SOCIEDAD

Más de 4.300 personas han sido atendidas en Navarra por un programa que trata de hacer más fácil el final de su vida

El proyecto, que también tiene como objetivo ayudar a familiares, ha celebrado este miércoles su décimo aniversario en la Comunidad foral.

La Caixa hace balance de los 10 años del programa de atención al final de la vida en Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
La Caixa hace balance de los 10 años del programa de atención al final de la vida en Navarra. IÑIGO ALZUGARAY

El programa para la atención integral a personas con enfermedades avanzadas de La Caixa ha cumplido sus primeros diez años de trayectoria en Navarra atendiendo a un total de 4.389 personas en situación de enfermedad avanzada y a 7.721 familiares.

Se trata de un programa "especial, consolidado y muy necesario", que hace diez años supuso "una iniciativa pionera que ha ido evolucionando hasta convertirse en un sólido modelo de atención sociosanitaria, que, además, cuenta con el beneplácito de la comunidad científica internacional y de los principales referentes en cuidados paliativos".

En la Comunidad foral, el programa actúa en el hospital San Juan de Dios de Pamplona, el Complejo Hospitalario de Navarra, la Unidad Asistencial de San Juan de Dios en Tudela y en cinco equipos de atención domiciliaria, a través de un equipo de atención psicosocial perteneciente al hospital San Juan de Dios. El equipo está formado por cinco psicólogos.

Con motivo del décimo aniversario de la puesta en marcha de este programa, la sede central de CaixaBank en Pamplona ha acogido una rueda de prensa en la que han participado la directora del Área de Pobreza y Salud de la Fundación Bancaria La Caixa, Montse Buisán; el director científico del programa, Xavier Gómez-Batiste; la directora territorial de CaixaBank en Navarra, Ana Díez Fontana; y la directora gerente del hospital San Juan de Dios de la capital navarra, Patricia Segura. También han estado presentes tres personas atendidas por el programa.

Según han detallado los responsables de La Caixa, el programa para la atención integral a personas con enfermedades avanzadas nació con el propósito de proporcionar apoyo "emocional, social y espiritual" a las personas y a sus familiares en el final de la vida. En la Comunidad foral, el programa se desarrolla de la mano del hospital San Juan de Dios, "referente en el tratamiento de este tipo de cuidados".

Esta iniciativa está implantada en todo el país a través de una red de equipos de atención psicosocial y proporciona a enfermos y familiares una atención "cálida y personalizada", que "complementa la labor que las unidades de cuidados paliativos realizan en hospitales y domicilios".

MÁS DE MIL VOLUNTARIOS

A nivel nacional, el programa se implementa en 128 hospitales y en 133 unidades de apoyo domiciliario, a través de 42 equipos formados por psicólogos, trabajadores sociales, enfermeros, médicos, agentes pastorales y voluntarios. Además, cuenta con más de 1.000 voluntarios.

Los responsables del programa y de la Fundación La Caixa han puesto de relieve que, según la primera evaluación científica del programa, la atención psicosocial ofrecida responde a las necesidades de los enfermos y mejora en el 90% los síntomas a nivel anímico y psicológico.

Además, el estudio establece que el 92% de las personas enfermas califican de "excelente" o "muy buena" la atención recibida, y cerca del 90% aseguran que han podido resolver temas pendientes, la mayor parte vinculadas a la comunicación y la relación con la familia y el entorno, gracias a este apoyo.

Para celebrar el décimo aniversario del programa, este miércoles se ha celebrado un acto en el Planetario de Pamplona, en el que se ha rendido homenaje a los profesionales, expertos, familiares y voluntarios que lo desarrollan y participan en él, especialmente a aquellas personas que han fallecido, pero "forman parte de nuestra vida". En el encuentro se han compartido experiencias, aprendizajes y herramientas para afrontar el tramo final de la vida y la etapa de duelo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Más de 4.300 personas han sido atendidas en Navarra por un programa que trata de hacer más fácil el final de su vida