SOCIEDAD

El primer nacido en Pamplona en el 2020 no es pamplonés: Ibai cuenta las horas para conocer a su hermano en Carcastillo

La pareja formada por Gloria Amadoz y Ángel Zubiría esperaba a su segundo hijo para el próximo 6 de enero.

Gloria Amadoz y Ángel Zubiría, con Ibai, el primer niño nacido en Pamplona en el 2020. MIGUEL OSÉS
Gloria Amadoz y Ángel Zubiría, con Ibai, el primer niño nacido en Pamplona en el 2020. MIGUEL OSÉS  

El primer pamplonés de este 2020 no es pamplonés. Ibai Zubiría Amadoz ha nacido este miércoles 1 de enero a las 2 de la mañana (solo 20 minutos más tarde que el primer navarro, Marcos, hijo de los cirboneros Guely Lucana Nuñez y Alfonso Manzano Pons, y que ha nacido en el hospital Reina Sofía de Tudela), pero ya cuenta las horas para descubrir su casa en Carcastillo, en donde viven sus padres.

Gloria Amadoz Carretero, de 36 años y empleada en una asesoría, y Ángel Zubiría Carrasco, de 34 y trabajador de una fundición, esperaban a su segundo hijo como regalo de los Reyes Magos, pues ella salía de cuentas el día 6 de enero.

Sin embargo, el pequeño Ibai ya tenía ganas de venir al mundo y el martes, el último día del año, obligó a sus progenitores a subir por la mañana hasta el Complejo Hospitalario de Navarra. "Me miraron los médicos, pero, como estaba todavía con contracciones irregulares, me mandaron a casa. Estuve toda la tarde mal, así que volvimos a subir. Me ingresaron a las 20.30 horas", relata Gloria.

A su lado, Ángel, sosteniendo en brazos a su hijo, confiesa que en esos momentos ya vieron que podía ser el primer navarro, aunque también el último, cosa que no querían. "Preferíamos que naciera en enero, porque después, si no, se llevan mucha diferencia en la guardería. Puede parecer que no, pero es un mundo. Así que mejor que sea de los mayores que no de los pequeños", apunta.

Al regresar al hospital, los planes de Nochevieja cambiaron. Pensaban cenar con la familia materna, pero el banquete tuvo que quedarse a un lado para estos dos vecinos de Carcastillo, que dejaron a su primer hijo con la abuela, que ya tenía preparada toda la cena de una fecha tan señalada.

Ibai se despereza ante la atenta mirada de sus padres en la planta de maternidad del Complejo Hospitalario de Navarra. MIGUEL OSÉS

Tras las primeras horas de vida de su hijo, ambos explican que ha sido un niño muy bueno: "Ha estado todo el rato muy tranquilo. De hecho, solo lo hemos oído llorar cuando nació. El parto fue muy bien, ya que no fue muy largo, así que hemos podido descansar y dormir a ratos".

"SE PARECE UN MONTÓN A SU HERMANO"

Ibai ha nacido con un peso de 3,360 kilos y 50 centímetros de altura. Aunque sus dimensiones son todavía muy reducidas y la forma de la cara le irá cambiando, Ángel ya le ve parecidos. "Se parece un montón a su hermano", sentencia.

El otro protagonista de la casa de esta pareja, de nombre Izan y que nació hace poco más de tres años (en septiembre), ya tiene muchas ganas de conocer a su futuro compañero de juegos. "Los últimos días no paraba de decir 'el tato, el tato', aunque él lo llama Ebay, como el nombre de la página de compra-venta en internet", ríe el padre.

No falta mucho para que ambos puedan verse las caras el uno al otro y darse las primeras caricias y besos. "No sé si podrán subir este jueves para que conozca a su hermano. Si no, lo conocerá al día siguiente, cuando bajemos", dice Gloria. Este miércoles, de todas formas, ya le han hecho una videollamada para que, al menos, pudiera ver al bebé.

Gloria Amadoz y Ángel Zubiria, junto al pequeño Ibai. MIGUEL OSÉS

Además del regalo de una nueva vida y un nuevo miembro de la familia, Ibai le comportará a su padre más días de baja de paternidad para poder compartir el tiempo con su pequeño. "Nos enteramos del cambio hace nada, el día 30 -expone Ángel-, porque nosotros pensábamos que iba a tener 12 semanas, pero nos dijeron que Navarra lo había adelantado y que tendré 16 semanas".

SIN COMPLICACIONES

Una alegría para ambos, que contrasta enormemente con la situación que vivieron cuando nació su primer hijo. Entonces, Ángel solo pudo disfrutar de 13 días de baja de paternidad.

No obstante, lo más importante es que el parto ha resultado sin complicaciones y que el nuevo año 2020 ha llegado de la mejor manera posible, con una criatura más a la que querer y de la que disfrutar mientras crece.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El primer nacido en Pamplona en el 2020 no es pamplonés: Ibai cuenta las horas para conocer a su hermano en Carcastillo