniones de especialistas en historia, de alumnos de diversos países, europeos o no, iniciativas editoriales, presentación de publicaciones, conciertos, manifestaciones folklóricas, populares y festivas, van a jalonar el periodo que se abrió el 17 de julio pasado y que se extenderá hasta julio de 2021.

Para poder abordar todo ello se ha contado con el patrocinio de tres empresas, ligadas física o emocionalmente a Roncesvalles y su significado. Se trata de Etxenike, con la que, se ha firmado el Convenio, Magnesitas de Navarra y el Banco de Santander.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Asociación de Amigos de la Colegiata de Roncesvalles firma un convenio de colaboración con una empresa navarra