• martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 20:25

 

 
 

SOCIEDAD

'Casa, ciudad, memoria': el proyecto que reúne el testimonio de residentes de la MECA

El proyecto ha recibido el apoyo del Ayuntamiento de Pamplona y de FARPLUS y será la empresa Labrit Patrimonio la encargada de recoger las historias de estas catorce personas.

La Casa de Misericordia de Pamplona presenta “Casa, ciudad, memoria", el inicio de un proyecto de salvaguarda de la historia de Pamplona del siglo XX, a través de los testimonios de sus residentes. PABLO LASAOSA
La Casa de Misericordia de Pamplona presenta “Casa, ciudad, memoria", el inicio de un proyecto de salvaguarda de la historia de Pamplona del siglo XX, a través de los testimonios de sus residentes. PABLO LASAOSA

Carmen Pérez y María Ángeles Erro tienen 95 y 91 años, son residentes de la Casa de Misericordia de Pamplona, y mediante su testimonio y el de otras doce personas se pretende salvaguardar la historia de Pamplona del siglo XX.

María Ángeles asegura que la ciudad ha cambiado "mucho" y es consciente de ello ya que ha vivido en la calle Santo Domingo durante 85 años: "Siempre he vivido en Santo Domingo y no me he querido ir nunca. Y he tenido para irme porque mi marido trabajaba en IMENASA y nos podíamos ir a unas casas, pero yo no quise", afirma.

El proyecto 'Casa, ciudad, memoria/Etxearen eta hiriaren memoria' es una experiencia piloto basada en la compilación audiovisual de historias como la de María Ángeles Erro, pamplonesas que han vivido la transformación social, económica, política y tecnológica en Pamplona a lo largo del pasado siglo.

El proyecto, que ha sido presentado este miércoles en la Casa de Misericordia, ha recibido el apoyo del Ayuntamiento de Pamplona y de FARPLUS. Será la empresa Labrit Patrimonio la encargada de recoger las historias de estas catorce personas.

María Ángeles Erro reconoce que cada vez que puede se "escapa a ver la calle" y asegura que el recuerdo que tiene de la ciudad es muy diferente. "En el Museo de Navarra estaban los presos cuando la guerra, luego pusieron el Museo de Navarra y luego las Dominicas, en tiempos dicen que entraban las caballerías y que había pesebres en la calle", cuenta.

Carmen Pérez conoce bien la MECA ya que vivió en ella de niña y también lo hace ahora: "Me quedé sin padres muy pequeña y los parientes se hicieron cargo de nosotras. Teníamos un tío en la junta de la MECA y su mujer, muy mandona, acertó que nuestro sitio era este. Con que nada, aquí mi hermana y yo pasamos aquí nuestra niñez y juventud hasta la hora de trabajar", narra Carmen.

Esta residente de la MECA asegura que ha tenido "mucha suerte" porque le pusieron "muchas facilidades para estudiar". "Hice bachiller en el instituto y luego hice magisterio, pero no trabajé de maestra más que un curso porque daba también clase a los nietos de José María Unzu, del comercio UNZU, y me ofreció trabajar de administrativa en su tienda y ahí estuve toda una vida", cuenta.

Esta misma semana comenzarán las grabaciones y antes de final de año está previsto que se presente al público. El objetivo es la apuesta por la transmisión de la cultura e identidad local a través de la puesta en valor del legado cultural inmaterial que tienen las personas mayores.

Según ha explicado Itziar Luri, de Labrit Patrimonio, "la diversidad de perfiles seleccionado en base a criterios de equidad y representatividad, de diferentes ámbitos sociales, culturales y laborales, contribuirá a configurar la historia oral de la ciudad".

La vida en los barrios de Pamplona, su urbanización y dotaciones, los centros de enseñanza y los oficios artesanos son algunos de los aspectos que quedarán reflejados en el estudio. La política y la historia reciente, la posguerra y la transición también serán analizados en estos testimonios, además de los Sanfermines y los deportes.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
'Casa, ciudad, memoria': el proyecto que reúne el testimonio de residentes de la MECA