SOCIEDAD

Los riesgos de la solidaridad: advierten de la “criminalización” de la ayuda humanitaria en el Día del Refugiado

Este último ha apuntado que en la actualidad hay 68’5 millones de personas refugiadas en el mundo y tres millones y medio de solicitantes de asilo.

Acto en la Plaza del Ayuntamiento por el Día del Refugiado. PABLO LASAOSA
Acto en la Plaza del Ayuntamiento por el Día del Refugiado. PABLO LASAOSA  

El Parlamento de Navarra, con motivo del Día Mundial de las Personas Refugiadas, que se conmemora este miércoles, ha acogido el debate ‘El drama de los refugiados, en el ángulo muerto’ en el que diversos expertos han advertido de la “criminalización” de la ayuda humanitaria.

El acto, organizado por Médicos sin Fronteras, ha congregado al periodista y especialista en el éxodo rohingyá, Igor García; al historiador y autor de obras sobre el pueblo kurdo y Oriente Medio, Manuel Martorell; y al presidente de CEAR Euskadi, Javier Galparoso.

Este último ha apuntado que en la actualidad hay 68’5 millones de personas refugiadas en el mundo y tres millones y medio de solicitantes de asilo.

Sobre la recién acogida de España a las 630 personas migrantes del buque ‘Aquarius’, ha considerado que “es un gesto de solidaridad, pero no hace sino poner negro sobre blanco en la política de cierre de fronteras, de dificultades para los solicitantes de asilo o para obtener la protección internacional”.

“Ahora se está hablando también incluso de externalizar fronteras y crear campos fuera de la Unión Europea”, ha señalado, para advertir que la decisión del cierre de puertos del Gobierno italiano respecto al citado buque es “un incumplimiento gravísimo de los compromisos internacionales”.

Respecto al término “efecto llamada”, para Galparoso “no tiene ningún sentido y es horrendo”, ya que “a un sirio, a un afgano o a un sudanés del Sur no hace falta que le llame nadie”.

“Si estás viendo que van a bombardear tu casa, no hay ningún efecto llamada, hay una decisión motivada por la urgencia”, ha recalcado e incidido en que también influye “la violación sistemática del derecho humano a vivir en paz y libertad”.

Así, ha sostenido que “las explicaciones de efecto llamada no son verdaderas ni se ajustan a la legalidad” y, ha afirmado, que “a lo mejor” se debe plantear “si el que está en crisis es el continente europeo”.

A juicio del periodista y miembro de Médicos Sin Fronteras, Igor García, en la actualidad existe “una cronificación de muchas guerras y conflictos” y se están “desarrollando fronteras herméticas”.

“Hay una criminalización de la ayuda humanitaria”, ha advertido, para añadir que “se está hablando” de las personas desplazadas y los refugiados, en referencia a los medios de comunicación, pero que existen “contextos silenciados y colectivos que no pueden desplazarse”.

Por su parte, Manuel Martorrel ha explicado que el pueblo kurdo está “luchando” y “realiza un gran esfuerzo” para recuperar situaciones de convivencia.

Ha apostado por “ir a las causas del problemas” y, en este sentido, ha manifestado que la ciudadanía ve la cuestión de las personas refugiadas como “si no tuviera responsabilidad”, pero, ha dicho, se participa “de forma indirecta en la creación” de los mismos.

La presidenta del Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznárez, ha apuntado que “la militarización de las fronteras nunca ha evitado que la gente venga, solo ha producido que la gente muera y sufra muchísimo más”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los riesgos de la solidaridad: advierten de la “criminalización” de la ayuda humanitaria en el Día del Refugiado