SOCIEDAD

"Es un dispendio": rechazan que la Mancomunidad siga adelante con la planta de residuos en Imárcoain

El alcalde de Noáin-Valle de Elorz ha afirmado que "la estrategia que se está siguiendo es vaciar de contenido las competencias del Ayuntamiento".

Un vertedero lleno de residuos. ARCHIVO
Un vertedero lleno de residuos. ARCHIVO

Navarra Suma ha rechazado la intención de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona de seguir adelante con el proyecto de una planta de residuos en Imarcoain, un proyecto que considera un "dispendio" y que se está haciendo además "vaciando de competencias" al Ayuntamiento de Noáin-Valle de Elorz.

En una rueda de prensa, el alcalde de Noáin-Valle de Elorz, Sebastián Marco, y la concejala de Navarra Suma en Pamplona María Caballero han criticado la apuesta de la Mancomunidad por promover un segundo Proyecto de Incidencia Supramunicipal (PSIS) en torno a esta planta, lo que interpretan como un intento de evitar el control del Ayuntamiento sobre esta infraestructura.

Sebastián Marco ha afirmado que la Mancomunidad está actuando "de forma precipitada y poco sólida" y ha asegurado que recurrirán el PSIS y "todo cuanto estimemos oportuno y veamos que pueda ser viable en los tribunales, porque este proyecto, debido a la velocidad y falta de solidez con que se está haciendo, tiene muchos puntos débiles e intentaremos conseguir que vaya a una mejor ubicación".

La concejala María Caballero ha explicado que su grupo siempre ha apoyado que "es necesario construir una instalación para tratamiento de materia orgánica así como ampliar la de los envases, pero la Mancomunidad no está pensando solo en eso, sino en derruir todas las instalaciones que están en funcionamiento en Góngora y en construirlas de nuevo en Imarcoain, un dispendio millonario de fondos públicos, que supone gastarnos cerca de 80 millones cuando podríamos solucionarlo con 20 millones".

María Caballero ha asegurado que la Mancomunidad quiere impulsar este proyecto argumentado que "está obligada a este traslado de instalaciones porque firmó un convenio en 2008 con el Ayuntamiento del Valle de Aranguren que obligaba a clausurar el vertedero en 2023, a cerrar la instalación de fracción resto y envases en 2028 y a no construir allí la de tratamiento".

Según Caballero, "ese convenio que se firmó en 2008 se sustentaba en un informe técnico que decía que el vertedero se llenaría en 2023 y en 2016 hubo un informe propio de la Mancomunidad que decía que la generación de residuos a consecuencia de la anterior crisis había bajado mucho y el llenado no se produciría hasta 2044". "Además, a ese informe se sumó otro del arquitecto Francisco Galán, que redactó el proyecto de Góngora, que decía que las limitaciones al vertido haría que ese llenado no se produzca hasta 2091", ha asegurado.

Por tanto, ha considerado que es "obligado revisar el convenio" con el Ayuntamiento del Valle de Aranguren y ha afirmado que "empecinarse en seguir adelante ahora es continuar la estrategia dilapidadora de dinero público que empleó Bildu y a la que incomprensiblemente se están sumando otros grupos".

El alcalde de Noáin-Valle de Elorz ha afirmado que "la estrategia que está siguiendo la Mancomunidad es vaciar de contenido las competencias del Ayuntamiento para imponer por las bravas una instalación, creemos que ilegalmente localizada y que es un despilfarro millonario". "Noáin-Valle de Elorz está saturado de infraestructuras y somos bastante solidarios con toda la Comunidad", ha asegurado.

Además, ha señalado que "la Mancomunidad dice que van a tratar residuos de otras zonas de Navarra y de fuera de Navarra" y se ha preguntado si "es justo que con el dinero de los contribuyentes de la Mancomunidad sufraguemos instalaciones para que se beneficien otras zonas en cuanto al tratamiento de basuras".

Sebastián Marco ha explicado que actualmente el Ayuntamiento tiene recurrida ante el Juzgado Contencioso-Administrativo la desestimación del Tribunal Administrativo de Navarra contra el acuerdo de compra de la parcela -para este proyecto-. "También hemos presentado una solicitud de revisión de oficio para dicho acuerdo en la Mancomunidad y queremos que se estudie la oportunidad de revisar el convenio suscrito con Aranguren en su día", ha dicho.

El alcalde ha afirmado que "en Góngora hay terrenos y hay instalaciones". "¿Por qué no estudiarlo allá? En Noáin-Valle de Elorz, para la Ciudad del Transporte se hizo un Plan Sectorial relacionado con el transporte y no queremos que lo cambien. ¿Por qué va a ir allá cuando hay opciones más baratas y mejores? Y si hay un tercer sitio que fuera mejor que Góngora, que lo digan ellos, pero estamos convencidos de que Noáin-Valle de Elorz no es el sitio idóneo para esa planta", ha dicho.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"Es un dispendio": rechazan que la Mancomunidad siga adelante con la planta de residuos en Imárcoain