SOCIEDAD

Los defensores de los agresores del 'caso Alsasua' presentan un plan contra la violencia machista

Sortu, LAB y Ernai protestaron por la detención de los agresores después de que éstos golpearan a dos guardias civiles y a sus parejas.

Ernai se manifiesta en rechazo a la sentencia por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua. PABLO LASAOSA
Ernai se manifiesta en rechazo a la sentencia por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua. PABLO LASAOSA  

Sortu, LAB y Ernai han actualizado el protocolo de la izquierda abertzale para la gestión de los casos de violencia machista, basado en la prevención, la formación y la reflexión colectiva.

El protocolo, explican estas organizaciones en un comunicado, fue puesto en marcha hace ya 20 años, en el marco del Proceso Feminista de la izquierda abertzale, y ahora ha sido actualizado "gracias a un largo y intenso proceso de casi dos años, en los que hemos contado con la colaboración permanente de personas expertas en violencia machista".

Se trata, indican, de "una herramienta que se enmarca dentro de un plan feminista más general para hacer frente a la violencia machista; una herramienta basada en la prevención, la formación y la reflexión colectiva, cuyo objetivo último es convertir a la izquierda abertzale en un espacio libre y cómodo, sin violencia machista".

Según destacan, el protocolo "pretende llevar a cabo una gestión coherente y colectiva ante las agresiones producidas, en clave transformadora y reparadora, huyendo de actitudes punitivas".

En este sentido, han trazado un proceso con tres vértices frente a cada agresión: la primera tiene en cuenta a la persona agredida y sus necesidades; la segunda explora la disposición de la persona que ha cometido la agresión para iniciar el camino del "reconocimiento y deconstrucción"; y la tercera es la referente al trabajo y reflexión colectiva a realizar en la comunidad cercana.

Sobre la base de estos tres ejes, cada caso de violencia machista contará con un procedimiento propio. Todo proceso se fundamentará en "situar en el centro a la persona agredida, en la gestión responsable de la confidencialidad y la información, en la proporcionalidad y en las garantías", subrayan.

"Para que este camino que estamos recorriendo resulte efectivo, es importante subrayar que el mismo se basa en el compromiso adquirido por estas organizaciones. Un compromiso que no sólo es de sus direcciones y estructuras, sino del conjunto de sus miembros, para lo cual se ha puesto en marcha un proceso de formación feminista", aseguran. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los defensores de los agresores del 'caso Alsasua' presentan un plan contra la violencia machista