PREMIUM  SOCIEDAD

Aumenta nueve puntos el porcentaje de personas que tienen problemas con su compañía telefónica

La subida de tarifas (42%) o recibos "excesivos o incorrectos" son los desacuerdos más habituales, según Irache.

Una mujer escribe un mensaje a través de su teléfono móvil. ARCHIVO.
Una mujer escribe un mensaje a través de su teléfono móvil. ARCHIVO.  

El porcentaje de personas que tienen problemas con su compañía telefónica ha subido nueve puntos en el último año, del 24% al 33%, según indica una encuesta encargada por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache. Por edades, los que en mayor medida tienen problemas son las personas de mediana edad, de entre 30 y 65 años.

Los desacuerdos más habituales están relacionados con las facturas: muchos consumidores consideran que les han subido la tarifa respecto a lo que había contratado (42% de los que han tenido problemas) o afirman directamente que los recibos son "excesivos o incorrectos" (36%).

En este sentido, Irache ha aconsejado no contratar por vía telefónica, que es la más utilizada por las compañías ya que "muy habitualmente el comercial promete condiciones muy atractivas, tarifas muy bajas, que posteriormente no se cumplen". La asociación ha señalado que "lo que vale como contrato es la llamada verificadora que se produce después y en ella no siempre se reflejan las condiciones prometidas por el comercial".

Irache ha advertido, además, de un "repunte" en pagos a terceros que el consumidor asegura que no se han contratado, una cuestión que afecta al 25% de las personas que han tenido problemas relacionadas con la telefonía.

El 25% de los que han tenido problemas dicen que les han cobrado por servicios no contratados. En este punto, se están dando un nuevo repunte de pagos a terceros que el consumidor asegura que no se han contratado. Suelen tratarse de servicios de tarificación adicional, sobre todo de mensajería Premium, "que el consumidor puede restringir en su contrato".

También se han cobrado conexiones a internet que el consumidor asegura que no ha realizado, sobre todo en personas que no tienen tarifa plana para este servicio y que pagan por cada conexión.

En cuarto lugar se sitúan las personas que se quejan por la "mala calidad del servicio, fundamentalmente por interrupciones o falta de cobertura". Una situación que "se da con más frecuencia en zonas rurales". También ha habido problemas con el cambio de domicilio, sobre todo cuando el servicio de internet por cable va incluido. Aunque la compañía asegura que se va a continuar con el servicio en la nueva vivienda sin ningún cambio, al llegar a su nueva casa los usuarios no lo tienen.

Los siguientes motivos de queja con las operadoras son el incumplimiento de las condiciones o la falta de información (15% y 12%, respectivamente). En este sentido, Irache ha destacado que "es fundamental no firmar hasta tener todas las condiciones por escrito y conservarlas para cualquier posible problema".

Tras ellos, los clientes se quejan de las dificultades para conseguir la baja de la compañía. "Con demasiada frecuencia, los consumidores ven cómo no consiguen abandonar una compañía, pese a haberlo solicitado en varias ocasiones, les siguen cobrando importes o les facturan permanencias", ha criticado la asociación que ha recomendado "solicitarlo por escrito, para poder reclamar el cambio en plazo y condiciones".

En cuanto a la permanencia, "debe haber sido aceptada expresamente en el contrato y sólo se puede aplicar proporcionadamente al tiempo que quede por cumplir", ha indicado Irache que, sin embargo, ha detectado la aplicación de penalizaciones "injustificadas o aplicadas de forma desproporcionada". También hay dificultades para devolver los router u otros aparatos una vez que el cliente se ha ido a otra compañía que, en ocasiones, puede suponer el cobro de más de cien euros.

Por todas estas cuestiones, Irache ha recomendado a los consumidores "tomarse un tiempo antes de aceptar un contrato de telefonía, pedir las condiciones por escrito y poder estudiarlas detenidamente, si es necesario con asesoramiento". "Asimismo, para cualquier gestión conviene comunicarse con la operadora de forma fehaciente, de forma que se pueda demostrar la gestión efectuada", ha añadido.

Asimismo, ha animado a los afectados a denunciar "las prácticas abusivas de las que ha sido víctima" para "restituir sus derechos".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Aumenta nueve puntos el porcentaje de personas que tienen problemas con su compañía telefónica