SOCIEDAD

Acusan a la policía de xenofobia por una redada en una discoteca de Tudela que acabó con 7 detenidos

La actuación, con agentes de Policía Foral, Municipal y Nacional, buscaba inspeccionar distintos ámbitos como consumo de estupefaciente, presencia de menores, ley de tabaco, extranjería, así como la prevención de altercados.

Coches de las policías con presencia en Navarra controlan una discoteca de la capital ribera. CEDIDA
Coches de las policías con presencia en Navarra controlan una discoteca de la capital ribera. CEDIDA

SOS Racismo Navarra ha presentado sendas quejas ante el Gobierno Foral, el Ayuntamiento de Tudela y la delegación del Gobierno por una actuación policial en la capital ribera el 1 de diciembre por entender que "puede ser contraria a la dignidad de las personas y propagadora de actitudes xenófobas".

Por eso solicitan que se adopten "las medidas necesarias para corregir los criterios de intervención" de los diferentes cuerpos policiales, a fin de erradicar de su práctica este tipo de actuaciones.

La actuación fue llevada acabo conjuntamente por la Policía Foral, la Policía Municipal de Tudela y la Policía Nacional en la madrugada del 1 de diciembre en una discoteca.

En su queja SOS Racismo recoge que, a través de los medios de comunicación, lo sucedido se difundió como una redada en una discoteca en la que participaron 43 agentes que acabó con siete personas detenidas por infracciones relacionadas con la ley de extranjería y tres actas de aprehensión de drogas.

El dispositivo, añade, se realizó con el fin de inspeccionar el cumplimiento normativo en distintos ámbitos de la seguridad ciudadana y de las actividades recreativas como el aforo permitido, consumo de estupefacientes, presencia de menores, ley de tabaco, extranjería, así como la prevención de altercados y molestias en la vía pública.

Para SOS Racismo "mezclar como objetivo de una redada policial la seguridad ciudadana (consumo de drogas, prevención de altercados) con cuestiones relacionadas con la Extranjería (identificación y/o detención de personas en situación administrativa irregular) contribuye a propagar el racismo social, además de criminalizar a dicho sector de población".

En es sentido, apunta que se pretende "construir un imaginario colectivo basado en prejuicios, que vinculan factores como la extranjería con la inseguridad ciudadana o la comisión de delitos".

En ese caso en concreto, según SOS Racismo, "se está transmitiendo a la opinión pública es que en una redada policial por motivos de seguridad ciudadana han sido detenidas siete personas por el hecho de ser extranjeras".

A su entender, "tal y como aparece redactado en la prensa, uno de los objetivos de dicha operación era detectar la presencia de personas en situación irregular", por lo que supone que se realizaron identificaciones con tal fin, lo que les parece "totalmente ilegítimo".

"Los denominados 'controles de extranjería', son en la práctica identificaciones policiales por perfil étnico, lo cual no sólo es un hecho contrario a lo dispuesto en la ley, sino que además ha sido declarado ilegal, contrario a la dignidad de las personas y propagador de actitudes xenófobas", asevera la organización, que concluye demandando medidas que corrijan esos criterios de intervención. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Acusan a la policía de xenofobia por una redada en una discoteca de Tudela que acabó con 7 detenidos