• jueves, 08 de diciembre de 2022
  • Actualizado 15:04
 
 

SOCIEDAD

La imagen de San Fermín que guía 250 toneladas de ayuda humanitaria a la frontera ucraniana

El clúster SOS Ucrania, creado en Navarra, ha enviado el primer convoy con seis camiones con destino a Polonia, para ayudar a los desplazados por la guerra.

Salida de un convoy de ayuda humanitaria del cluster 'SOS Ucrania' en dirección a la frontera entre Polonia y Ucrania. PABLO LASAOSA
Salida de un convoy de ayuda humanitaria del cluster 'SOS Ucrania' en dirección a la frontera entre Polonia y Ucrania. PABLO LASAOSA

Una imagen de San Fermín acompaña a los camiones con ayuda humanitaria recogida en Navarra han salido este lunes desde la Ciudad del Transporte en Imarcoain con destino a Polonia, en la frontera con Ucrania, para las personas desplazadas y afectadas por la guerra.

Estos dos vehículos forman parte de un convoy de seis camiones que irán desde Navarra con 250 toneladas de material recogidas a través del clúster SOS Ucrania.

A la salida de los dos camiones de la nave cedida por Lodisna en la Ciudad del Transporte han asistido representantes de las más de 40 entidades instituciones, empresas, cuerpos de seguridad y asociaciones que forman parte de este clúster, puesto en marcha para canalizar la ayuda humanitaria al pueblo ucraniano desde Navarra.

Entre otras asociaciones, forman parte del clúster Alas de Ucrania y Berehynia, que agrupan a personas ucranianas residentes en Navarra, y entidades como SAR-Navarra, Asvona, Farmacéuticos sin Fronteras, el Colegio Oficial de Enfermería de Navarra o A-Gloss. Además, al acto han asistido el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y el presidente de UPN y portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza.

Los dos camiones han partido en dirección a Medyka, localidad en la frontera con Polonia, y su salida ha estado precedida por la bendición del convoy por parte del párroco de San Lorenzo, Javier Leoz, acto que ha estado acompañado por una imagen de San Fermín.

Después de estos dos camiones, horas más tarde salía un tercero, por lo que son seis los enviados en total por el clúster SOS Ucrania, ya que otros tres partieron a lo largo de este pasado fin de semana.

El envío consiste principalmente en alimentos, incluidos productos de alimentación infantil, medicamentos, material sanitario, productos de higiene personal y ropa térmica.

Se calcula que las cerca de 250 toneladas de ayuda humanitaria tiene un valor aproximado de 400.000 euros. De manera detallada, se han enviado 97 palés de medicamentos y material sanitario, y 188 de alimentos.

Parte de los alimentos van destinados a la ONG World Central Kitchen (WCK), liderada por el chef José Andrés, que está repartiendo comidas a las personas refugiadas en la localidad polaca de Przemysl.

El resto de ayuda humanitaria va a ser gestionada, una vez que llegue a la frontera entre Polonia y Ucrania, por una fundación polaca de atención a personas refugiadas, y por el Mando Médico Militar ucraniano, con sede en Leópolis, del que dependen hospitales de la región Oeste del país y que recibirá el material sanitario y los medicamentos.

EL CLÚSTER CONTINÚA SU ACTIVIDAD

Con el fin de conocer las necesidades reales de las personas refugiadas que huyen de Ucrania y ponerse en contacto con organizaciones locales para la distribución con garantías de la ayuda humanitaria, tres miembros del clúster se desplazaron la semana pasada hasta la frontera polaca: Roberto Rubio, jefe de operaciones internacionales de SAR NAVARRA, Juan Antonio Castro, voluntario de esta misma ONG, y Lili Shyshkovska, de la asociación Alas de Ucrania.

Asimismo, miembros del clúster han viajado con el convoy que ha partido este lunes de Navarra para supervisar la entrega de los productos y materiales enviados.

Tras este primer envío, el clúster SOS Ucrania continúa su actividad para canalizar la ayuda humanitaria con destino a las personas afectadas por la guerra de Ucrania, si bien la recogida se centra a partir de ahora principalmente en fondos económicos, con el fin de poder adquirir productos y materiales en Polonia y evitar así el coste del transporte.

También se prevé la posibilidad de poner en marcha campañas, de las que se informará, para recoger los productos concretos que resulten más necesarios en cada momento.

Daryna Kosarim, de la asociación Alas de Ucrania, ha dado su agradecimiento a las personas que han colaborado en la recogida. "Dentro de esta nave tenemos muchas cajas pero no son cajas, son corazones, es ayuda de vuestra gente, de nuestra gente, gente que vive en Navarra. Todo esto es el resultado de la colaboración", ha valorado.

Kosarim ha explicado que "el primer paso es siempre muy difícil, pero sólo cuando hacemos el esfuerzo todos juntos podemos conseguir cosas buenas". "Es muy importante seguir ayudando porque la situación no va mejorando. Esperamos que este el primer paso y sigamos ayudando a ucranianos en la frontera, a ucranianos dentro del país, y la gente que llega aquí", ha afirmado.

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, explicado que mantuvo una reunión con distintas asociaciones de personas de Ucrania y con SAR Navarra y "nos pusimos inmediatamente a disposición de esta causa, y cuando vemos este resultado de este convoy no puedo más que estar orgulloso, en nombre de la ciudad de Pamplona y de todas las personas que están colaborando con esta causa".

Maya ha señalado que "a veces estamos un poco hartos de oír la palabra clúster, hay clúster de todo, es una palabra muy manida, y la vez que menos manida está es esta vez". "Clúster significa estar unidos por una causa y este clúster SOS ucrania es un clúster que nos une a todos", ha afirmado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La imagen de San Fermín que guía 250 toneladas de ayuda humanitaria a la frontera ucraniana