• domingo, 01 de agosto de 2021
  • Actualizado 21:44

 

 
 

CULTURA

El réquiem 'pamplonés' de Mozart ya se encuentra accesible al gran público

Se desconoce la autoría de la adaptación de la partitura para este evento celebrado en Pamplona en 1844

Aurelio Sagaseta, maestro de capilla de la Catedral de Pamplona, y Rafael Zafra, investigador de la Universidad de Navarra y colaborador del Instituto Cultura y Sociedad. UNAV
Aurelio Sagaseta, maestro de capilla de la Catedral de Pamplona, y Rafael Zafra, investigador de la Universidad de Navarra y colaborador del Instituto Cultura y Sociedad. UNAV

La singular versión del Réquiem de Mozart conservada en el archivo musical de la Catedral de Pamplona es ya accesible al público gracias a un volumen que recoge un estudio y una edición musical de esta versión inédita, preparada para las solemnes exequias fúnebres de la infanta Luisa Carlota de Borbón-Dos Sicilias.

Se desconoce la autoría de la adaptación de la partitura para este evento celebrado en Pamplona en 1844, pero "un copista cualquiera no hace esto. El de esta obra sabía lo que hacía, y está perfectamente adaptado a Pamplona", ha considerado el director de la Capilla de Música de la Catedral, Aurelio Sagaseta, quien cuando en 1962 fue nombrado Canónigo-Maestro de Capilla de la Seo pamplonesa recibió también en custodia su archivo musical.

"Me llamó la atención la atención la existencia de una copia del 'Requiem' de Mozart entre sus manuscritos", ha señalado Sagaseta en conferencia de prensa, en la que también se ha referido a la "enigmática" inscripción de su portada, la frase "sepultus in Leipzic", que ahora se atribuye a que podría haber sido copiada directamente del original de la obra que se guarda en Alemania.

La versión del Requiem de Pamplona tiene algunas variantes en la parte coral y sobre todo en la orquestal, y es donde parece que el copista tuvo indicaciones precisas del maestro de capilla del momento de acuerdo con la plantilla orquestal de la Catedral, y cambió las trompetas por trompas o clarinetes, trombones por fagotes, y quitó los timbales.

Todo ello suma para hacer de esta de Pamplona una versión singular que volvió a ser recuperada el 2 de noviembre de 2019, cuando fue interpretada por la Capilla de Música de la Catedral en su contexto original, dentro de la liturgia, grabación audiovisual que contiene la edición hoy presentada.

Precisamente ese es uno de sus valores, ha dicho Sagaseta, quien consciente de la dificultad de "montar" de nuevo una obra así, ha hecho votos por "institutionalizar su interpretación" quizá de forma anual con motivo de conmemoraciones de difuntos y dentro de las mismas para las que fue concebida.

No ha obviado que la calidad de los intérpretes y del montaje requiere de un gasto, pero ha sugerido la posibilidad de que se cubriera (ya no para conseguir beneficios sino para equilibrar el gasto) mediante el cobro de una entrada, convencido de que "la música buena hay que pagarla".

La edición crítica ha sido realizada por el propio Sagaseta y viene precedida por un estudio de Miguel Ángel Marín, director del Programa de Música de la Fundación March y profesor de Musicología de la Universidad de la Rioja, y se trata de la tercera publicación de la colección Chantria, surgida como fruto del proyecto de colaboración firmado entre el Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra y el Cabildo de la Catedral de Pamplona.

Su objetivo era la recuperación del patrimonio musical de este templo, ha dicho su coordinador, Rafael Zafra, quien ha señalado que con este trabajo finaliza el proyecto inicial con la Catedral de Pamplona y ha avanzado que ahora se abren a otras catedrales para la recuperación del patrimonio musical, si bien los proyectos se espaciarán más en el tiempo.

También ha intervenido la decana de la Facultad de Filosofía y Letras y responsable del proyecto de patrimonio del ICS, Julia Pavón, quien ha subrayado de este trabajo la "ilusión de mostrar que la herencia cultural, las consecuciones del pasado forman parte del ADN del futuro". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El réquiem 'pamplonés' de Mozart ya se encuentra accesible al gran público