SOCIEDAD

Proteger, restaurar y regenerar cascos urbanos e históricos: el objetivo en un valle de Navarra

Gobierno de Navarra ha informado este miércoles de la firma de un plan con el Ayuntamiento de Baztán y del fin de las obras de renovación en Arguedas.

Imagen de Lekaroz, en el valle de Baztán ARCHIVO
Imagen de Lekaroz, en el valle de Baztán ARCHIVO  

El Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Baztán van a impulsar un Plan Especial de Actuación Urbana (PEAU) con el objetivo de ordenar, proteger, restaurar y regenerar cascos urbanos e históricos, edificios y espacios públicos en 29 concejos de este Valle.

El vicepresidente José Mª Aierdi y el alcalde de Baztán, Joseba Otondo, han firmado este miércoles en el Palacio de Navarra un convenio que vincula a ambas instituciones para elaborar conjuntamente este PEAU, el instrumento urbanístico básico que permitirá acometer la regeneración de los cascos históricos.

Esta iniciativa forma parte de la estrategia de urbanismo compacto emprendida por el Departamento de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos para acometer procesos de rehabilitación y regeneración de edificios, espacios públicos y entornos paisajísticos, "introduciendo en los planeamientos municipales nuevos factores como la sostenibilidad urbana, el urbanismo inclusivo o la adaptación al cambio climático, como alternativa a desarrollos expansivos con nuevas ocupaciones de suelo", ha indicado en un comunicado el Ejecutivo foral.

Aierdi ha apuntado que "los instrumentos urbanísticos deben estar al servicio de nuestro empeño por recuperar el alma de nuestras ciudades, pueblos y entornos urbanos, por fomentar una estrategia de crecer hacia dentro, desde un uso racional del suelo, para recuperar las tramas urbanas y las zonas rurales como espacios de convivencia y de relación equilibrada con nuestro entorno paisajístico y territorial".

La elaboración y redacción del PEAU, que identificará, delimitará y ordenará urbanísticamente los cascos históricos, edificaciones y paisajes urbanos del Valle de Baztán, tiene un presupuesto inicial de 180.000 euros, cuya cuantía que estará subvencionada al 80% por la Dirección General de Ordenación del Territorio del Gobierno de Navarra.

Entre los objetivos recogidos en el convenio que han firmado este miércoles José Mª Aierdi y Joseba Otondo se encuentra la protección y restauración del paisaje urbano de los núcleos históricos del Baztán, tanto en el interior de su tejido como en su periferia y entorno periurbano.

Asimismo, el convenio contempla el desarrollo de propuestas urbanísticas para la protección, reforma interior y regeneración urbana de los cascos históricos, así como propiciar el uso y ocupación de inmuebles antiguos y viviendas vacías por medio de rehabilitaciones integrales y otras intervenciones en el espacio público de su entorno. Estas actuaciones persiguen la regeneración de centros urbanos para recuperar su función residencial, dotados con equipamientos y servicios públicos.

Igualmente, el nuevo PEAU planificará la creación de dotaciones urbanísticas y equipamiento comunitario necesario para la revitalización de estos espacios, así como la resolución de problemas de circulación, estética paisajística, mejora del medio ambiente o de acceso a los servicios públicos.

Una de las novedades que aporta el PEAU de Baztán tiene que ver con la introducción en el planeamiento municipal de criterios como "la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático o la incorporación de mecanismos de urbanismo inclusivo en el diseño de los espacios públicos, dando respuesta a las demandas de distintos sectores de la población por razones de edad, dependencia o género".

Igualmente, se incorporan otros aspectos novedosos como la prevención de riesgos por inundabilidad -dados los problemas que han ocasionado en los últimos años las crecidas del río Bidasoa a su paso por el Baztán- o la apertura de un proceso dinámico de participación ciudadana en las revisiones del planeamiento urbanístico.

En el plan que se elaborará a partir del próximo año 2020 se delimitarán e incorporarán todos los suelos de núcleos urbanos recogidos en el Plan Urbanístico Municipal del Valle de Baztán, que abarca un total de 29 concejos.

750.000 EUROS PARA RENOVAR ARGUEDAS

Además, el Gobierno de Navarra ha destinado 750.000 euros a la renovación del primer ensanche de Arguedas y a la reforma de la casa consistorial. El consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, el director general de Administración Local y Despoblación, Jesús Mari Rodríguez, y el alcalde de Arguedas, Fernando Mendoza, han visitado varias de las calles renovadas.

Las obras, que comenzaron el pasado mes de abril y han finalizado recientemente, están subvencionadas por el Gobierno de Navarra a través de las Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) y el Plan de Inversiones Locales (PIL) 2017-2019.

Se han efectuado mejoras en las calles Batán, San Miguel, San José, Noria, carretera Nueva y, la travesía de la calle Noria a la carretera Nueva y parte de la calle San Juan. La actuación ha consistido en la renovación de las redes de abastecimiento, saneamiento y pluviales; las acometidas domiciliarias y las conexiones con las redes existentes, además de una nueva pavimentación de hormigón y aceras terminadas en adoquín.

Los trabajos, realizados por la empresa Excavaciones Fermín Osés S.L. han contemplado una inversión total de 996.481,58 euros (IVA incluido), de los cuales el Gobierno de Navarra aporta 565.946,82 euros a través de la ley de Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) y el Plan de Inversiones Locales (PIL).

Esta renovación de calles en la zona del primer ensanche se une a la que ya realizó el Ayuntamiento de Arguedas hace 4 años en la parte vieja de la localidad, de forma que prácticamente se culmina la rehabilitación de todo el centro urbano.

A cargo del Plan de Inversiones Locales 2017-2019 se ha financiado también la instalación de un ascensor en la casa consistorial con el fin de dotar al edificio municipal de mayor accesibilidad. Las obras cuentan con un presupuesto total de 124.220,14 euros (IVA incluido), de los que el Ejecutivo aporta 69.334,79 euros.

Las obras del ascensor, que se ubica en el hueco central del trazado de las escaleras, se han adjudicado a Construcciones y contratas Hermanos García Llorente S.L., mientras que el lote del ascensor se ha adjudicado a Orona y la estructura metálica, a Juan Ignacio Zubieta Baile.

El Gobierno de Navarra ha concedido asimismo al Ayuntamiento de Arguedas 117.541,53 euros en concepto de libre determinación, con los que el consistorio ha financiado parte de la inversión restante en las calles del primer ensanche.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Proteger, restaurar y regenerar cascos urbanos e históricos: el objetivo en un valle de Navarra