• martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 17:22

 

 
 

SOCIEDAD

Navarra revisará más de 1.400 puentes para conocer su estado de conservación y planear nuevas obras

La agrupación de empresas Fhecor Sertecna llevará a cabo los trabajos de asistencia técnica para el mantenimiento y actualización del inventario de puentes.

Imagen del puente del río Arga a su paso por Ororbia. ARCHIVO
Imagen del puente del río Arga a su paso por Ororbia. ARCHIVO

El departamento de Cohesión Territorial, a través de la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras, revisará durante los próximos cuatro años más de 1.400 puentes de toda Navarra para conocer su estado de conservación.

La agrupación de empresas Fhecor Sertecna llevará a cabo los trabajos de asistencia técnica para el mantenimiento y actualización del inventario de puentes desde este 2021 a 2024 con un presupuesto total de 528.165 euros.

El trabajo, según detalla el Gobierno Foral, consiste en la inspección anual de, como mínimo, 350 puentes para conocer su estado actual y organizar y jerarquizar las obras de conservación. Al respecto indica que se atenderá un criterio riguroso del estado de conservación en que se encuentran estas estructuras y el chequeo comenzará por los que presenten daños de mayor relevancia.

Navarra cuenta con 1.686 de estas infraestructuras de más de 3 metros de luz que suman en total 45,6 kilómetros y representan el 1,19% de la longitud total de la red de carreteras de la Comunidad, aunque su importancia los convierte en un paquete de infraestructuras críticas dentro de ésta.

El puente más largo de Navarra se encuentra en Marcilla, sobre el río Aragón, (NA-660, Venta de Arlás-Cadreita pk 6+800) y tiene una longitud de 485,6 metros.

Además, dos puentes se elevan a los 78 metros de altura, el viaducto de Marín, en Almandoz (N-121-A Pamplona-Behobia pk 36+300) y el de Astomela, en Areso (A-15. Autovía de Leitzaran, pk 136+100).

La singularidad de estas estructuras en el conjunto de toda la red, la variedad en sus tipologías y los posibles deterioros que puede presentar el estado de puentes y viaductos, requieren una actualización constante que permita ordenar las intervenciones de conservación en función de un abanico de parámetros técnicos y económicos.

Además de la revisión anual y actualización continua del Sistema de Gestión de Obras de Paso (SGOP) ya implantado, el contrato contempla, entre otras acciones, la incorporación digitalizada en el sistema de obras de paso, de la documentación escrita y gráfica, y de los datos de archivo de que dispone el Gobierno de Navarra.

Asimismo contempla la actualización de la base de datos de la aplicación derivada de modificaciones administrativas en la nomenclatura o kilometrajes; inspecciones principales sobre la totalidad de los puentes que se hayan ejecutado con posterioridad a la toma de datos y entrega del inventario inicial, entre otros; o la elaboración de unas fichas de inventario y de inspección, de formato y contenido similar a las incluidas en el SGOP actualmente disponible por el Servicio de Conservación.

El contrato incluye también la actualización continua e ininterrumpida de la aplicación informática que permita gestionar adecuadamente el paso de transportes especiales por la red de carreteras para regular los itinerarios más convenientes o limitar el paso por aquellas estructuras que puedan verse afectadas por dichos transportes y la formación al personal del Servicio de Conservación.

A ello se suma la realización de inspecciones especiales sobre aquellos casos especialmente urgentes detectados y elaboración de informes de éstas; o el establecimiento de un plan de inspección anual de 350 puentes (1.400 estructuras en los 4 años de contrato) del total de los puentes.

Dentro de los puentes a revisar anualmente, figurarán obligatoriamente 5 puentes sobre ríos, cuya cimentación deberá ser examinada al menos visualmente por la asistencia técnica, al objeto de emitir un informe del estado de su cimentación (estribos y pilas), valorando aspectos como la socavación o integridad estructural.

Con el fin de asegurar la objetividad de la inspección, se definirán los daños y deterioros a partir de un catálogo que identifique claramente síntomas, causas y eventuales concomitancias con otros daños, explicando asimismo su importancia y posible evolución. Ese catálogo, ya disponible, será revisable y objeto de continua actualización.

Los resultados de las inspecciones principales se reflejarán en las fichas de inspección, calificando los daños que se detecten según los criterios establecidos anteriormente. El estado actual de cada estructura se plasmará en uno o varios indicadores numéricos que califican el estado de conservación de las mismas.

La implantación de un sistema de gestión de los puentes de la Red de Carreteras ha permitido identificar la naturaleza de las cerca de 1.600 estructuras, los problemas que los aquejan, determinar las prioridades de actuación para asegurar que las prestaciones de las obras de paso se mantienen por encima de los umbrales de seguridad estructural y de los usuarios. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra revisará más de 1.400 puentes para conocer su estado de conservación y planear nuevas obras