• jueves, 16 de septiembre de 2021
  • Actualizado 13:12

 

 
 

El llamamiento del rector de la UN ante Chivite para trabajar unidos sin apartar lo privado

El rector de la Universidad de Navarra, Alfonso Sánchez-Tabernero, se ha pronunciado así durante el acto de apertura oficial del curso 2021-2022.

Acto de acto de apertura oficial del curso 2021-2022 en la Universidad de Navarra. En el centro, el rector Alfonso Sánchez-Tabernero.
Acto de acto de apertura oficial del curso 2021-2022 en la Universidad de Navarra. En el centro, el rector Alfonso Sánchez-Tabernero.

El rector de la Universidad de Navarra, Alfonso Sánchez-Tabernero, ha apostado este viernes, durante el acto de apertura oficial del curso 2021-2022, por "trabajar unidos" en la Comunidad foral desde el ámbito público y privado en materias educativas y sanitarias, para prestar un mejor servicio a los ciudadanos.

A este acto, que por primera vez se ha celebrado en el Teatro del Museo del centro académico, han asistido unas 300 personas, entre los miembros del Pleno de la Junta de Gobierno, las primeras autoridades navarras, encabezadas por la presidenta María Chivite, y una representación de profesores de las distintas facultades y escuelas.

El rector se ha referido en su discurso a algunas ideas que han iluminado las decisiones estratégicas de la Universidad de Navarra en los últimos años. "Tener prioridades claras, profesionales comprometidos y amigos excelentes" son en su opinión los tres pilares sobre los que construir un "edificio sólido".

La actividad universitaria exige, a su juicio, "un entorno libre, sin presiones externas ni autocensuras, de modo que sean habituales los debates sobre cuestiones relevantes, en los que el respeto a la opinión contraria es innegociable". De este modo, ha agregado, se evita que "la conversación universitaria se limite a repetir lo que está de moda, o a asumir los dogmas contemporáneos o pasados sin someterlos a crítica".

"En la Universidad todos deben sentirse libres, respetados y apreciados. Las diferencias de criterio y perspectiva no separan a unos de otros: al revés, enriquecen la vida en el campus", ha afirmado.

Tras las prioridades, un segundo elemento básico para avanzar es el compromiso de los profesionales, ha señalado Sánchez-Tabernero, quien ha destacado el esfuerzo de los 6.300 empleados del centro académico durante la pandemia, tanto de los profesionales de la Clínica, que "han demostrado el carácter vocacional de su trabajo al servicio de los pacientes" como del personal de administración y servicios, y de profesores e investigadores.

Por último, ha dicho, los amigos constituyen el tercer factor que garantiza la capacidad de respuesta en los momentos difíciles: "Cultivar la amistad, compartir los sueños, interesarse por los proyectos ajenos, sumar fuerzas, buscar puntos de encuentro, detectar aspiraciones comunes... ese es el modo de llegar lejos".

El rector de la Universidad de Navarra ha terminado su discurso mirando al futuro: "Siempre en la Universidad lo mejor está por llegar" y cada día "nos asombran hechos maravillosos y esperados".

Una de esas realidades sorprendentes, ha subrayado, ha sido el comportamiento de los estudiantes durante la crisis sanitaria: "En un contexto tan arduo han mostrado su madurez y su sentido de responsabilidad; han afrontado la adversidad con determinación y buen humor; y han convertido las dificultades en oportunidades de crecer y aprender".

Al acto han asistido las principales autoridades navarras, entre ellas la presidenta María Chivite; el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde; el alcalde de Pamplona, Enrique Maya; el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti; y el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, Joaquín Galve, entre otros.

El acto de apertura se ha iniciado con la lectura de la memoria por parte del secretario general de la Universidad, Jesús María Ezponda, quien ha comentado que en el curso 2020-2021 el centro docente contó con un total de 8.924 alumnos de grado, 2.779 de máster y 1.076 de doctorado (12.779 en total).

En total, la Universidad contó con 1.175 docentes, 912 de ellos en Pamplona, 118 en Madrid y Barcelona y 145 en San Sebastián. Se impartieron 37 grados (14 grados dobles y 13 bilingües), 40 programas máster y 19 programas de doctorado.

La Universidad contó con 3.801 alumnos internacionales procedentes de 108 países, lo que representó el 27,4 % del alumnado. Se mantuvieron 459 convenios con universidades de 55 países.

A continuación, el profesor de la Facultad de Teología César Izquierdo ha impartido la lección inaugural, titulada "La risa de Sara. Teología y humor". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El llamamiento del rector de la UN ante Chivite para trabajar unidos sin apartar lo privado