SOCIEDAD

Polémica en ARCO: retiran una obra con los agresores de Alsasua como supuestos "presos políticos"

A petición de la feria de arte se han retirado las imágenes de la serie fotográfica, valorada en 80.000 euros, en la que también aparece Oriol Junqueras.

Presos Políticos en la España Contemporánea, la polémica serie de fotografías retirada de ARCO y que incluye imágenes de los detenidos por la paliza de Alsasua a dos guardias. EFE
Presos Políticos en la España Contemporánea, la polémica serie de fotografías retirada de ARCO y que incluye imágenes de los detenidos por la paliza de Alsasua a dos guardias. EFE  

La galerista Helga de Alvear ha decidido retirar de su estand en ARCO la serie de fotografías titulada 'Presos Políticos en la España Contemporánea', en la que se incluían los retratos de los agresores detenidos por atacar a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua.

Se ha procedido así a retirar una de las obras más polémicas que se había expuesto en la feria ARCO, la Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Madrid. Esta supuesta obra de arte ha sido realizada por Santiago Sierra y recoge 24 fotografías de personas a las que considera "presos políticos de España".

Las 24 imágenes aparecen pixeladas y entre los rostros recogidos figuran, además de los detenidos por la agresión de Alsasua que será juzgada por la Audiencia Nacional, políticos como el exvicepresidente de la Generalitat catalana Oriol Junqueras.

Fuentes de la galería han indicado a Efe que han decidido, a petición de ARCO, retirar la obra de Sierra, valorada en 80.000 euros, y protagonizada por "reconocidos encarcelados" de los que solo se ve la cara pixelada aunque se les puede poner nombre gracias a los textos que acompañan a cada uno de los retratos.

Oriol Junqueras, los tres encarcelados por la agresión de Alsasua o simpatizantes del 15M aparecen sin rostro en esta serie fotográfica de Sierra, que en 2010 rechazó el Premio Nacional de Artes Plásticas aduciendo que él era "un artista serio".

EL ARTÍFICE DE LA OBRA: "SE ESTÁ HACIENDO CENSURA"

Santiago Sierra ha emitido un comunicado tras conocer la retirada de su obra y la tacha de "censura". "Daña seriamente la imagen de esta feria internacional y del propio estado español", asegura el artífice de esta idea.

Sierra considera que esta decisión es "una falta de respeto": "Actos de este tipo dan sentido y razón a una pieza como ésta, que precisamente denunciaba el clima de persecución que estamos sufriendo los trabajadores culturales en los últimos tiempos".

La institución ferial Ifema, en cuyos pabellones 7 y 9 se desarrolla ARCO, explica en un comunicado que, "desde el máximo respeto a la libertad de expresión", la "polémica" que "ha provocado en los medios de comunicación la exhibición de estas piezas, está perjudicando la visibilidad del conjunto de los contenidos que reúne ARCOmadrid 2018".

Desde Ifema añaden que es "su responsabilidad, como organizadora, tratar de alejar de su desarrollo los discursos que desvíen la atención del conjunto de la feria".

Por su parte, el Ayuntamiento de Manuela Carmena, que forma parte de Ifema a través de un consorcio junto con la Comunidad de Madrid, la Cámara de Comercio e Industria y la Fundación Montemadrid, ha solicitado la celebración de un junta rectora urgente "virtual" para pedir la rectificación porque no comparte esta decisión ni sabían que se había solicitado la retirada.

LA GALERISTA QUE EXPUSO LA OBRA: "ENTIENDO LA RETIRADA"

La veterana galerista Helga de Alvear ha señalado a Efe que "entiende perfectamente" que ARCO le haya pedido que quitara la obra de Santiago Sierra porque "estoy en casa ajena y si Ifema no quiere tenerlo ahí yo lo quito. En mi casa no me quita nadie nada", ha precisado.

"Lo siento, pero no es más que una obra de arte", puntualiza la galerista, quien ha confirmado que hay una galería interesada en la obra, que se puso a la venta por 80.000 euros, aunque no sabe si ya se ha vendido o no.

En su opinión, el gesto de ARCO "no ha sido nada" contra ella, ni tampoco contra Santiago Sierra: "Es solo una obra de arte, mañana ponemos otra cosa", ha resumido. Sí mantiene los catálogos con los fotogramas pixelados, que se venden a diez euros cada uno, cuyos beneficios irán a una ONG que lucha contra el cáncer, porque, asegura, "nadie le ha dicho que lo quite".

"Con mi edad, y con los años que llevo con mi galería -desde 1980, recuerda-, te aseguro que he pasado por cosas mucho más difíciles", ha manifestado De Alvear quien insiste en que "le da lo mismo" si hoy "se entiende o no se entiende" el arte.

EL SECRETARIO DE ESTADO: "EN ESPAÑA NO HAY PRESOS POLÍTICOS"

El secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, ha destacado este miércoles a su llegada a ARCO para presentar la cesión de la colección de Ella Fontanals de Cisneros que en España no hay presos políticos y ha considerado que la retirada de la obra de Sierra puede deberse a un tema "conceptual".

"No he visto la obra pero lleva el título de "presos políticos" pero si hay fotografías de personas que no son presos políticos hace pensar que conceptualmente no estaba bien ajustada la obra y es un criterio artístico que se ha tomado a la hora de retirarlo", ha agregado.

Por su parte, la portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Margarita Robles, ha aplaudido la decisión de retirar la obra de Sierra porque, "en este momento todo lo que contribuya a tranquilizar el ambiente y la crispación es positivo", ha dicho.

Contrario se ha mostrado el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha criticado la decisión y ha apelado a la libertad de expresión: "No es compatible con la democracia que haya determinados temas que no se puedan tocar o sobre los que se pueda hablar", ha dicho.

Para el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, se trata de "censura" de "la Fundación ARCO", "de una hipocresía superlativa", y ha considerado este hecho, por el que pedirán al Gobierno que retire subvenciones o beneficios fiscales a esa fundación, propio "del régimen" del presidente turco.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Polémica en ARCO: retiran una obra con los agresores de Alsasua como supuestos "presos políticos"