SOCIEDAD

Restauradas 14 sillas del salón isabelino del Palacio de Navarra mediante el Empleo Social Protegido

Esta mañana han visitado los locales la concejala delegada, Edurne Eguino y la consejera María José Beaumont

María José Beaumont y Edurne Eguino con los trabajaores de Tapicería.
María José Beaumont y Edurne Eguino con los trabajaores de Tapicería.

Vuelven al Palacio de Navarra las 14 sillas, que son parte del mobiliario del Salón Isabelino, que en los últimos dos meses han sido  restauradas por el tajo de tapicería del Ayuntamiento de Pamplona. Aunque la finalidad originaria de ese salón era servir de despacho del ministerio de jornada, en las ocasiones en que los reyes se alojaban en la Diputación, actualmente, se emplea para reuniones de trabajo, y para la firma de convenios.

Esta mañana la concejala delegada de Acción Social y Desarrollo Comunitario del Ayuntamiento de Pamplona, Edurne Eguino, y la consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia de Navarra, María José Beaumont, han visitado los locales en los que trabajan las nueve personas que forman el tajo (calle Monasterio de Fitero, 15), para apreciar sobre el terreno al trabajo realizado.

En este tajo trabajan 8 peones (7 mujeres y un hombre) y una supervisora. Tres de las operarias del tajo, supervisadas por una encargada, se han encargado de hacer este trabajo manual de carácter totalmente artesanal.

En un primer momento, con las sillas en el taller, soltaron las telas, retiraron la goma espuma y el material en mal estado de las sillas (los respaldos en su totalidad, aunque únicamente la tela de cobertura y la gomaespuma de acolchado del asiento). Después se encargaron de sustituir las zonas mas afectadas, como cinchas y arpillera, aunque los muelles y el relleno originales se mantuvieron.

Tras restaurar el sistema completo, una persona del tajo, experta en restauración, colocó la tela de tapicería nueva, de color verde imitando al terciopelo. Las operarias del tajo sustituyeron el acabado de tachuelas bronceadas por un galón del mismo color. El proceso de restauración concluyó aplicando un producto especial de madera para limpiar y abrillantar.

Este tajo del Consistorio se encargó de acudir al Salón Isabelino, realizar la valoración del estado de las sillas y preparar un presupuesto para su restauración. Después se compró el material necesario para la intervención, se trasportaron al taller los elementos y se realizó el proceso de restauración, que hoy se da por culminado.

RESTAURAR MOBILIARIO SIN INTERÉS HISTÓRICO - ARTÍSTICO

Esta iniciativa tiene un doble objetivo para el Gobierno Foral. Por un lado, restaurar mobiliario del Palacio de Navarra que no sea de interés histórico-artístico, con el fin de asegurar su buena conservación y funcionalidad; y por otro, colaborar con el Ayuntamiento de Pamplona y su tajo de Tapicería para fomentar el empleo social protegido y la formación de las personas que participan en él.

La intención del Gobierno foral es mantener esta colaboración y, en función de la disponibilidad del tajo y seguir restaurando otro mobiliario de similares características del Palacio de Navarra, en función de su grado de conservación.

No es la primera colaboración entre el Consistorio y el Gobierno de Navarra a través de este tajo. En los últimos cuatro meses, además de estas sillas, el tajo ha tapizado otras 11 sillas: 7 para centros de salud y otras cuatro para el Centro San José. Asimismo se han realizado cubre inodoros, colchonetas, colchas, cojines y módulos de goma espuma para la Red de Escuelas Infantiles y 40 cortinas para la Residencia El vergel.

Estos trabajos a veces son de grandes dimensiones, como el que enfrentan ahora de restaurar las 600 butacas del salón de actos del IES Plaza de la Cruz, una tarea similar a la que  ya realizaron desmontando, pintando, tapizando y montando las 300 butacas del salón de actos en el IES Navarro Villoslada el pasado año.

APRENDER UN OFICIO DESEMPEÑÁNDOLO

En estos cuatro meses, además, el tajo de Tapicería ha realizado trabajos para distintas áreas del Consistorio: 75 sillas y 1 orejero para apartamentos tutelados y diversos centros; cortinas, sillas y faldas para mesas para colegios; arreglo de una decena de colchonetas para diversos polideportivos o tapizado de módulos de cambiadores de bebé con destino a las escuelas Infantiles del Ayuntamiento de Pamplona, entre otros.

Los tajos del Ayuntamiento de Pamplona forman parte de los programas de Empleo Social Protegido y combinan elementos laborales y formativos con estrategias de mejora de la vida cotidiana. Así, se pretende que las personas contratadas obtengan una formación laboral suficiente para realizar trabajos con calidad en un tiempo razonable, además de lograr que se adquieran habilidades y destrezas para la posterior inserción laboral.

El programa del Consistorio se cierra con un proceso de tutela orientado a objetivos individualizados tanto en el ámbito laboral como en el personal (acompañamiento). Los operarios del tajo de Tapicería obtienen sendos contratos de seis meses de duración (un año en total), mientras se forman en el desempeño de su oficio.

El Ayuntamiento de Pamplona tiene once tajos de empleo social: confección, tapicería, soldadura, pintura, río, viveros, obras, encuadernación, limpiezas, conserjerías y servicios múltiples.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Restauradas 14 sillas del salón isabelino del Palacio de Navarra mediante el Empleo Social Protegido