• lunes, 15 de agosto de 2022
  • Actualizado 15:47
 
 

SOCIEDAD

Recién nacidos en Ucrania salen adelante gracias a los alumnos de un colegio de Pamplona

Los alumnos del centro de Pamplona están fabricando cunas climatizadas para los hospitales ucranianos. 

Enfermeras con las cunas de Ucrania. CEDIDA
Enfermeras con las cunas de Ucrania. CEDIDA

La guerra en Ucrania está haciendo que se produzcan partos prematuros en diferentes lugares del país. Para ayudar en esta situación, alumnos de Formación Profesional (FP) de centros salesianos están fabricando cunas climatizadas para los hospitales ucranianos.

En este mes, y a través del Clúster SOS Ucrania de Navarra, llegarán diez de estas cunas, cuatro de las cuales ya están siendo utilizadas en hospitales de Kiev y Mykolav. Los facultativos ucranianos las están usando ya en sus hospitales y valorando de estos dispositivos, especialmente, la fototerapia y que puedan ser fácilmente transportables

Una de las cunas de Ucrania. CEDIDA
Una de las cunas de Ucrania. CEDIDA

Alumnos de ocho centros de FP salesianos de España, de los ciclos de Grado Superior de Mecanizado, se encargan de construir las cunas que han sido diseñadas por la ONG Medicina Abierta al Mundo. “Para nosotros es una satisfacción trabajar en la construcción de estas cunas para los bebés prematuros. Aprendemos a trabajar con nuevos materiales y nos sentimos útiles”, afirmaban los jóvenes alumnos en el momento de la entrega de las mismas.

4 cunas en marcha

Hospitales de Mykolav y de Kiev han sido los primeros en recibirlas. El convoy humanitario del Clúster SOS Ucrania en Navarra, con la ayuda de la Asociación Alas de Ucrania, se encargará de que otras cunas llegue a hospitales de Zaporizhia y Lykolaiv. Desde Ucrania ya se han solicitado otras 50 unidades.

Este proyecto está siendo posible gracias a la solidaridad de diferentes entidades que apostaron por el programa en junio. Entre ellas el club deportivo Mulier, Farmacéuticos Sin Fronteras y el IMQ de Asturias.

Cunas que salvan vidas

El proyecto Cunas que salvan vidas, para bebés prematuros, se iniciaba el curso pasado con una colaboración entre Salesianos Pamplona, Medicina abierta al Mundo y Ayuda Contenedores, al que se sumaron siete centros salesianos de FP. Antes de iniciarse la guerra de Ucrania, ya se habían enviado una veintena de estos dispositivos a países de África y América.

Pablo Sánchez, el joven ingeniero que ha participado en el diseño de las cunas, señalaba que la demanda es grande desde diferentes lugares y por esto se seguirán construyendo durante el próximo curso. La ONG Medicina abierta al Mundo ha creado la idea, diseñado el prototipo y construido las primeras cunas, “pero los centros salesianos se han convertido en el músculo del proyecto”, señalan desde la entidad.

Muchas empresas se han interesado por aportar su grano de arena a través de la donación de materiales, o la fabricación de pequeñas piezas de las cunas a mayor escala que lo que un centro educativo puede ofrecer. Es el caso de la colaboración de M Torres que aporta la impresión en 3D de pequeñas piezas para completar el dispositivo. Y el caso de la empresa Moshy que ha donado las fundas de los pequeños colchones de las cunas. Además, el proyecto cuenta con el apoyo de la Caixa a través de la iniciativa FPDualiza.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Recién nacidos en Ucrania salen adelante gracias a los alumnos de un colegio de Pamplona